24/12/2020
CONTRATOS PRECARIOS

Tierra del Fuego: un laboratorio de la flexibilidad laboral

La provincia de Tierra del Fuego se caracteriza por ofrecer diferentes modalidades de contratación que emplea el Estado provincial y las patronales para precarizar y flexibilizar las condiciones de contratación de los trabajadores, aun contando con beneficios únicos en el país. Se trata de distintosa mecanismos para aumentar la explotación obrera sin necesidad de contraer obligaciones y responsabilidad por parte de los capitalistas.

¿Programas de inserción laboral o precarización laboral a servicio de las patronales?

De las distintas implementaciones, encontramos el recientemente anunciado Programa de Capacitación y Entrenamiento Laboral para las Personas Desempleadas en el Sector Privado (Procel). En el mismo se otorgará una ayuda económica no remunerativa de apenas $15 mil, solventado por el gobierno y las empresas capacitadoras, bajo la modalidad “entrenamiento” laboral, con una carga horaria de 20 horas semanales. El plazo de finalización es de cuatro meses y luego de ello la incorporación queda al arbitrio empresarial, para lo cual el gobierno seguiría aportando al pago salarial durante 8 meses más.

Por su parte, el municipio de Río Grande también cuenta con Acciones de Entrenamiento para el Trabajo. En el mismo, jóvenes son “entrenados” para un puesto laboral específico durante un periodo de entre 3 y 6 meses. Para ello, se les paga a las empresas la mitad del Salario Mínimo, Vital y Móvil y no se establece relación laboral. Todo esto esconde lisa y llanamente más precarización laboral para la juventud, que ante los índices alarmantes de pobreza y desempleo se ven empujados a aceptar estas espurias condiciones de trabajo.

Contratos eventuales y personal discontinuo: modalidades flexibilizadoras que adoptó el Estado

Los trabajadores metalúrgicos fueguinos vienen padeciendo con la modalidad de contrataciones eventuales, la cual rige en la actualidad y solo genera incertidumbre, inestabilidad laboral, desocupación y penurias.

Entre otras artimañas por parte del arco patronal, destaca la modalidad especial discontinua que tuvo homologación del Ministerio de Trabajo de Nación en el año 2010, siendo pactada por la UOM y Afarte (patronales electrónicas), a fin de permitir esta flexibilidad laboral en que solo se tiene la obligación mínima de emplear a los trabajadores, al menos cuatro meses al año, sin ninguna obligación a futuro. Los trabajadores electrónicos y autopartistas, contratados como Personal Permanente Discontinuo (PPD), declaran que no reciben liquidación final y se ven imposibilitados de acceder a programas de asistencia, dado que figuran como activos en la Anses. Asimismo, en lugar de efectivizarlos como planta permanente, muchos son conminados a trabajar por temporadas desde hace 10 años, dando cuenta de la enorme vulnerabilidad a la que son sometidos. Este formato de inestabilidad ha sido replicado actualmente para contratar personal temporario para tareas administrativas en el Concejo Deliberante.

Padecimientos de la clase obrera

La semana pasada, ante la salida vacacional y el cierre de la planta del grupo Mirgor, los contratados de Iatec se manifestaron arguyendo que no tienen fecha de retorno y están en absoluta incertidumbre respecto de su continuidad laboral. En agosto se firmaron alrededor de 350 contratos eventuales. El grupo de Nicolás Caputo, por su parte, envió su informe a la Comisión Nacional de Valores, en donde detalló que las ventas aumentaron y la ganancia neta acumulada se incrementó en un 173% respecto del año anterior. Además de ello, compraron recientemente a Brightstar Argentina y Fueguina. A pesar de las bonanzas que ha acaparado este año, incluso con la emergencia sanitaria en curso, el grupo empresario dice que está “analizando” la situación de los contratados, una absoluta impostura.

La complicidad y entrega de la burocracia

A raíz de estas problemáticas, un grupo de trabajadores realizó presentaciones en los juzgados del trabajo manifestando la inconstitucionalidad de los PPD, lo cual tuvo un primer dictamen favorable, mencionando que se “emplean en forma abusiva a 2.000 fueguinos” y que son “violatorios de derechos”. Ante ello, el secretario adjunto de la UOM Río Grande, Marcos Linares, espetó que esto podría tener un efecto adverso “a la hora de que las empresas decidan contratar nuevos trabajadores” y que la problemática sería meramente la caída de la productividad.

En el mismo tenor, Antonio Caló, que recientemente pasó por la isla acompañando la comitiva de Alberto Fernández, mintió rotundamente de que se habrían generado 7.000 nuevos empleos y que no se produjeron despidos durante la pandemia; lo cual es falso, dado que los puestos de trabajo generados en la industria, según informes oficiales, son alrededor de 1.000 y casi todos bajo contratos precarios, al igual que las cesantías estuvieron a la orden del día mayormente encubiertas como “retiros voluntarios”. También salió a ponderar una paritaria 2020 del 39,6% que apenas supera la inflación acumulada, pero que supone una pérdida ante los dos años de congelamiento salarial en el sector y el régimen de suspensiones con recortes salariales de los que se valió la burguesía local para seguir depreciando el poder adquisitivo. Finalmente, manifestó que habría que pedir “una ley provincial” contra los “contratos basura”, siendo que es la propia dirigencia de la UOM la que avaló y sostiene esa modalidad desde hace una década.

Reivindicaciones y consignas:

Queda en evidencia el rol de la burocracia sindical, que le da la espalda a los trabajadores, opera como agente de las patronales y aprieta para que acepten estos contratos precarios. Denunciamos su carácter propatronal y llamamos a la organización independiente de las bases para luchar por salario, contra despidos, suspensiones y la precarización laboral en todas sus formas.

¡Abajo los contratos basura! Pase a planta permanente de todos los contratados. Por trabajo genuino bajo convenio. Apertura de los libros de las empresas, reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios. No al pacto y al ajuste Gobierno-UOM-Afarte. Paro y plan de lucha nacional. Por una salida de los trabajadores a la crisis.

También te puede interesar:

La precarización laboral es un método sistemático del Frente de Todos
Llamado a firmar masivamente el petitorio por la continuidad laboral y de atención de los trabajadores del Programa Piedas.
Redoblemos la apuesta por trabajo y salarios dignos.
Las imposturas del gobierno ante el agravamiento de la crisis fueguina.