03/08/2021

Uatre: “los trabajadores son esenciales a la hora de producir alimentos y los dólares que se llevan el FMI y la ‘bonanza’ patronal”

Lo afirma José Voytenco, secretario de Uatre luego de firmar y festejar otra paritaria de pobreza ¿Quiénes se llevan la riqueza que producen los trabajadores rurales?
PO- FITU/ Rural de Cinco Saltos.

El aumento que ha salido a festejar el secretario general de Uatre nacional José Voytenco es una impostura, y a la vez una confesión de que sectores se defienden hoy dentro del sindicato. El acuerdo firmado por la Mesa Nacional Agraria (Estado, patronal y Uatre) deja todas las categorías que realizan trabajo agrario durante todo el año (peón general) en todo el país en la pobreza.

Es una impostura porque seguirán bajo la línea de la canasta básica familiar, hoy arriba de $64.000 pesos. Con el aumento acumulado de 48,63% los salarios terminan con los descuentos en promedio entre los $38.000 y los $42.000 según la zona, pero además dicho aumento se encuentra bajo la línea de la inflación, que anualizada supera ya el 50%. Además el aumento se hace sobre salarios bajísimos, y es no remunerativa (en negro) a Marzo del 2022, y se podría revisar recién en Enero. Por otro lado es una confesión de quienes producen en verdad la riqueza de este país, al asegurar que los trabajadores son quienes producen los alimentos y los dólares que el país necesita.

Dice en su comunicado: “Este es un avance en el camino que hemos emprendido de recuperación del salario de los y trabajadores Qué son esenciales a la hora de producir los alimentos y las Divisas que el país necesita, pero que merecen el reconocimiento en sus ingresos a partir de la Bonanza del sector, el cual no ha parado de trabajar y producir en todo este tiempo de pandemia”.

Además de festejar un aumento que deja a miles y miles de trabajadores y trabajadoras en la pobreza, Voytenco reconoce que son los y las trabajadoras las que producen alimentos, pero también los dólares que el país necesita, es decir, la riqueza. Dicha riqueza sin embargo se destinan, por un lado al pago de la deuda, no al aumento de salarios (en pesos) como evidencia la paritaria firmada y las propias declaraciones del secretario general, y a la bonanza del sector, que no ha parado de trabajar y producir en pandemia, es decir, enriquecerse, mientras miles producen y se empobrecen.

Sin embargo, un sector obrero tan importante, que fue declarado esencial desde el inicio de esta pandemia no ha tenido un reconocimiento verdadero, y Voytenco lo sabe. Esto lo demuestran los salarios de pobreza que se acaban de firmar, pero también que no haya habido bonos en miles de casos, ni vacunas, ni protocolos que defiendan la vida ante el Covid-19. En Río Negro por ejemplo han aumentado exponencialmente las denuncias de trata laboral (Radionacional, 2/8), mientras la patronal frutícola viene de dos temporadas seguidas con exportaciones y ganancias récord.

Queda claro que la actual dirección de Uatre está en la línea del ajuste del gobierno de Alberto Fernández, de la ganancia y los negociados patronales, de la acumulación capitalista de la producción y de la súper explotación laboral de los trabajadores. Primero porque impone paritarias por debajo de la inflación, y segundo porque a la vez favorece la ganancia patronal. Acompaña que el Estado elimine a cero las retenciones a las exportaciones, que suceda la trata de personas y laboral, y que los dólares vayan solo a los bolsillos de los patrones y de los que especulan con la deuda argentina.

Toma entonces en este cuadro toma una vital importancia los procesos de lucha, organización y recuperación abierto en Uatre en provincias como Tucumán y el propio Río Negro, con autoconvocatorias que han puesto en jaque direcciones sindicales burocratizadas en varias seccionales y regionales. A esto hay que sumar las peleas entre las camarillas patronales que luchan por manejar la caja de la obra social y el propio sindicato, que se evidenció con la pelea entre el propio Voytenco y Pablo Ansaloni.

Fuera la burocracia. Vamos por un Uatre de y para los y las trabajadoras.

También te puede interesar:

Así, jubilaciones y salarios mínimos acumulan una pérdida de 100% y 120% respectivamente en los últimos cuatro años.
Más de 6 millones de dólares (unos 600 millones de pesos), mientras ajusta a los rionegrinos.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
A pesar del repudio expresado en las urnas, la burocracia sindical respaldó al presidente.
Un polo de independencia política y de clase en la provincia.