30/09/2020

Declaró la denunciante del cura Sidders

Rocío brindó su testimonio en la causa por abuso sexual por parte del sacerdote del colegio de La Plata.

El miércoles 30 se llevó a cabo una audiencia virtual con la Fiscalía N°11 a cargo de Álvaro Garganta, interviniente en la causa que investiga el abuso sexual de parte del cura Raúl Sidders en el colegio San Vicente de Paul de La Plata. Allí «Rocío» a amplió su declaración, junto a otras dos testigos. Es un paso trascendental hacia la investigación judicial de las vejaciones a las que el sacerdote sometió a decenas de niños y adolescentes durante 20 años.

En la audiencia, Rocío ratificó los términos de la denuncia presentada, acerca de los abusos padecidos cuando acudía a dicho establecimiento educativo confesional, y amplió sobre las consecuencias que sufrió tanto física como psicológicamente por ello.

En la previa, se desarrolló una importante campaña de pronunciamiento con el lema «Rocío yo si te creo», que tuvo un alcance nacional y se difundió ampliamente en las redes sociales. También se realizaron afichadas para reclamar juicio y castigo a Sidders. En la cuenta de Facebook de esta campaña, Rocío publicó: «Yo me callé mucho tiempo, mi familia no me quiso escuchar, y eso me causó no solo dolor sino problemas en el desarrollo de mi infancia, mi adolescencia y mi adultez. Hoy digo BASTA, por qué se que no estoy más sola».

Asimismo, las abogadas de Apel Pía Garralda y Claudia Ferrero presentaron, junto a Juan Pablo Gallego, un informe psiquiátrico elaborado por el doctor Enrique O. Stola, médico especializado en psiquiatría y especialista en psicología clínica, quien intervino en las causas contra los curas abusadores Julio César Grassi y Eduardo Lorenzo. En la presentación emergen de manera contundente, y científicamente validados, los abusos sexuales padecidos a manos del imputado Raúl Sidders, con el alcance que se requiere para vincular y procesarlo.

Del informe surge el desarrollo de actos corruptores que alteraron la sexualidad en forma prematura de la denunciante, con efectos que aún padece, generando graves daños en su salud, lo cual justifica la ampliación de la investigación y la carátula de la causa, en tanto aparece configurada como delito de corrupción de menores, tipificada por el artículo 125 del Código Penal.

Respecto del pedido de prohibición de salida del país, aún pendiente de resolución por parte del juez de garantías Nº 6, Agustín Carlos Crispo, se solicitaron informes al Ministerio de Seguridad de la Nación para que brinde información sobre si Sidders tiene actualmente un cargo en dicha dependencia que esté cumpliendo en la ciudad de Iguazú en la que se encuentra, lindante a la Triple Frontera con Brasil y Paraguay.

También fueron solicitados informes al Arzobispado de Misiones para que aclare qué función sacerdotal está cumpliendo el cura en dicha provincia y a la Dirección de Educación de Gestión Privada de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, sobre el desempeño de Sidders en el Colegio San Vicente de Paul.

Avanza la lucha contra la impunidad de los curas abusadores. La denuncia de Rocío ha sido tomada por un amplio movimiento de jóvenes que fueron o son alumnos del colegio, por las organizaciones de mujeres y sobrevivientes los abusos eclesiásticos como una causa propia. Es otro motivo para pelear por la separación de la Iglesia del Estado.

También te puede interesar:

Redoblemos la campaña para que la Corte de Justicia provincial rechace la prescripción de las causas.
Es necesario ganar las calles para conquistar la IVE.
El gobierno cedió y dio marcha atrás a la disposición que impedía las ceremonias religiosas.
Ángel Mirabal confesó que abusó reiteradamente de dos menores de edad y fue condenado a 5 años de prisión.