15/06/2021

El gobierno de Córdoba recortó “un 24%” del presupuesto para Programa de Asistencia (Paicor)

Se redujo el gasto en alimentos por estudiante.

El Paicor (Programa de Asistencia Integral de Córdoba) viene teniendo una reducción en su presupuesto. El dato surge de análisis de informes oficiales e investigaciones que dan cuenta de un recorte en los fondos destinados a la alimentación fundamentalmente de alumnos de las escuelas primarias. Además, el crecimiento de la pobreza implicó que más pibes en edad escolar se inscriban.

Un estudio del Observatorio de Trabajo, Economía y Sociedad (OTES) afirmó que la reducción del presupuesto destinado al área educativa es acompañada de un recorte en los fondos destinados al Paicor. La observación surge de un análisis que los economistas realizaron de los presupuestos provinciales.

En ese sentido, la citada fuente informa que “en el caso del Paicor y del BEG, la dinámica es parecida a lo general de la educación. Presentan una tendencia en caída de la participación entre 2013 y 2018 y en 2020 recupera sin alcanzar los niveles de inicios del periodo”.

En la misma línea, un estudio sobre la base de información oficial, realizado por el economista e investigador del Conicet, Alfredo Schclarek Curutchet, afirmó a Perfil que “viendo los números tenemos un ajuste brutal del Paicor. El Paicor registró una caída real en torno al 24%. La estimación surge al equiparar los presupuestos pasados a valores actuales. El año pasado se destinaron $5.796 millones, pero a valores del año pasado, en 2016 fueron cerca de $7.576 millones. Y la partida ‘Alimentos’, que es el gasto principal, tuvo el año pasado fondos por $4.378 millones, con una caída real en comparación con el 2016 del 9%”.

Lo que sucede con el Paicor sigue en líneas generales a una tendencia de ajuste en el presupuesto provincial, salvo excepciones, áreas sensibles como educación presentan un presupuesto muy por debajo de la inflación. Cabe tener en cuenta que la misma dinámica de pérdida de poder adquisitivo del salario de la docencia.

Por eso Otes sostiene “respecto al Paicor, en términos reales viene en caída con leves recuperaciones. Desde el año 2018 el programa deja de recibir fondos nacionales, lo cual sumado a las devaluaciones de ese año, hace que la caída real en 2018 sea del 27%, la más grande del período. Si bien en el presupuesto 2020 recupera, la diferencia respecto a 2013 9 sigue siendo de un 20%”.

La caída del salario real obliga a que más pibes en edad escolar soliciten incorporarse al programa. De acuerdo a Alfredo Schclarek Curutchet “entre 2016 y 2020 casi 100 mil chicos” cayeron en la pobreza, haciendo que hoy tengamos “más de 464 mil menores” en esa crítica situación en Córdoba.

El mencionado investigador y economista declaró que la cantidad de menores que hoy reciben el programa “es un 30% del padrón de los estudiantes de la escuela pública, pero seguramente deberían ser más si hoy sabemos que el 50% de los chicos está en situación de pobreza. Ese es un tema que nunca ha quedado muy claro y el gobierno no ha tenido voluntad de clarificar y transparentar”.

En este marco, y con las últimas mediciones que indicaron un aumento en la tasa de pobreza, si antes había estudiantes que según las autoridades no necesitaban el programa, la caída del salario real, y el crecimiento de la desocupación hace que más familias necesiten del refuerzo alimentario.

Para peor, las restricciones sin asistencia para cuentapropistas, como feriantes, deja sin cobertura a familias enteras, y, obvio, la niñez pasa hambre. Por eso hay denuncias que estudiantes se desmayan de hambre. Quienes gobiernan, junto a la oposición patronal de Cambiemos, pusieron mucho empeño en sostener una presencialidad antisanitaria, pero dejan de lado que “con hambre no se puede estudiar”, una consigna por la que miles de pibes de las barriadas populares se movilizaron en las convocatorias realizadas por la Juventud del Polo Obrero.

El ajuste llegó a punto tal que se le recortan alimentos a lxs estudiantes, brutal. Se trata de una orientación de gobierno que mientras le recorta un plato de comida a lxs pibes paga una deuda usuraria, subsidia y le da todo tipo de prerrogativas a los capitalistas.

La universalización del Paicor, el aumento del salario mínimo igual a la canasta familiar, un seguro para las personas desocupadas de $40.000, son medidas elementales para garantizar la educación y la salud de la población. Se trata de medidas con las que se puede garantizar el derecho a la educación de lxs estudiantes.  “¡Basta de pobreza, contagios y muerte! Por una salida de las y los trabajadores a la crisis sanitaria y social”.

También te puede interesar:

Según el Banco Mundial, desde la pandemia, 1,7 millones de personas de sectores medios cayeron a una situación de mayor vulnerabilidad.
Soledad Díaz y Emanuel Berardo encabezan una lista que expresa un proceso de lucha y organización contra el ajuste.
En un plenario con más de 500 asistentes se votaron iniciativas para intervenir en la lucha electoral.