25/10/2020

El Hotelito: defendamos el derecho a la vivienda en la Villa 31

El gobierno continúa hostigando y amenazando con desalojo a las 11 familias que viven en el predio.

A casi tres meses del comienzo de la toma del complejo denominado «el Hotelito», en la Villa 31 de la Ciudad de Buenos Aires, continúa la tensión. El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta sigue hostigando a las 11 familias y 35 niñas y niños que allí conviven con la amenaza de un inminente desalojo.

Como medida de lucha realizaron una olla popular este viernes 23, invitando al conjunto del barrio y organizaciones para sumar más adhesiones y seguir visibilizando el conflicto. “La jueza Carla Cavaliere ya dictaminó el desalojo en 15 días, por eso le pedimos a los vecinos que nos apoyen en esta lucha”, explica Rosalín, una de las vecinas.

 

El hotelito, ubicado en el sector Ferroviario, es un complejo de viviendas transitorias que era destinado a quienes estaban en el proceso de mejoramiento de vivienda del plan de urbanización, a cargo de la Secretaría de Integración Social y Urbana, que depende del gobierno de la ciudad.

Antonella explica que “hasta ahora el gobierno lo único que nos ha ofrecido es un subsidio habitacional de 8.500 pesos y un mejoramiento en las viviendas donde viven nuestros padres” -algo alejado de lo que se viene reclamando en el barrio, que es que en el proceso de urbanización se respete el desglose familiar. Por otra parte, la Villa 31, que fue el principal foco de contagio de coronavirus en el inicio de la cuarentena, puso de relieve la situación de hacinamiento que se vive en el conjunto de las villas de la ciudad.

“Estamos pidiendo que el gobierno nos de una solución, que nos ofrezcan algo digno para nuestros hijos, que tengan una vivienda digna donde estar”, señala Antonella, añadiendo que “estamos dispuestos a pagar lo que podamos”.

Solidaridad de clase

Mientras se realizaba la olla popular del viernes, al mismo tiempo, las vecinas organizaron una colecta de alimentos y ropa para las familias de la toma de Guernica, que fueron víctimas del temporal la última semana.

Es preciso emprender una campaña de difusión hacia el interior del barrio, llamando a colaborar en defensa de las familias del Hotelito como así también continuar sumando de adhesiones del conjunto de la clase trabajadora.

Como sucede en Guernica y como fue debatido en el Congreso de la Vivienda en la Ciudad, es necesario organizarse en rechazo del avance de la especulación inmobiliaria y por el derecho a la vivienda.

También te puede interesar:

Los esenciales marchan a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad.
Con topadoras avanzaron sobre las precarias casas de El Dalviancito donde residían una veintena de familias. Por un plan de urbanización y vivienda en todo el departamento.