24/10/2020

Guernica en las vísperas

Una nueva propuesta de los vecinos.

A horas de que comience la última semana prevista por el juez Martín Rizzo para llevar adelante el desalojo de más de 4.000 personas que acaban de ser censadas por una comisión mixta de vecinos, organizaciones, organismos de Derechos Humanos y funcionarios del gobierno de la provincia de Buenos Aires (ver comunicado adjunto del CELS y Serpaj) el gobierno provincial, recién este sábado 24 ha presentado una (no) propuesta (se adjunta) que es un plato recalentado que ya fue rechazado en varias oportunidades por los vecinos ya que no ofrece ni un terreno en concreto para ninguna de las 1400 familias; que pretende que las familias sigan viviendo en carpas y en clubes como si fueran refugiados y que esperen ¡6 meses más! en condiciones miserables.

Esto a pesar de que el ministro Andrés Larroque fue desmentido por los números concretos sobre la cantidad de personas que se asientan en Guernica y que reclaman tierra para vivir, en el marco de una desocupación masiva, casi 50% de pobreza y 4 millones de indigentes.

El gobierno ha mentido a sabiendas sobre este punto para justificar la represión que prepara Sergio Berni con un ejército de 4.000 milicos de la “maldita policía bonaerense” y para demonizar a las organizaciones que apoyamos a los vecinos. Mientras Larroque habla de diálogo, Berni prepara el desalojo violento como ya lo viene haciendo en todas las ocupaciones que protagonizan masas de trabajadores desesperados porque no pueden pagar el alquiler y no aguantan más la situación en la que sobreviven.

Las palabras de Larroque (gravísimas por lo que implican en la Argentina) suenan a una amenaza inaceptable: “o aceptan o viene Berni”; una amenaza de la que deberá hacerse cargo si llevan adelante una represión. Es necesario que el gobierno deje de lado las bravatas y escuche a los vecinos.

Las asambleas que se realizaron este sábado fueron masivas y dieron un rotundo resultado: rechazaron el ultimátum que fue presentado como propuesta y que no contempla ninguna propuesta de tierra concreta para los vecinos.
En cambio, las y los vecinos han aprobado y llevaran al gobierno una nueva contra-propuesta.

Como ya informaron los vecinos hace semanas fue presentado un proyecto de urbanización basado fundamentalmente en la ley 14.449, que obliga a los grandes emprendimientos inmobiliarios a ceder el 10% de cada emprendimiento a la vivienda popular, ley que no se cumple sin que se le mueva un pelo a fiscales y jueces tan celosos del estado de derecho.

La nueva propuesta parte del principio discutido por los vecinos de tierra x tierra, lo que muestra la voluntad de diálogo de los y las vecinas y a la vez la firmeza de conquistar la tierra para vivir. Esta nueva propuesta consiste en la entrega de 30 hectáreas, 1.400 lotes (muchísimo menos que lo que deberían ceder los 17 countries que se asientan en Guernica) a los vecinos del asentamiento, en el lugar dentro del distrito que determine el Estado, con planes de pago de esa tierra en cuotas que no superen el 10% del salario mínimo vital y móvil, a tasa 0% financiada por los bancos estatales.

Las organizaciones que apoyamos a los vecinos y a todas las luchas de la clase obrera, ante un gobierno que aplica un ajuste al servicio del pago de la deuda y el acuerdo con el FMI, venimos de marchar a la Plaza de Mayo el último viernes. Miles llegamos a las puertas de la Casa Rosada donde los delegados de Guernica recibieron cientos de kilos de alimentos, muebles, ropa y colchones, de agrupaciones sindicales, del sindicato AGD-UBA y otros y de particulares que se solidarizaron con los vecinos. Además, éstos informaron del censo que dio un mentís a las mentiras de Larroque y Kicillof.

Del acto en la plaza formaron parte además la toma de Lomas de Zamora y de la 32 en Matanza que fue violentamente reprimida por la Bonaerense para cortarles la luz y ahogarlos de gases para expulsarlos del predio, lo que fue resistido por los vecinos.

Las organizaciones piqueteras que estamos en Guernica hemos ratificado el plan de lucha en apoyo a lo que resuelvan los vecinos, no cambiamos de bando por un par de sillones en los ministerios, nuestro lugar es apoyando las luchas obreras, las de las enfermeras, las de las fábricas que resisten los despidos, las de los que luchan por los protocolos sanitarios y la lucha por el derecho a la tierra y la vivienda para los trabajadores, esperando una respuesta del gobierno a la nueva contrapropuesta de los vecinos y preparando todas las acciones de solidaridad y apoyo a la lucha de Guernica.

 

   

En esta nota

También te puede interesar: