09/05/2021

La casa propia, un derecho cada vez más inalcanzable para familias trabajadoras

Más de 4 millones de familias en todos el país sufren problemas de vivienda.
Dirigente del Polo Obrero de Córdoba

El problema habitacional se profundiza año tras años, gobierno tras gobierno no establecen ninguna solución para las familias trabajadoras. Se calcula que antes de la pandemia el déficit habitacional era de 4 millones de viviendas, en la provincia de Córdoba más de 350 mil y en la capital cordobesa más de 120 mil, lo cual es una muestra de la gravedad del problema.

Cabe recordar que durante la última campaña electoral de Juan Schiaretti hizo campaña con la construcción de 25 mil viviendas de las cuales no concretó ni una sola.

La pandemia profundizó este problema con la pérdida de miles de puestos de trabajo en las diferentes ramas de la industria que no se han recuperado. La desocupación y el ajuste en los salarios agravan las dificultades para pagar alquileres, cuyos precios no guardan relación con los ingresos populares.

Sin embargo, desde el Estado en su conjunto no se ha planteado ninguna política pública que dé solución real al problema habitacional. Y para peor se permite que la usura de los créditos UVA continúe confiscando a la población afectada.

Los diferentes Estados estafan a los trabajadores, en favor de los especuladores

En Córdoba los medios locales informan cómo se han comenzado a rematar inmuebles construidos, total o parcialmente, con créditos UVA; las familias no solo pierden sus casas, sino que se quedan en la calle y con deudas.

También en Córdoba recordamos el programa “Lo tengo” con el que las familias trabajadoras con una entrega inicial y pago en cuotas recibían un lote urbanizado por el Estado provincial, terrenos que las familias continúan pagando y esperando.

Por el contrario, desde el Estado provincial y municipal se ha favorecido la especulación inmobiliaria dotándola de la obra pública e infraestructura que niegan a los barrios populares.

Los precios suben por las nubes y no se recuperan puestos de trabajo

Según el último índice de costo de construcción relevado por la Dirección de Estadística y Censos de Córdoba, correspondiente a marzo, arrojó un valor del metro cuadrado de $ 46.073.

Significa un aumento del 40,8 % con respecto al mismo mes de 2020, cuando fue $ 32.711, el aumento de precios de los materiales de construcción es uno de los más elevados, en el primer trimestre.

Sucede que los materiales de construcción tuvieron un aumento del 9,4 % y marcaron para marzo una inflación anual del 63,4 %. En tanto que la mano de obra fue uno de los elementos que menos se incrementó, y de los más de 70 mil puestos de trabajo en la construcción que se perdieron durante la pandemia solo un porcentaje inferior se recuperó.

El acceso a la vivienda cada vez es más complicado para un trabajador

Al comparar la evolución del costo del metro cuadrado con los aumentos salariales, surge que en la actualidad se necesitan 72 sueldos para edificar una casa de 100 metros cuadrados.

Para el cálculo se toma un salario promedio del sector privado registrado, que en Córdoba se sitúa en torno a los $63.000, según una proyección realizada en base a datos del Ministerio de Trabajo y al Índice de Variación Salarial del Indec.

Sin embargo, los salarios promedio en los autopartistas es de $42.245, en el rubro de alimentos $31.100, limpieza $ 27.000. Además, el salario mínimo está en $21.600. Con estos ingresos promedios, un trabajador necesita 12 años para recién poder llegar a terminar una vivienda de ese tamaño. Esto sin tener que gastar ni un peso en comida, o en enviar sus pibes al colegio

El citado estudio compara una casa de 100 metros cuadrados que, al valor relevado por la provincia, significa una inversión de 4,6 millones de pesos. Pero sobre esto, hay que hacer dos aclaraciones importantes: la primera es que este monto no incluye el costo de un terreno. La segunda es que el valor oficial suele ser inferior al valor real de mercado ya que mide el costo de edificar una vivienda social.

Claramente el estudio es limitado, pero muestra que es casi imposible para una familia trabajadora acceder a una vivienda propia. Es por esto que desde el Partido Obrero y el Polo Obrero damos una tenaz lucha por el derecho a la casa propia, con proyectos de bancos de tierra y de planes de viviendas populares, también defendemos las ocupaciones de tierras ociosas, en tanto vía para que las familias trabajadoras puedan alcanzar el derecho constitucional de acceso a la vivienda.

 

También te puede interesar:

El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.
A propósito de sus dichos en Cumbre de la Organización Mundial del Trabajo.
El cuadro epidemiológico se agrava, y el gobierno, en lugar de responder reclamos, persigue a trabajadores de la salud.
Se abre nueva sala Covid ante el desborde de casos.
Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato.