14/07/2021

Legislatura CABA: acogimiento familiar para infancias

En la Comisión de Mujer, infancia, adolescencia y juventud de la Legislatura de CABA se está llevando adelante el debate sobre dos proyectos de ley que apuntan a reemplazar el actual «Sistema de Acogimiento Familiar» por otro programa de similares características, y a su transferencia del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat al Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes el cual depende de la Jefatura del Gobierno y tiene autonomía técnica y administrativa, y autarquía financiera.

Uno de los proyectos fue presentado por el radicalismo y el otro por el Frente de Todos (FdT). Ambos proyectos tienen diferencias superficiales disfrazadas con una semántica que intenta confundir a distraídos, sin embargo el Ejecutivo por esta horas estudia una síntesis entre ambos para su aprobación.

Al día de la fecha existe un Programa de Acogimiento Familiar en la Ciudad de Buenos Aires, el cual está presentado como de rápido acceso e inscripción en la página del gobierno de la Ciudad; según datos oficiales del 2020 solo casi 900 chiques estaban en condiciones de integrar el Programa, sin embargo solo 11 de hasta 12 años fueron incorporados.

Dicho programa enmarcado, al igual que los proyectos mencionados, en la ley nacional 26.061 de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescencias, y en la ley 114 de Protección Integral de los Derechos del Niños, Niñas y Adolescentes de la CABA, cuenta con apenas nueve profesionales y un trabajador administrativo, de los cuales solo siete son de planta permanente y la polifuncionalidad es la regla. Ninguno de sendos proyectos plantea la regularización de dichos trabajadores ni la incorporación de más y nuevos profesionales.

Ambos proyectos son paradigmáticos en relación al encubrimiento de los recortes ejecutados por Larreta en términos presupuestarios en las áreas más sensibles de los servicios sociales en CABA. Entre los años 2016 y 2021 se registra una caída del 9% de la participación del Ministerio de Desarrollo y Hábitat (del cual depende actualmente el Programa de Acogimiento Familiar), es decir, el doble del presupuesto destinado a tres de sus programas Ciudadanía Porteña, Dirección General de Atención Inmediata, y el de la Dirección General de Niñez y Adolescencia. Mientras que al actual Consejo de Niños, Niñas y Adolescencia (como parte de organigrama de Jefatura de Gobierno, al cual se transferiría dicho Programa de Acogida Familiar) fue destinado como presupuesto 2021 apenas el 1,9%. Estos números y su subejecución se suman a las múltiples denuncias de vaciamiento en las distintas áreas del gobierno de CABA, también golpeadas por el ritmo acelerado de crecimiento de la inflación la cual es proyectada de manera anual en alrededor del 50%.

¿Cuándo les niñes y adolescentes requieren ingresar a dicho programa?

De acuerdo al informe del primer trimestre del año realizado por el a Dirección General de Estadísticas y Censos porteña se revela que la pobreza alcanzó el 26,5 % de la población. Es decir, 817.000 personas son pobres en CABA y 290.000 están por debajo de la línea de indigencia. A su vez, 300 mil personas hasta los 17 años viven en hogares sumidos en la pobreza, realidad que involucra al 42,7% de los niños, niñas y adolescentes. Por otra parte, los hogares más afectados se hallan en la zona sur de la ciudad, donde la pobreza incide en un 36,7%. El estudio también refleja que el porcentaje de habitantes porteños en “situación de vulnerabilidad” llega al 11%, lo que implica unas 340.000 personas. A su turno, la “clase media frágil” asciende al 9%.

La feminización de la pobreza también es un factor nodal de la situación: el 21,1% de los hogares encabezados por mujeres son pobres. Esta realidad de pobreza e indigencia extendida se descarga con total virulencia fundamentalmente sobre las mujeres, las infancias y adolescencias como los núcleos de mayor vulnerabilidad en una situación en la que la desocupación, el problema del acceso a la vivienda y el costo de vida se levantan como factor multidimensional corrosivo de los vínculos, incluso los primarios, agudiza las situaciones de violencia contra las mujeres e infancias y profundiza la cara más cruenta de la descomposición social.

El primer responsable de esta situación, que lamentablemente avanza, es el propio Estado que a través de la pauperización de las masas laboriosas reproduce y profundiza los vínculos sociales de sometimiento y abusos múltiples. El Estado, en este caso el porteño pero en términos generales el nacional, es el responsable de miles de mujeres y niñes en situación de precariedad habitacional y la falta de acceso a la vivienda, del trabajo y exclavitud infantil, de la explotación sexual infanto-juvenil, de las desapariciones en manos de la trata de personas y el narcomenudeo.

Mientras las situaciones extremas a las que son sometides de manera sistemática las infancias, las juventudes y sus familias no sean atendidas, la exposición y los peores vejámenes continuarán azotándolos.

Claramente el reemplazo de un programa ineficaz y desfinanciado por otro que ya nace del propio recorte no es la solución para los miles de pibis que producto de la descomposición social y sus relaciones necesitan una familia de tránsito. En este punto el cinismo estatal va en sintonía con la propuesta legislativa del oficialismo porteño y la del FdT.

Desde el bloque del PO-FIT-U señalamos la profundidad de estos flagelos y continuamos luchando en cada barriada contra los factores de la miseria extendida y responsabilizamos al actual gobierno como al de las últimas décadas del saqueo y el hundimiento en una catástrofe social.

En esta nota

También te puede interesar:

Enfrentar el ajuste nacional y avanzar con una verdadera oposición popular al régimen de negocios y privatización de Larreta y sus cómplices.
¡Fuera de la educación pública y la formación docente!
La provincia renueva dos bancas en diputados. Vamos con la izquierda, vamos con la lista 1A Unidad de la Izquierda en el Frente de Izquierda Unidad.
Reclaman contra el hambre y por la asistencia alimentaria a los comedores populares.
Vamos con el FIT-U contra el ajuste nacional y la ofensiva privatista en la Ciudad.
En 2020 significó un 6,4% del PIB y en 2021 bajó al 1,4%.