18/05/2021

Ajustazo en la UNLP: las autoridades suspenden el servicio de Salud Estudiantil

Una medida que atenta contra el bienestar y la salud de les estudiantes que debe ser repudiada por todo el movimiento estudiantil. Firmá nuestro petitorio.
UJS La Plata

Estudiantes de distintas facultades denunciaron que el servicio de Salud Estudiantil de la Universidad Nacional de La Plata -que brinda atención médica gratuita- está suspendido desde hace más de un año y que se encuentran sin la cobertura que utilizaban a diario, mientras que el Seguro de Salud -que cubre a todes les estudiantes- se encuentra suspendido desde febrero.

Este servicio, conquistado por el movimiento estudiantil platense, resultaba indispensable para los sectores más golpeados como estudiantes precarizades, desocupades y migrantes, que no cuentan con obra social o prepaga, al mismo tiempo que el sistema de salud público, como hospitales y salitas, se encuentra colapsados.

Esta suspensión (que no fue acompañada por ninguna política ni plan de contingencia) representa un recorte y un ahorro en recursos para la universidad, que se suma a la lista de servicios esenciales suspendidos por las autoridades de la UNLP, como el Albergue y el Comedor Universitario, que se excusan en el aislamiento obligatorio producto de la pandemia.

A pesar de que el presidente de la UNLP -el radical Fernando Tauber- intentara instalar la idea de una supuesta “normalidad” y montar un relato sobre “políticas de contención” de la universidad en medio de la crisis social y sanitaria que atravesamos, la realidad es que en la Universidad de La Plata (y en todas las universidades del país) se está llevando adelante un ajuste brutal de hecho, por parte del gobierno de Alberto Fernández. Sucede que el gobierno busca cumplir con el recorte presupuestario impuesto por el acuerdo con el FMI y llegar al objetivo de “déficit fiscal cero”, mediante recortes importantes en distintas áreas como salud y educación, para pagar la deuda descargando la crisis en el pueblo trabajador, que se encuentra hundido en el 42% de pobreza.

La gran deserción de más de 20 mil estudiantes de la UNLP en el 2020 y la profundización de las problemáticas precedentes en las cursadas de este año dan cuenta que las medidas aplaudidas por las agrupaciones del Frente de Todos y la Franja Morada son completamente insuficientes y buscan ocultar los verdaderos números de la universidad.

Por otro lado, las becas como Tu PC para estudiar”y la Beca de Conectividad, que prometían compus y wifi para les estudiantes, están plagadas de restricciones que hacen que la gran mayoría que la solicita (para no decir prácticamente todes) sea rechazade en la selección mediante un proceso arbitrario y poco transparente del cual ya no hay datos públicos (los últimos números oficiales sobre la entrega de equipos son del 2020 en el sitio UNLP), así como tampoco hay ningún tipo de control por parte de los gremios y organizaciones estudiantiles de las becas que se entregan.

El ajuste en la UNLP no se aguanta más. Organicemos la respuesta

Ante el inmovilismo que impone la FULP (federación estudiantil) y las conducciones de los centros de estudiantes dirigidas por el Frente de Todos y la Franja Morada, las agrupaciones de izquierda e independientes, de la universidad, que defendemos la educación pública y enfrentamos el ajuste, debemos ponernos a la cabeza de construir un bloque independiente de los gobiernos y las autoridades ajustadoras para luchar en todas las facultades por nuestros reclamos.

Una prueba del potencial que tiene la unidad de la izquierda y les activistas fue la asamblea autoconvocada en Humanidades la semana pasada, que contó con una gran participación estudiantil y que represento un canal para organizar el malestar y los reclamos de decenas de estudiantes, al igual que la reciente jornada en el Rectorado, rechazando la injerencia de la Bonaerense en la universidad y el próximo corte en la Anses contra los recortes realizados por el gobierno nacional en la beca Progresar y para pedir que se garanticen dispositivos y conectividad para poder cursar. Es necesario avanzar en asambleas y autoconvocatorias en toda la UNLP y desenvolver un espacio de coordinación de estudiantes en lucha.

Desde la UJS-PO y la Juventud del Polo Obrero impulsamos un petitorio para exigir la reapertura de todos los servicios esenciales de la universidad suspendidos por las autoridades, empezando por el de Salud Estudiantil, el Albergue y el Comedor Universitario, que forman parte de derechos y servicios que deben continuar activos en medio de la pandemia con las medidas y protocolos correspondientes.

También exigimos la universalización y el aumento de las becas de la UNLP, les estudiantes estamos cansados de los rechazos en nuestras solicitudes y de montos irrisorios que no se corresponden con la inflación. Necesitamos que el control de las becas este a cargo de las organizaciones y gremios estudiantiles para que haya transparencia y datos claros de cuántos estudiantes las reciben. Además seguimos exigiendo compus y wifi para que nadie se quede afuera.

 

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.
“El ajuste ya empezó”, señaló un funcionario del organismo financiero.