02/09/2020

Humanidades-UNLP: Patria Grande y la JUP bloquean acciones de lucha contra la deserción y por Facundo

Demos continuidad a la asamblea de Humanidades UNLP para que ningún estudiante se queda afuera de la facultad.

Entre el 28 y el 29 de agosto se realizó la asamblea estudiantil de la FAHCE, que fue convocada por el CEHCE desde su comisión directiva ampliada. Luego de 5 meses de bloqueo por parte de las organizaciones afines al gobierno como la actual conducción del centro de estudiantes Aule (Patria Grande), La Jauretche y Utopía, formaron parte más de 200 estudiantes, lo que da cuenta de la necesidad de organizarse que exige el movimiento estudiantil de la facultad.

Fueron parte del debate el problema de la defensa de las condiciones de cursadas virtual, después de un balance negativo del primer cuatrimestre en esta modalidad, reflejado en numerosas intervenciones. A cuatro meses de presentado el “Plan Permanecer” del Aule y la FULP que es puesto como un logro y éxito cuando no es más que una propuesta reivindicativa sin ningún tipo de implantación para no expulsar a los más de 2000 estudiantes que se quedaron por lo menos hasta abril por fuera de nuestra facultad.

Una parte importante de las exigencias votadas mayoritariamente se destinaron hacia las autoridades de la UNLP, por la reapertura y aumento de becas UNLP, por la implementación efectiva de la Beca “tu PC”, ya que comenzando el segundo cuatrimestre no contamos con los recursos necesarios para garantizar el acceso a la educación pública de les estudiantes, por la activación del acceso a Internet a docentes y estudiantes, por el aumento del presupuesto universitario y por la exigencia de que sea agregada una mesa de examen en octubre con la posibilidad de rendir hasta dos finales en esta mesa y también en la de noviembre – diciembre .

En este punto, debemos remarcar que no se resolvió concretamente ninguna acción, ni virtual ni presencial. Si no organizamos acciones de lucha para ir por los reclamos que votamos, ¿cómo vamos a arrancárselos a la gestión?

Las propuestas que emitimos desde la izquierda para luchar por nuestros reclamos, como movilizar el 8 de septiembre al Consejo Superior para exigir la reapertura y aumento del monto de las becas de la UNLP, no trascendieron en las votaciones, y lo mismo sucedió con el llamado a realizar un mailazo para elevar nuestros reclamos a las autoridades universitarias. Esto demuestra que tanto la actual conducción del centro el Aule , La Jauretche y Utopía no quieren desenvolver ningún tipo de acción estudiantil que pueda golpear a las autoridades para arrancar estos reclamos por sus ligazón y complicidad con el ajuste presupuestario del gobierno nacional.

Por otra parte, si bien se aprobó que sean sostenidos las Comisiones Directivas Ampliadas y los espacios asamblearios, de manera que podamos tener una nueva asamblea cuanto antes, no se decidió ninguna fecha en concreto.

En la asamblea fueron colocados también otros puntos muy importantes. En primer lugar, el aumento de los casos de femicidios y de la violencia de género, que impulsó nuestra exigencia de que se brinde una beca de ayuda económica para estudiantes víctimas de violencia de género y de que ésta sea discutida en el Consejo Superior.

En segundo lugar, los debates en el campo de los derechos humanos dieron cuenta de posturas fuertemente divididas. La desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro y el crecimiento de los casos de gatillo fácil a manos de la policía bonaerense dejó en evidencia profundas diferencias políticas. Mientras que las agrupaciones oficialistas rechazan responsabilizar sobre el accionar de la policía al gobernador Kicillof y al ministro de Seguridad Sergio Berni, las agrupaciones de izquierda manifestamos la necesidad de exigir la renuncia del ministro, porque entendemos que es la cabeza política del envalentonamiento represivo y de todo un operativo de encubrimiento de la policía bonaerense. Agregado a ello, luchamos por el desmantelamiento del aparato represivo de la Policía, una institución dedicada al disciplinamiento y represión de la clase trabajadora en un contexto de profunda crisis económica, el cual se agudizó a partir de la pandemia de coronavirus.

 Las agrupaciones afines al gobierno consiguieron que su propuesta de una “reforma integral de la policía bonaerense” fuera aprobada. Nuestra oposición a esta moción está ligada a nuestra denuncia del rol social que cumplen las fuerzas represivas, que tiene un carácter ciertamente irreformable, ¿Son acaso reformables las fuerzas represivas que desaparecieron a Jorge Julio López, las que asesinaron a Luciano Arruga, a Santiago Maldonado, a Rafael Nahuel y a todes les pibes asesinados en los barrios? Rechazamos esta idea. Concluimos que la intervención de estas agrupaciones no es más que un lavado de cara al gobierno.

Destacamos en este terreno la aprobación de la moción que planteamos a la asamblea para que se realice una campaña de fotos con la consigna “Aparición con vida de Facundo Astudillo Castro, Fuera Berni, el Estado es responsable”.

También destacamos la resolución de que la asamblea se pronuncie para exigir la investigación del cura Raúl Sidders ante casos de abusos y acosos a exalumnes del Colegio San Vicente de Paul de nuestra Ciudad, y la exigencia de que sea separado de sus cargos públicos y eclesiásticos. Entendemos que como estudiantes de la UNLP debemos pronunciarnos ante el ocultamiento de todos los gobiernos y de Tucho Fernández, el arzobispo de La Plata, de estos abusos y acosos, para que las víctimas tengan justicia.

Los reclamos, que pueden ser un avance para les estudiantes de la facultad en pos de tener cursadas en condiciones, deben ser puestos en marcha de manera consecuente; de la misma forma debe suceder con las resoluciones vinculadas al terreno de los Derechos Humanos. No podemos dejar que los espacios asamblearios queden en meras “declaraciones”. Por otro lado, más que nunca debemos hacernos oír para que se realice una próxima asamblea durante el mes de septiembre. Las reivindicaciones estudiantiles no pueden hacerse esperar.

¡Llamamos a todo el movimiento estudiantil a organizarse por la defensa de la educación pública! ¡Por un plan de lucha que garantice nuestro derecho a la educación!

También te puede interesar:

Desmenuzando el comunicado del ministro desalojador
Desde el barrio San Martín denunciaron la represión y apoyaron la toma: “es gente pobre que necesita una vivienda”.
Quema de casillas y cacería de detenciones. Hubo cortes solidarios en todo el país. Mañana conferencia de prensa en Obelisco y movilización a Plaza de Mayo.
¡No al desalojo! ¡Tierra para vivir!
Las familias rechazan la trampa de la gobernación y mañana llevarán propuesta propia.