02/07/2020

Les estudiantes apoyamos el paro y apagón virtual de la docencia universitaria

La juventud, junto a la iniciativa de AGD-UBA para el viernes 3.

Ojo Obrero Fotografía

Este viernes 3 se realizará un paro y apagón virtual de 24 horas del conjunto de la docencia universitaria. La iniciativa fue votada en una Asamblea General de la Asociación Gremial Docente de la UBA, en el marco de una jornada nacional de lucha de federación Conadu Histórica. Son más que contundentes las razones que llevan a esta medida y debe ser acompañada por el conjunto de les estudiantes.

 

En primer lugar, con el avance de la pandemia se ha puesto arriba de la mesa como nunca la peor cara de la universidad. La virtualización forzosa se sostiene sobre la base de la precarización laboral docente, con jornadas laborales extenuantes, dificultades de acceso a los campus, falta de horarios claros y muchos otros factores que degradan sus condiciones de trabajo.

 

 

La “educación a distancia” se ha impuesto, a su vez, de manera absolutamente inconsulta. No se ha convocado, salvo escasas excepciones, a las gremiales docentes, no-docentes y estudiantiles. En tal sentido, el planteo de los Comités de Crisis que engloben estas problemáticas de conjunto, que involucren a estos sectores, se abre paso como un reclamo de suma importancia, como defiende la AGD-UBA.

 

Esto se combina con un ataque muy grande al salario docente. La no aplicación de la cláusula gatillo correspondiente a este año, la exclusión del bono a cobrar a fines del 2019, el pago fraccionado del medio aguinaldo y la inexistencia de la paritaria nacional forman parte de una ofensiva de conjunto contra sus ingresos. A su vez, a la fecha se le está negando a muchísimxs compañerxs becarixs de UBACyT la prórroga de sus becas.

 

Todo esta política no es un hecho aislado sino que que es algo deliberado desde el propio gobierno nacional. Hoy el conjunto de la educación superior se sostiene con la extensión del Presupuesto 2019, votado cuando el dólar rondaba los 36 pesos y con un 65% de inflación a cuestas. Este ajuste en regla, a su vez, es avalado con complicidad de la burocracia sindical de Federaciones como Conadu o Fedun, que firman a espaldas de les docentes “paritarias de condiciones de trabajo” pero callan y dejan pasar estos atropellos.

 

 

 

La unidad docente-estudiantil es el camino

 

A su vez, la “educación a distancia” ha profundizado la deserción estudiantil, con muchxs jóvenes golpeados profundamente por la crisis económica y sin las condiciones para acceder a la modalidad virtual. Mientras esto ocurre, en el marco en el cual la juventud precarizada es una de las principales víctimas de la crisis económica, se han congelado (y en varios casos no se han adjudicado) las becas estudiantiles, como sucede con la Progresar en todo el país.

 

Tanto las agrupaciones estudiantiles que representan al gobierno nacional (Cámpora, Patria Grande-Mella, CEPA) como las radicales (Franja Morada), que son una pata sustancial del co-gobierno universitario, no solamente callan ante esta realidad sino que en más de una ocasión han salido a “apretar” y culpar a nuestrxs docentes de los problemas de la universidad.

 

Desde la UJS, entendemos que la juventud tiene que tener una política contraria a estas organizaciones. Por eso, estaremos sumándonos en todo el país a esta iniciativa y llamamos al conjunto de les estudiantes a hacerlo. La unidad docente-estudiantil es el camino para defender nuestra universidad. Vamos por eso.

 

 

 

 

En esta nota

También te puede interesar:

El "gran diario argentino" celebra las políticas anti-educativas y el ataque a la universidad.
"Pase por la peluquería"... "siempre maquillada"... "transparencias", entre otros "consejos".
La respuesta de las autoridades fue el hostigamiento con la policía provincial.
El Colectivo convoca a la primera asamblea del CEFYL del cuatrimestre.