22/10/2021

Movilización en la Universidad Nacional de Luján contra la privatización de sus tierras

Se realizó la primera jornada en defensa del Campo Experimental.
Secretario adjunto y paritario de la Asociación Docente de la Universidad de Luján (Adunlu)

Convocada por la Asociación Docente de la Universidad de Luján (Adunlu), el pasado jueves 21 se realizó la primera “Jornada de lucha en defensa del Campo Experimental de la UNLu”. La misma tuvo lugar en rechazo a la implementación del proyecto de corte privatista impulsado por las direcciones burocráticas de Atunlu-Fatun (no docentes) y Adiul (gremio local minoritario de la Fedun); como también en rechazo de cualquier proyecto que signifique la enajenación y privatización de las tierras pertenecientes al Campo Experimental de la UNLu.

La jornada de lucha contó con una nutrida participación de docentes, investigadores, estudiantes, graduados y vecinos/as de la región. Los distintos oradores/as que hicieron uso de la palabra durante la actividad dejaron en claro que en el Campo Experimental no existen hectáreas “ociosas”. Todo lo contrario, sobre estas estas tierras hay más de cuatro décadas consecutivas de gran trabajo y esfuerzo colectivo, cuyos frutos pertenecen a toda la sociedad argentina.

Por estos días la defensa integral del patrimonio de la UNLu como bien de uso público es una tarea fundamental. En ese sentido resulta muy auspicioso que, desde abajo, va creciendo día tras día un amplio y diverso movimiento de lucha en defensa del patrimonio universitario.

También durante la jornada se expresó con fuerza que la falta de acceso a la tierra y a una vivienda digna es una problemática que afecta a millones de familias trabajadoras en nuestro país. Sin embargo, desde hace décadas los distintos gobiernos nacionales y provinciales se muestran incapaces de resolverla, y la única salida que muestran es la represión directa a quienes se organizan y luchan por este derecho elemental.

En ese sentido es necesario profundizar la lucha popular por un plan nacional de viviendas para toda la población trabajadora en tierras fiscales de la nación, la provincia o los municipios, y por la expropiación de las que verdaderamente son tierras ociosas, las de los grandes terratenientes, para programas de vivienda social.

Tal como se enfatizó en esta jornada: ¡No a la enajenación de las instituciones educativas estatales! Por una universidad pública al servicio de las mayorías populares. No a la venta de tierras en la UNLu. El 28 de octubre todos/as al Consejo de Superior en defensa del Campo Experimental.