09/06/2021

Córdoba: fallecen lxs docentes Carlos Carrizo y Viviana Hughes

Basta de muertes evitables.

Dos nuevas muertes por Covid-19 conmueven a la docencia cordobesa. El martes 8 de junio falleció el profesor de matemática, Carlos Carrizo, del Ipet 313, quien se encontraba internado en el Hospital Ferreyra de Córdoba. Hace horas, nos anuncian que falleció también la docente del Ipem 130 Raúl del Llano de Villa Allende, Viviana Hughes. Viviana se encontraba con respirador desde hace un par de semanas. Carlos estaba dispensado pero fue obligado a volver a la escuela en la última semana de presencialidad, a pesar de presentar tres comorbilidades. Durante esa semana se contagió de Covid-19.

 

La razón criminal por la que Carlos volvió a la presencialidad se debe a la resolución 183/21 que dispuso el Ministerio de Educación en consonancia con el decreto nacional del presidente Alberto Fernández; allí se expresa que “podrán convocarse al retorno a la actividad presencial laboral a los trabajadores y a las trabajadoras que hubiesen recibido al menos la primera dosis de cualquiera de las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el Covid-19, independientemente de la edad y la condición de riesgo transcurridos 14 días de la inoculación”.

Esa resolución es la consecuencia de una política denunciada una y otra vez por la docencia. La presencialidad a toda costa que mantuvo el gobierno de Juan Schiaretti nos llevó a la situación gravísima que atravesamos y que se cobró la vida de docentes, personal de salud y trabajadores en toda la provincia. Córdoba vuelve a reportar 5.493 nuevos casos y 44 muertes por Coronavirus durante el día de hoy, 9 de junio. El nivel de ocupación de camas críticas para adultos Covid-19 es de 83,1% y con asistencia respiratoria mecánica es de 21,6%, según los datos aportados por el propio Ministerio de Salud. Las restricciones anunciadas por el gobierno llegaron tarde y son insuficientes; solo dan cuenta de que se privilegian las ganancias empresariales y no la «economía» de la población trabajadora, y mucho menos su salud.

Durante las últimas semanas, la docencia agrupada en el Plenario provincial de escuelas, denunció las condiciones en las que seguíamos asistiendo a clases presenciales, los niveles de contagio entre docentes y alumnes, la cantidad de burbujas aisladas, el negacionismo del gobierno, etc. También denunció la situación de lxs docentes dispensadxs, ya sea a quienes se les negó el derecho a trabajar virtualmente y se los hizo retornar físicamente a las escuelas a pesar de ser pacientes de riesgo, como aquellos que tuvieron que volver por el decreto antes mencionado, como es el caso del profesor fallecido Carlos Carrizo. Por todos estos reclamos, se realizó una caravana y bicicleteada que exigió en la Casa de Gobierno (Panal) el cese de la presencialidad para cuidar la salud y la vida de lxs trabajadorxs. La conducción del sindicato Uepc nunca puso un pie en la lucha, al contrario, fue cómplice de la política de Schiaretti.

El próximo viernes 11 de junio, en consonancia con la jornada nacional de lucha docente y los reclamos que levantará el sindicalismo combativo, estaremos concentrados en Patio Olmos para exigir y denunciar:

-Que las medidas del gobierno son tardías y completamente insuficientes. Exigimos la suspensión de la presencialidad hasta que estén garantizadas las condiciones sanitarias, pedagógicas, edilicias y epidemiológicas en defensa de la vida y la salud de la comunidad educativa. Que sea la comunidad educativa quien decida la vuelta a la presencialidad. Exigencia de la suspensión de toda actividad no esencial garantizando los recursos necesarios.

-Que liberen la conectividad. No hay educación virtual sin recursos, dispositivos y conectividad. Que la virtualidad no profundice la vulnerabilidad de los niños, niñas y adolescentes ni sirva para la flexibilización y explotación del trabajo docente. Cobertura de todos los cargos.

-Que vacunen masivamente a toda la población y planteamos como una de las condiciones para la vuelta a la presencialidad que haya un 70% de la población vacunada con las dos dosis.

-Que el gobierno es responsable de las muertes evitables de nuestros compañeros docentes. Basta de muertes evitables.

– Que se reabran las paritarias, por un aumento salarial de emergencia y la cláusula gatillo para proteger el salario de la inflación. Ningún docente por debajo de la pobreza.

Docentes Hugo Reyna, Érica Chivalero, Vilma Levrino, Alejandra Taborda, Mirta Tribó, Patricia Soucasse, Carlos Carrizo, Viviana Hughes: ¡Presentes!

 

 

También te puede interesar:

Docentes y estudiantes, vamos a ponernos de pie.
Municipales, integrantes del SUTNA, Luz y Fuerza, docentes, jubiladxs, contra la criminalización de la protesta.
La iniciativa empalma con los reclamos de las familias que venían de solicitar eximiciones de la presencialidad para evitar los contagios.
Se reclamó contra el ajuste de Schiaretti y Fernández, por vacunas para todxs, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo.  
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.