05/04/2021

Joaquín V. González: docentes y estudiantes nos organizamos por la educación y la salud

¡No a la presencialidad y virtualidad sin recursos! Vamos todxs a la reunión interdepartamental el martes 13/4 a las 18.30h.
UJS-PO Joaquín V. González.

La última sesión de Consejo Directivo del Joaquín V. González comenzó con un informe del Rectorado sobre las condiciones edilicias para avanzar hacia una mayor apertura del profesorado. Entre un 25% y un 30% del edificio está en condiciones para utilizarse según el protocolo, y el Rectorado propone avanzar con un formato bimodal entre la presencialidad y la virtualidad mientras que en CABA hay 1.952 casos diarios (4/4/2021).

El planteo es que cada departamento de carrera elabore y adopte la propuesta del Rectorado, y recién ahí armar un plan único para presentar el 17 de abril en la próxima reunión de Consejo Directivo. Este modelo único se elaborará sin la participación del conjunto de los estudiantes y docentes del instituto. La propuesta del rectorado, tristemente acompañada por La Caravana, conducción del centro de estudiantes, ambos del Frente de Todos es avanzar hacia una «presencialidad mixta», cuando las condiciones epidemiológicas y sanitarias no están dadas.

En un cuadro donde avanza la segunda ola de Covid19, con 16 mil casos diarios, sin presupuesto para poner en condiciones el instituto, sin vacunación para estudiantes y docentes, sin poder garantizar un medio de transporte seguro, la presencialidad sin condiciones no es una opción. En estos días vimos los resultados concretos de este cóctel mortal del gobierno, con el fallecimiento del compañero Jorge, de la ET N13 de Lugano y de Román, de la escuela N°245, en Jujuy. El pedido de justicia por la muerte de estos compañeros tiene que estar atado necesariamente a la lucha por que no siga sucediendo.

La virtualidad y la deserción

El asunto es complejo. Ya que por otra parte, la virtualización forzosa a la que nos arrojaron el año pasado, sin dispositivos ni conectividad garantizados, dejó a miles fuera del sistema educativo. En el Joaquín no tenemos un relevamiento de cuantos pibes se quedaron afuera por problemas de conectividad, pero se estima que fueron más de 1.000 (¡el 20% de la matrícula!). A nivel nacional, el ministro de Educación Nicolás Trotta repartió nada más que 120 mil computadoras cuando informó un faltante de 6 millones. Mientras tanto en la Ciudad, recortaron el Plan Sarmiento, el destinado a entregar computadoras, para desviar los fondos a la educación privada.

El rectorado del Joaquín, en vez de problematizar y enfrentar esta política antieducativa que sellaron sin grietas Trotta (FdT) y Acuña (Cambiemos), reunidos en el Consejo Federal de Educación con Alberto Fernández, acordaron el levantamiento del semáforo epidemiológico en todo el país para ir a una apertura de escuelas generalizada. En vez de rechazar una presencialidad sin recursos y luchar por condiciones, levantan las manos. Su “Que cada carrera decida” esconde un verdadero “Sálvese quien pueda”.

Que no se note

Como si esto fuera poco, intentaron aprobar que las reuniones de Consejo sean cerradas diciendo que no hay recursos tecnológicos para garantizarlos, y que la única forma en la que alguien “externo” pueda asistir sería presentando una carta para ser autorizadx previamente por el Rectorado. Pero les salió el tiro por la culata. Al someter esta moción a votación, los consejeros de la UJS-PO propusimos, como en cada CD, que las reuniones sean abiertas a toda la comunidad educativa. No puede ser que un espacio donde se debate y se vota sobre nuestro instituto, actúe de espaldas a quienes lo integran.

Y en este punto tenemos que celebrar. El Rectorado, en un intento precario de restringir la vida democrática del instituto, perdió la votación, con lo cual las reuniones vuelven a ser abiertas. Tenemos que aprovechar esta oportunidad y movilizarnos virtualmente al próximo consejo.

Más Unicaba: menos presupuesto y menos ESI

Estos temas que dejó planteada la última reunión de Consejo tenemos que integrarlos a otros dos grandes problemas que debemos enfrentar. Por una parte, la vigente intención del gobierno de consolidar la Unicaba, avanzando  en la perspectiva de un cierre de los institutos de formación docente. Es notorio que los responsables de no invertir un solo peso para garantizar la cursada durante la virtualización forzosa del año pasado, si encontraron rápidamente los recursos para abrir la Unicaba, con una oferta que compite directamente con los institutos de formación docente. Las tres carreras que iniciaron son relacionadas: profesorado de Primaria, Gestión educativa y TICS aplicadas al aula. Las prioridades del gobierno están claras y la lucha contra la Unicaba sigue vigente.

Por otra parte, el gobierno de Larreta y Acuña, vuelve a arremeter contra el único postítulo gratuito y de calidad de CABA de ESI, que se dicta en el Joaquín. Después de varios años de intentar cerrar los postítulos y no poder por la organización de los estudiantes, fueron por un recorte de cupos, que pasaron de 200 a 100, cuando los inscriptos este año fueron aproximadamente 1.700. Mientras tanto, el rectorado y la conducción del centro de estudiantes no dicen absolutamente nada. Tenemos que luchar para imponer nuestras prioridades. Queremos plata para el dictado del postítulo de ESI sin cupos, en el Joaquin y en todxs los terciarios, no para la Unicaba.

Rebelión en la granja

Dice el dicho que uno no puede tapar el sol con la mano. En este caso, el rectorado no puede ocultar la realidad diciendo «presencialidad mixta». Después de tomar la resolución de tirarle el problema a las juntas departamentales para que avalen la intención aperturista del rectorado, las juntas fueron reuniéndose y en ellas se manifestó un importante rechazo a una presencialidad sin condiciones.

En las carreras con más estudiantes inscriptos pasaron cosas de las que hay que tomar nota. En una reunión de alrededor de 50 personas, votaron en contra de la presencialidad en Lengua y Literatura; en Biología el departamento lo votó de forma unánime; en Historia y en Matemáticas también hubo un fuerte rechazo.

La defensa de la salud y la educación son innegociables y los docentes y estudiantes tenemos que superar las limitaciones de un rectorado y una conducción del centro de estudiantes, que limitados por sus acuerdos políticos con el FdT, son incapaces de dar una respuesta contundente.

Les estudiantes y docentes, a organizarnos

Como no queremos un Jorge o un Román en el Joaquín, tenemos que recoger el guante estudiantes y docentes. Hay que continuar de la misma forma que el año pasado, cuando desarrollamos asambleas autoconvocadas frente al ninguneo de la conducción del centro. En estas asambleas conseguimos garantizar la regularidad para todxs y que se suspendan las correlatividades para rendir finales por la pandemia. Tenemos que avanzar en una reunión interdepartamental, abierta a docentes y estudiantes, que discuta un plan de lucha en defensa de la educación y la salud. Proponemos movilizarnos a la próxima reunión de consejo (virtual) del próximo 17 de abril y poner la agenda de docentes y estudiantes sobre la mesa.

En defensa de la salud y la educación: ¡no a la presencialidad sin recursos!

Dispositivos y conectividad para estudiantes y docentes.

No al recorte del postítulo de ESI.

Contra el cierre de los 29 institutos de formación docente.

Abajo la Unicaba.

Fuera Trotta y Acuña.

También te puede interesar:

Por una Educación Sexual integral científica, laica y respetuosa de las diversidades sexuales y de género.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Hablemos de derechos sexuales y reproductivos.
Una materia pendiente de todos los gobiernos.
Así se refirió Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys y legisladora porteña a los anuncios de Larreta sobre las clases presenciales a partir de agosto.