19/08/2021

Terciarios CABA: el gobierno quiere imponer una presencialidad sin condiciones

Larreta y Acuña deben garantizar las condiciones educativas y sanitarias.
Secretaria general CEJVG/ Consejera directiva.

A través de un documento y protocolo de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y su ministra de Educación Acuña dispusieron la vuelta a la presencialidad en los institutos de formación docente, bajo la forma de “bimodalidad” o “presencialidad escalonada”. Esta vuelta de los terciarios se da en el marco de la vuelta masiva en los niveles obligatorios, que ayer cumplió la etapa de incorporación escalonada de 290.000 estudiantes del nivel primario en CABA y tiene su correlato en todas las provincias. A esto se agrega la matrícula de la educación de jóvenes, adolescente y adultos.

El cuadro escolar que ha generado el gobierno de Larreta y Acuña, que elimina la distancia social y las burbujas, y con desinversión en infraestructura, es sobre la base de la ausencia de criterios epidemiológicos negando la pandemia; y contó con el rechazo de la docencia combativa, que viene de un paro de Ademys el martes pasado. Lo mismo pretenden en los terciarios.

Docentes y estudiantes somos lxs primerxs en plantear la importancia de la presencialidad, más aún en la formación docente. Y es atendible que muchxs quieran volver, pero en un contexto en el que esto no signifique poner en juego nuestra salud, la de lxs estudiantes y familias de la comunidad educativa. La bimodalidad que pretende el gobierno no se basa en criterios pedagógicos, sino en una orientación aperturista y negacionista de la pandemia.

Si bien han bajado los casos diarios en CABA, ya hay contagios autóctonos de la variante Delta de Covid-19, y no hay certezas de cuándo podrá haber una circulación comunitaria de la misma. Las presiones empresariales son las que empujan a que, en lugar de priorizarse la salud, se prioricen los intereses económicos.

El problema del presupuesto educativo

Nicolás Trotta y todos los gobernadores que promueven esta política aperturista, lejos de tener como prioridad la educación han ajustado a la baja el presupuesto educativo a niveles históricos. A nivel nacional son 6 millones de jóvenes con problemas de conectividad y solamente 121.000 equipos repartidos por el Ministerio de Trotta. Larreta y Acuña han recortado el presupuesto en rubros claves como infraestructura y tecnología educativa- recientemente se recortó en 371 millones el presupuesto del Plan Sarmiento, por poner solo un ejemplo.

¿Qué han hecho durante estos meses los gobiernos para preparar una eventual presencialidad en los institutos de formación docente cuando estén dadas las condiciones? Nada. Quienes no garantizaron la virtualidad, tampoco garantizarán la presencialidad. No hemos recibido una sola partida presupuestaria en toda la pandemia para reacondicionar los edificios ni brindar dispositivos y conectividad para estudiantes y docentes. Mientras, encontraron los recursos suficientes para abrir la Unicaba de manera virtual en el mes de marzo, la universidad privatista que fue rechazada masivamente por las comunidades educativas terciarias.

Nuestros reclamos

Venimos de un año en el cual la falta de recursos (compus, wifi, becas Ciudad para estudiantes) tuvo como resultado una enorme deserción estudiantil y una mayor precarización para les docentes. Desde la UJS y Tribuna Docente hemos encarnado la lucha para que nadie se quede afuera, impulsando este reclamo contra el gobierno. El protocolo que presentan para los terciarios descarga sobre los equipos directivos, docentes, estudiantes y auxiliares toda la responsabilidad, que deberán adaptar el inviable marco de supuestas clases cuando no se construyó ¡ni un aula!, no está garantizado el espacio para el distanciamiento social, ni la adecuada ventilación, ni los cargos docentes y no docentes necesarios para encarar la tarea educativa en semejante marco de emergencia. En febrero-marzo ya tuvimos una breve experiencia de bimodalidad, que trajo como consecuencia varios profesorados sin protocolos adecuados y casos de Covid.

Otro tema a tener en cuenta serán las dispensas para docentes y estudiantes. La mayoría trabaja en varias instituciones y está expuestx a esta política aperturista, con decenas y hasta cientxs de alumnxs por semana. Por la parte estudiantil, muchxs vivimos lejos del profesorado o mantenemos trabajos virtuales y nos organizamos las cursadas anuales bajo esta modalidad; y deberíamos dejar materias.

En cuanto a la vacunación, el colectivo docente en CABA logró, mediante la organización, paros, cortes, asambleas y reclamos al gobierno una inclusión en el calendario. No es así para les estudiantes, que bajo el calendario actual de la Ciudad apenas tenemos la primera dosis de la vacuna.

Desde la UJS- Terciarios y Tribuna docente planteamos organizarnos en todos los institutos, a partir de pronunciamientos en cada profesorado, Consejos Directivos y Juntas. Promovemos la deliberación en asambleas para impulsar acciones si el gobierno no escucha las preocupaciones y demandas de toda la comunidad educativa. Convocamos a todos los centros de estudiantes, la Coordinadora de Estudiantes Terciarios y los sindicatos a ponernos de pie para coordinar instancias democráticas frente a esta avanzada que nos expone a todxs.

10 condiciones para un retorno seguro

Sobre la base de un contexto epidemiológico apto. Las actividades de escolaridad masiva deben guiarse por un índice epidemiológico que indique con datos objetivos de los números para determinar el riesgo de aperturas: Índice Center for Disease Control, por ejemplo, que analiza los nuevos contagios de los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes (Fuente: ASP). Indica que, si este coeficiente da por encima de 200, el semáforo es «rojo», indicando riesgo máximo para mantener las instituciones abiertas.

1. Plan de vacunación para docentes, estudiantes, directivxs y auxiliares respetando los tiempos de inmunización

Partidas presupuestarias extraordinaria (que puede salir, por ejemplo de la quita de subsidios a las escuelas privadas y el no pago de la deuda externa, entre otros) para:

2. Comités de bioseguridad: Condiciones de bioseguridad dentro de los terciarios bajo control de la comunidad, en el marco de una lucha común de centros de estudiantes y comunidades educativas para imponer las condiciones en todos los distritos y establecimientos. Insumos de limpieza e incorporación de personal auxiliar bajo convenio. Distribución gratuita de alcohol en gel, barbijos y todo elemento de protección e higiene personal para estudiantes, docentes y no docentes.

Testeos gratuitos, sistemáticos para todo el personal y seguimiento de casos en los profesorados, tanto de docentes como de estudiantes.

3. Infraestructura. Atención y arreglos de infraestructura en los terciarios. Culminación de obras y refacción de escuelas. Mobiliario escolar adecuado. Plan de construcción de edificios que necesiten (muchos terciarios comparten con nivel Inicial, Primario y Secundario). Adecuación de las aulas: Cumplimiento de distanciamiento en las aulas y en todos los espacios de permanencia de estudiantes. Construcción de aulas y/o utilización de espacios ociosos con fines educativos. Ventilación de aulas.

4. Burbujas. Esquema de trabajo con grupos reducidos, contemplando los metros cuadrados, cantidad de docentes por estudiante, distanciamiento social y ventilación. Que se contemple un plan de clases virtuales que garanticen los aprendizajes de manera remota, creando cargos docentes de emergencia para parejas pedagógicas que garanticen clases si hay modalidad mixta virtual y presencial.

5. Ampliación de personal y condiciones laborales: Nombramiento de cargos docentes para el trabajo en los grupos reducidos. Nombramiento de profesionales para el acompañamiento de las trayectorias escolares y seguimiento académico de estudiantes del ciclo 2020/21.

6. Respeto del estatuto, licencias y dispensas. Plena vigencia del estatuto docente, licencias, dispensas (por razones de salud y cuidado de menores a cargo y de personas de riesgo).

Derecho a licencias y teletrabajo para estudiantes y docentes que vivan con personas de riesgo o que lo soliciten.

7. Conectividad y dispositivos: Entrega de dispositivos y conectividad gratuita. Entrega de libros, kits escolares, cuadernillos, que sean consultados con la docencia. Universalización de las becas estudiantiles y su actualización.

8. Beca Ciudad: por un acceso sin restricciones y aumento a $10.000.

9. Alimentación: Canastas saludables nutritivas y de calidad. Tarjeta alimentaria.

10. Derogación de la Unicaba, abajo la reforma antieducativa de Larreta y Acuña en los terciarios. ¡Fuera Ajmechet!