22/09/2021
Ajuste

Becas Progresar: el gobierno le debe 90 mil millones de pesos a les estudiantes

No ejecutó lo anunciado como ampliación presupuestaria por el Covid-19 ni lo comprometido por el Aporte Solidario.

En un reciente informe publicado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), correspondiente a la ejecución presupuestaria del mes de agosto, saltó la ficha: el gobierno nacional le debe $90 mil millones a les estudiantes.

Resulta que el gobierno está reteniendo lo establecido para las Becas Progresar tanto en lo que le corresponde al universo de “Gastos Covid-19” como a lo asignado como destino del “Aporte Solidario y Extraordinario”. De esta forma el Frente de Todos se hizo de una caja de $90 mil millones de pesos que debió ir a les estudiantes. Es el trato opuesto al que recibe el FMI, que mientras se publica esta nota recibe un cobro equivalente al doble de aquella cifra.

No es un “error”, es el ajuste

Miles y miles de jóvenes nos hemos movilizado una y otra vez al Ministerio de Educación de la Nación, hasta incluso acampamos allí una noche entera, reclamando la universalización de la Beca Progresar y su aumento a 15 mil pesos. Las juventudes piqueteras, encabezadas por la Juventud del Polo Obrero, protagonizaron estas medidas de lucha con decenas de centros de estudiantes, organizando petitorios y juntadas de firmas ante una deserción masiva de más de un millón de estudiantes.

Conclusión: no hay posibilidad que el gobierno ignore el problema central que significa la falta de becas para poder seguir estudiando, en un contexto de empobrecimiento generalizado; ni que el monto actual de la Progresar no alcanza a cubrir el wifi o los datos de internet necesarios para cursar, y ni hablar que resulta imposible siquiera pagar una cuota de una compu comprada a crédito.

Que el gobierno no ejecute ni siquiera las migajas que prometió simboliza el profundo ajuste educativo que lleva adelante. El fracaso en esta materia ha sido de tal magnitud que la derecha de Juntos por el Cambio lo utilizó como una bandera propia en la campaña hacia las Paso. Nicolás Trotta fue relevado de su cargo al frente del Ministerio de Educación, y se va sin cumplir un solo reclamo de millones de estudiantes. Su reemplazante, Jaime Perzcyk, no genera expectativas de cambio alguno en esta orientación, cuando asume como parte de un nuevo gabinete derechista y fue el secretario de Políticas Universitarias que bajo el macrismo dispuso la devaluación de los títulos de grado y el recorte a las universidades públicas.

Todo esto sucede cuando seis de cada diez pibes pasan hambre en Argentina, y alrededor del 70% de los jóvenes que trabajamos lo hacemos de manera precarizada, con salarios que muchísimas veces están por debajo de la línea de indigencia. Algunas semanas atrás el Ministerio de Desarrollo Social informó que los jóvenes registrados como laburantes dentro de la “economía popular” (un eufemismo de puestos son derechos laborales) casi duplican a los que están empleados en blanco.

Sigamos luchando

Para conquistar la ejecución del presupuesto que nos están robando, lograr el aumento de la Beca Progresar a $15 mil y la triplicación del presupuesto educativo -para que contemple la entrega de compus y wifi para todes, como también las condiciones de infraestructura para una presencialidad segura en todos los niveles- hay que redoblar nuestra organización independiente y de lucha.

La tarea es deliberar en cada centro de estudiantes, en cada escuela, en cada asamblea barrial, y ganar las calles con un plan de lucha por nuestras reivindicaciones junto a la docencia. Es el camino que marcaron ya las juventudes piqueteras.

El Frente de Izquierda Unidad impulsa a fondo esta perspectiva, y pone sus energías en contribuir a la defensa la educación publica de los gobiernos ajustadores y de las fuerzas políticas que nos gobiernan y gobernaron.

También te puede interesar:

El sistema “mixto” que sigue vigente encubre el ajuste 2021 y el proyectado para 2022.
Vamos por el doble horario de cursada, aumento de la planta docente, Cátedras paralelas, reapertura de Sanitaria B.
Reforcemos la lucha en defensa de la educación pública con el voto que le duele a los dueños del poder.
Fortalezcamos la organización contra la privatización y la mercantilización educativa, y expresemos la defensa de la educación pública con el voto al FIT-U.
Kicillof​ y la ministra Vila​ ​a la cabeza de la precarización laboral y educativa.
Con Romina Del Plá, Néstor Pitrola y Guille Kane impulsemos una gran campaña de punta a punta en la provincia de Buenos Aires.