11/11/2021

30° Marcha del Orgullo: los reclamos populares irrumpen en la “fiesta” de los gobiernos y las empresas

Agrupación 1969.

Juan Diez, Ojo Obrero Fotografía

La 30 Marcha del Orgullo que reunió miles de personas este 6/11 se dio en un contexto de ajuste y agudización de las paupérrimas condiciones de vida de la población LGBTI. La aparición con vida Tehuel de la Torre tomó una gran centralidad, mientras el Estado no lo busca y Berni ni Kicillof no dan explicaciones públicas de lo que sucedió (ni siquiera de los avances en la investigación).

La gran columna independiente, impulsada por la Agrupación 1969 y el Partido Obrero, que nucleó a todas las fuerzas del Frente de Izquierda Unidad, recogió los reclamos de la comunidad LGBT+ y logró la afinidad de muches de les que se movilizaron, que acompañaron gritando con nosotres: ¿Dónde está Tehuel?, el Estado es responsable, y celebraban la consigna de la aplicación del cupo laboral trans, y la separación de la Iglesia y el Estado, entre otras.

Las fuerzas patronales actuaron en pos de la contención del movimiento y el borramiento de las reivindicaciones urgentes del colectivo. Tanto la convocatoria oficial de la COMO (donde la FALGBT está a la cabeza) y Orgullo y
Lucha (un desprendimiento de la convocatoria oficial conformada por organizaciones y agrupamientos kirchneristas) pretendieron tapar las reivindicaciones del movimiento LGBT+, o disfrazarlas sin señalar a sus responsables políticos, por ejemplo Orgullo y Lucha mencionaron a Tehuel, pero sin señalar que es su propio gobierno el responsable de no esclarecer qué sucedió con el y dónde se encuentra.

Además la convocatoria oficial colocó como reivindicación central la “Ley Integral trans”, cuando las normativas vigentes de cupo y la ley de género no se cumplen. Lejos de elevar reclamos genuinos de nuestra comunidad, y pelear por la implementación efectiva de los derechos que hemos conquistado, su intención fue transformar el espacio en una fiesta de consumo capitalista, donde las mismas empresas (que no aplican el cupo laboral) realizan sus campañas publicitarias, diluyendo el contenido político y en sí, la lucha.

En la misma línea, en los días previos desde las redes de la 30 marcha del orgullo, solo se ocuparon de denunciar el apoyo y financiación del ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad a la columna “Orgullo y lucha” con un escenario en Diagonal Norte. Y, a la vez publicando la respuesta de Elizabeth Gómez Alcorta: “Si apoyo a unos tengo que apoyar a los otros” que confiesa así que la misma comisión y por ende la FALGBT recibe financiación del gobierno nacional para realizar la marcha, no sin antes sumirse ante ellos y ser el brazo pintor de la diversidad al Estado capitalista que nada tiene que ofrecernos más que un poco de glitter, pero no aplican financiación al cumplimiento de los derechos. No es de ocultar debajo de la alfombra que hoy en día no tenemos acceso al cupo laboral, no hay educación sexual laica y científica, se desfinancian todos los días los dispositivos de salud, y que la ley de Identidad de Género para los gobiernos es papel mojado.

Frente al bloqueo Estatal de la lucha, una gran columna independiente del FIT-U

En este marco la columna independiente del Frente de Izquierda Unidad se volvió un hecho político. Desde el Partido Obrero y la 1969 la convocatoria fue de alrededor de 500 compañeres , alcanzando más de 1000 personas movilizando en la columna independiente del Frente de Izquierda Unidad. En la misma participaron importantes referentes, dirigentes y candidates, entre elles, Romina Del Plá, Néstor Pitrola, Gabriel Solano, Amanda Martín,
Tatiana Fernández Martí y la candidata de la Agrupación 1969, Emily Victoria Matos.

Además con el conjunto de la militancia del Partido Obrero acercamos a lxs asistentes a la marcha, nuestras propuestas hacia las diversidades sexuales y de género, teniendo estas un recepción entusiasta. Otro hecho político importantísimo, fue la gran participación del Polo obrero y la Juventud del Polo Obrero, en una columna ilustrada con una gran bandera con los colores de la diversidad y el lema: “Orgulloses y Piqueteres” el reclamo central fue: TraVajo genuino, en la lucha por el cupo laboral para todes les compañeres trans y travestis. En esta movilización, se demostró que las personas LGBTI de las barriadas también nos organizamos para luchar contra la discriminación y por el derecho a la libertad de poder expresarse según su deseo.

También hubo marchas del orgullo a nivel nacional donde, desde la 1969 hemos marchado, en Córdoba con la columna independiente en la “Asamblea disidente”, un espacio independiente de las variantes gubernamentales y patronales y en Formosa.

Luego de esta gran marcha, la última en el seno de la campaña electoral, vamos por un gran pronunciamiento al Frente de Izquierda Unidad en estas elecciones, para dar fuerza a les luchadores que levantan las reivindicaciones más urgentes de las diversidades sexuales y de género, tanto en el congreso como en las calles. Un voto al FITU es un indicador de que la estafa política y electoral de los gobiernos que hacen negocios con nuestras existencias, mientras se someten al Vaticano y al FMI, no van más. Sigamos en las calles y este 14/11 votemos al Frente de Izquierda Unidad.