Córdoba: tres casos de abusos policiales en menos de 48 horas

Hay denuncias sobre la Policía por atropello, robo, golpizas y hasta la detención de un menor de edad delante de sus padres.

La policía de Córdoba sigue siendo protagonista de hechos aberrantes. Solo en esta semana se dieron a conocer tres casos de abuso policial, que sufrieron un jubilado, un adolescente y un grupo de limpiavidrios.

El miércoles 24 salió a la luz la denuncia de José Antonio David Rojas, un jubilado de 70 años, que sufrió un choque por parte de un móvil policial que le produjo una quebradura de cadera y lesiones en el tobillo y la rodilla. Según relató el damnificado, le tendrán que colocar prótesis de un valor de entre $60.000 y $70.000, algo que no puede costear con su jubilación de $15.000.

José, además, relató que en el suceso perdió su celular. Y sospecha que fueron los agentes, ya que “solo estaban ellos y yo en el lugar’’. No recibió tampoco la atención medica correspondiente: “después llegó la ambulancia, pero no me quiso llevar, así que estuve como una hora y pico hasta que vino otra” contó a Canal 12.

El 25 de noviembre, La Tinta’’ publicó un nuevo hecho de abuso policial. Un menor, de 15 años, fue detenido el 19 del corriente mes, luego de ir cargar nafta con su motocicleta. El rodado se lo regalaron sus padres sin la trasferencia finalizada. Luego de huir de un control policial, por miedo a que le secuestren la moto, lo detuvieron en la puerta de su domicilio. La familia relató que lo tuvieron por varias horas arriba del móvil, sin saber a dónde estaba. Cuando llegó a Tribunales II estaba golpeado, le armaron una causa por “robo calificado por el uso de arma” y lo trasladaron al Complejo Esperanza. El menor no tenía antecedentes de ningún tipo, y la familia relata que es un adolescente como cualquier otro que incluso siquiera salió de su domicilio durante la pandemia.

Días atrás, un video da cuenta también del hostigamiento policial a limpiavidrios, a quienes les impidieron continuar su labor en la zona del Patio Olmos. Además, los amenazaron con armarle una causa. Hace una semana, una pareja denunció también una brutal golpiza policial en Córdoba.

Cabe recordar que hay todavía una causa abierta luego de que un policía denunciara que les exigen garantizar una determinada cantidad de detenidxs diarios. El uniformado afirmó que le dan pautas para detener como el color de piel, la vestimenta y el nivel de educación. Estos son los “protocolos” que maneja la fuerza y que se imponen desde arriba: Zarate, Mosquera y Schiaretti son responsables.

Quienes gobiernan necesitan a esta fuerza descompuesta para hacer pasar el ajuste fondomonetarista que atacará más profundamente las condiciones de vida de la población.  El 23 de noviembre se desarrolló por ejemplo un megaoperativo policial contra la convocatoria piquetera encabezada por el Polo Obrero. Es claro que no se trata de uniformados a los que “se le va la mano”, sino que actúan con la prepotencia de saberse impunes. Enfrentemos el ajuste y la represión deliberando en asambleas en todos los barrios y con la movilización popular. Basta de abuso policial. Desmantelamiento del aparato represivo. Elección y revocabilidad por voto popular de jueces y fiscales.

También te puede interesar:

Patoteada playera y zona liberada por la Bonaerense.
Están convocados cortes en la ruta 38 y una campaña de difusión.
Rechacemos la flexibilización del protocolo y exijamos personal y recursos para enfrentar la tercera ola.
Los aumentos de la luz en el interior del país.
Aplaudido por las cámaras patronales y con el aval de la burocracia local, el gobierno de Juan Schiaretti flexibiliza el aislamiento sin destinar presupuesto sanitario.