Una pareja denunció brutal golpiza policial en Córdoba

Una de las victimas tiene el rostro desfigurado.

La Voz del Interior

Una pareja de jóvenes cordobeses denunció que fue salvajemente golpeada por la policía de la provincia. Una de las victimas quedó con el rostro desfigurado. El hecho sucedió el pasado viernes a la madrugada en el Barrio de Nueva Córdoba, cuando lxs jóvenes se encontraban paseando en moto y fueron detenidxs en un control policial. Una de las victimas tiene el rostro desfigurado, le partieron el labio, perdió dos dientes y la dejaron inconsciente.

Lara, de 18 años, y Mariano, de 20, accedieron a la entrega de los documentos. Sin embargo un policía insulta al joven y entre cuatro o cinco agentes lo golpean, según la denuncia. La novia pide que cesen la agresión, empezó a filmar lo que estaba sucediendo, y recibió como respuesta una brutal golpiza.

La policía habría confundido a la pareja con “motochorros”. Luego de golpear a la pareja los dejaron sin ningún tipo de asistencia y secuestraron elementos de prueba. El hecho no tuvo consecuencias más graves por la acción de vecinxs, que llamaron al 107.

El abogado de la pareja, Jorge Sánchez Del Bianco afirmó a Cba24 que la joven recibió un culatazo. Como consecuencia de la agresión sufrida, tendría “lesiones irreversibles”.

Los móviles que intervinieron están identificados, y por diferentes medios de comunicación se difundieron las patentes de los vehículos. Para Del Bianco es fácil de identificar a los agentes porque cada móvil “tiene asignado un personal policial para cada uno de ellos”.

La Voz del Interior publicó que la jefatura de la policía entregó al “Tribunal de Conducta dos discos compactos con filmaciones captadas por las cámaras del móvil que participó del procedimiento. Altas fuentes oficiales señalaron que ‘no se ve en ningún momento golpiza alguna’ por parte del personal policial actuante”.

Es decir que las autoridades niegan el testimonio de las víctimas. Incluso afirman a la citada fuente periodística que “los policías asisten a la chica. Estaba en shock. No sabemos si habían querido asaltarla antes y le tiraron algo”. Así las cosas, los policías involucrados permanecen en servicio, libres de cargos.

En las próximas horas se tienen que realizar análisis de cámaras independientes que pueden dar más pruebas de lo sucedido. Este caso se suma a la larga lista de “abusos policiales” que suceden a diario en las calles de Córdoba.

Siguen los casos de violencia y abuso policial contra las mujeres, las detenciones por portación de rostro, las torturas y causas armadas contra jóvenes trabajadores, lo que da cuenta de un aparato descompuesto, que continúa hostigando y reprimiendo a pesar de cambios de cúpulas, sanción de nuevos protocolos. Los casos de gatillo fácil son la expresión más brutal de toda una orientación represiva. En la reciente decimoquinta Marcha de la Gorra una multitud denunció la represión, responsabilidad de todos quienes gobernaron en las ultimas décadas.

En el fondo los casos de “abuso policial” reflejan una descomposición de la policía de Juan Schiaretti que viene de larga data. Es necesario su desmantelamiento y reemplazo por una organización ciudadana que no tenga fines represivos. Basta de represión, justicia para las víctimas de la policía.

En esta nota

También te puede interesar:

Rechazamos la política de devaluación e inequidad educativas, el ajuste y la precarización laboral.
Pongamos en pie un masivo movimiento estudiantil independiente de los gobiernos.
Decimoséptimo femicidio en la provincia.
Hay denuncias sobre la Policía por atropello, robo, golpizas y hasta la detención de un menor de edad delante de sus padres.