El gobierno defiende a Berni, no a los DD.HH.

Los Fernández y Kicillof lo ratifican como ministro de Seguridad.

El ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni ocupó nuevamente los titulares de los medios de comunicación. Por un lado, atacó a los organismos de DD.HH. y a «los piqueteros» que toman tierras en la provincia. Por el otro, reconoció que estaba enterado del curso del motín policial de la semana pasada y «podría haberlo frenado en 15 minutos, si hubiera querido».

A pesar de estas declaraciones y confesiones, que lo convierten en cómplice de un motín policial y de colocarse en la línea de los que vienen cascoteando la lucha por los derechos humanos, el gobernador Axel Kicillof, el presidente Alberto Fernández y su madrina política, Cristina Fernández de Kirchner, lo sostienen y ratifican al mando del Ministerio de Seguridad. Berni no se mantiene por peso propio: lo sostienen para garantizar la impunidad, tanto en el caso de Facundo y de los otros 42 de gatillo fácil en la provincia. No quieren abrir una brecha para preservar a las fuerzas represivas a lo largo y ancho del país para la tarea de reprimir las reacciones populares frente al agravamiento de la crisis, de lo que las tomas de tierras frente a la crisis habitacional es una muestra.

El gobierno sostiene a Berni garantizando su propia impunidad

Aunque le pese a los sectores progresistas del gobierno, hoy más que nunca, los Fernández y Kicillof sostienen a Berni, que continúa acumulando a su prontuario de represión y ataque a la organización de lxs trabajadores.

Y el gobierno pone todas las fichas en el empoderamiento de la «maldita policía». En una misma semana ha brindado $37 mil millones en un «megaplán» de reforzamiento represivo en Buenos Aires, y ha reculado aumentando un 40% a la policía amotinada y los resultados están a la vista: la Bonaerense salió a reprimir cuanto reclamo popular exista: desde el desalojo en San Fernando, la protesta de vecinos por la muerte de un pibe de 6 años o la familia y amigos que reclamaban justicia por el femicidio de Ludmila, de 14 años.

El accionar de la Bonaerense no es «violencia institucional» efectuada por manzanas podridas dentro del sistema, es una política de Estado abonada por el conjunto del gobierno. El mensaje de empoderamiento de las fuerzas de seguridad no es otra cosa que darle el visto bueno a su accionar criminal: la policía está íntimamente ligada al narcotráfico, la trata de personas y una historia de represión y gatillo fácil que tiene como principales víctimas a los trabajadores y la juventud.

No se puede pelear contra la impunidad de los crímenes a lxs trabajadores y la juventud perteneciendo al mismo gobierno que los fomenta y avala. La pelea para que se vaya Berni es fundamental para asestar un golpe a la política represiva nacional de conjunto.

¡Fuera Berni!

Las quejas contra las declaraciones de Berni por parte de los organismos de derechos humanos queda trunca si no se lucha porque Berni se vaya. Es el planteo de las organizaciones independientes del Estado y de los gobiernos, para luchar contra la impunidad de ayer y hoy. La consigna que tempranamente advertimos desde el Partido Obrero, y luego adoptaron el EMVyJ, organizaciones de DD.HH., la madre de Facundo Castro, Sergio Maldonado, cobra más vigencia que nunca.

La bandera de justicia por Facundo, como lo ha dicho su madre Cristina, es el mismo reclamo de los centenares de caídos a manos de la policía asesina. Vamos a esta lucha para quebrar la impunidad y defender el derecho a vivir, a trabajar y a reclamar nuestros derechos de toda la población trabajadora.

A continuación, reproducimos el comunicado de organismos de derecho humanos integrantes del EMVyJ:

Al gobernador bonaerense Axel Kicillof

Los organismos de derechos humanos abajo firmantes, integrantes del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia,  e independientes del Estado y los gobiernos de turno, nos dirigimos a Ud. a fin de repudiar enérgicamente las recientes declaraciones de su Ministro de Seguridad, Sergio Berni.

Su burdo ataque a los organismos de derechos humanos («no trabajan», «son puro bla bla», «ganan sueldos altísimos», «no aportan nada») no solo insulta la memoria de décadas de lucha, sino que ataca las tareas de defensa de derechos humanos que ejercemos cotidianamente.

Los derechos humanos no son a gusto de quien «piensa distinto», como dijo Berni, sino para ser respetados por el Estado y por todos sus funcionarios, máxime desde que en 1994 se dio rango constitucional a los tratados internacionales de derechos humanos.

Por su rol como responsable directo y encubridor de la Policía Bonaerense en la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro; por su permanente arenga en favor del autoritarismo, la criminalización de los reclamos sociales y las políticas represivas, y por su inédita Hola provocación antidemocrática, le reiteramos nuestra exigencia de la inmediata destitución de Berni.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 14 de setiembre de 2020
AEDD-Asociación de ex Detenidos Desaparecidos, APEL – Asociación de Profesionales en Lucha, APEMIA -Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la Amia., Asociación de Derechos Humanos Cañada de Gómez, Santa Fe, CADEP-Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo, CADH –Coordinadora Argentina de Derechos Humanos, CADHU – Centro de Abogados por los Derechos Humanos, CAJ -Comité de acción jurídica, CEPRODH – Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, CMC-Colectivo Memoria Militante., CORREPI –Coordinadora contra la represión policial e institucional, EMCF-encuentro Militante Cachito Fukman., H.I.J.O.S Zona Oeste, [email protected] [email protected] de desaparecidos por la Verdad y la Justicia, SERPAJ- Servicio de Paz y Justicia.

Es necesario redoblar la movilización popular para que se vaya Berni. Será un paso adelante en la lucha por el desmantelamiento de la maldita Bonaerense y un golpe a la política represiva contra las luchas populares.

A su vez, fruto de las jornadas de lucha y organización en todo el país, impulsamos, junto a organismos de derechos humanos y familiares de víctimas de gatillo fácil un plenario antirrepresivo para este sábado 19 de septiembre que sirva como un punto de reagrupamiento para todos los que salen a luchar contra los abusos y la represión policial y para impulsar un plan de lucha a nivel nacional.

También te puede interesar: