14/09/2020

Sergio Berni ataca a los organismos de derechos humanos buscando más impunidad

Kicillof lo ratificó como ministro, nosotros exigimos justicia por Facundo y todas las víctimas.

Veinticuatro horas después que aparecieron las pertenencias de Facundo Castro (mochila, celulares, carnet de conducir), la periodista Romina Manguel entrevistó en A24 al ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni, responsable de la policía que está implicada en la desaparición forzada y el asesinato del joven.

En la entrevista, Berni confirmó que nunca le pidieron la renuncia ni el gobernador Axel Kicillof, ni el presidente Alberto Fernández ni quien reconoce como su jefa, Cristina Fernández de Kirchner. No solo eso, Kicillof lo ratificó en su cargo el medio de las críticas, cuando lo cuestionaba incluso de un grupo importante de intendentes del PJ y a pesar de los 42 casos de gatillo fácil que lleva la Bonaerense.

Para mantenerse en su cargo, Berni se presenta como la mano dura que los sectores patronales reclaman frente a la resistencia activa de los trabajadores ante la agudización de la crisis, como la ocupación de terrenos por parte de familias totalmente empobrecidas: «los sectores que quieren que me vaya tienen intereses políticos, es una operación. Cuando nosotros decimos en la provincia de Buenos Aires, ‘acá se va a respetar la propiedad privada’, lo que queremos decir es: ‘acá piqueteros, no'». La política de palos para los vecinos bonaerenses sin vivienda es una orientación compartida por el Frente de Todos a nivel nacional.

 

La lucha contra la impunidad de ayer y de hoy

 

En la entrevista, Berni atacó a las organizaciones de derechos humanos, a quienes, dijo, les ofreció poner a cargo de Asuntos Internos de la Bonaerense y no aceptaron por «vagas». ¿Contra quién despotrica? ¿contra las Madres, contra las Abuelas de Plaza de Mayo, contra Hijos?, ¿contra las organizaciones independientes que marchamos exigiendo justicia por Facundo? El ataque de Berni a las organizaciones de derechos humanos ventila también sobre el grado de integración de varias de ellas al propio aparato del Estado, como resultado de la cooptación que llevó adelante el kirchnerismo, que son justamente las que no reclaman que Berni se vaya, a diferencia de aquellas que mantienen la independencia política del Estado y los gobiernos, condición indispensable para luchar contra la impunidad de ayer y la de hoy. Sergio Berni busca desprestigiar la lucha histórica por los derechos humanos y, sobre todo, de quienes han puesto de manifiesto su responsabilidad en el crimen de Facundo Castro.

Los Fernández sostienen a Berni, que continúa acumulando a su prontuario de represión y ataque a la organización de lxs trabajadores. El mensaje de empoderamiento de las fuerzas de seguridad significa darle el visto bueno a su accionar criminal: la policía está íntimamente ligada al narcotráfico, la trata de personas y una historia de represión y gatillo fácil que tiene como principales víctimas a los trabajadores y la juventud.

Fuera Berni

El gobierno se juega a fondo en el encubrimiento de Berni y la maldita Bonaerense para sostener su impunidad en el caso Facundo, porque los crímenes y la represión contra los trabajadores y la juventud son una política de Estado. En las últimas semanas ha decidido respaldar esta orientación con un «megaplán de seguridad» brindando $37 mil millones al servicio de reforzar las fuerzas represivas. El recule del gobierno frente a la policía con un 4o% de aumento no es igual para docentes, médicos y estatales que reciben el 0% de aumento paritario.

Son las dos caras de la misma moneda: frente a la crisis social imparable, la falta de viviendas y de trabajo, el Gobierno «invierte» en más palos y garantiza la impunidad de las fuerzas represivas.

Para pelear contra la impunidad de ayer y de hoy, es necesario construir un canal de organización independiente de los gobiernos y que luche contra el Estado.

En el campo de los que luchamos contra la represión, la impunidad y el gatillo fácil, la consigna del Fuera Berni ha ganado la movilización callejera: la han tomado la madre de Facundo Castro y sus abogados, el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, la Marcha contra el gatillo fácil y otros organismos de derechos humanos.

Fruto de las jornadas de lucha y organización en todo el país, impulsamos, junto a organismos de derechos humanos y familiares de víctimas de gatillo fácil un plenario antirrepresivo para este sábado 19 de septiembre que sirva como un punto de reagrupamiento para todos los que salen a luchar contra los abusos y la represión policial y para impulsar un plan de lucha a nivel nacional.

También te puede interesar:

Traducir el descontento en una potente lucha de millones de jóvenes contra los partidos patronales y por el socialismo. La necesidad de concretar un congreso abierto del FIT-U.
A propósito de una “nota de opinión” del ministro de Seguridad bonaerense.
Pertenecen a Xiomara Flores y Jana Curihinca, dos de los ocho policías acusados de la desaparición y muerte del joven.
La participación de la mamá de Facudo Astudillo Castro en el II Congreso del Plenario de Trabajadoras.
Anunció que se va a “trabajar por un tiempo” como médico en el Hospital de Santa Cruz.
Nuevamente exigió bajar la edad de imputabilidad.