TIGRE

Los acuerdos de Zamora y Berni: anuncian 300 millones de pesos para el reforzamiento policial

Se refuerza la política de "mano dura" en Tigre.

La última visita a Tigre del ministro de Seguridad de la provincia Buenos Aires, Sergio Berni, deja en claro como el gobierno provincial premia la política de represión para tratar a las ocupaciones de tierra en el municipio. Así sucedió este año con la represión en Don Torcuato en un intento de recuperación de tierras y lo mismo hace semanas en el barrio Garrote cuando militarizaron el barrio, ante otro intento de recuperación de tierras, luego de que hace varios años la entrega de viviendas a los vecinos de ese barrio se encuentra paralizada.

La política represiva provincial ha llevado a Berni a jactarse de desalojar a más de 800 luchas por la recuperación de terrenos, en lo que va de su gestión como ministro de seguridad en la provincia de Buenos Aires en este 2020, que en Guernica tuvo su expresión más álgida en la represión a las familias y vecinos.

«Inversiones» represivas en Tigre

El anuncio de una inversión de 300 millones para la compra de equipamiento y reforzamiento del operativo policial, destinadas también al COT de Tigre, fuerza de seguridad local, es un elemento importante a destacar luego de que en el municipio se han sucedido luchas importantes de sectores de trabajadores como municipales y de salud ante el recorte de áreas en el municipio y el intento de avanzar en despidos y reducción salarial.

Por otro lado el COT, como fuerza represiva del distrito, lleva en su historial numerosas denuncias por apremios ilegales contra vecinos, cómo también en su carácter represivo contra la juventud de los barrios y las luchas populares, solo para mencionar este año hay denuncias de vecinos de Las Tunas, Ricardo Rojas, pero también las trabajadoras del servicio de fortalecimiento familiar del municipio en el marco de un plan de lucha a mediados de año denunciaron el hostigamiento de esta fuerza contra la acción de lucha que venían llevando.

Lo único que puede quedar claro de la visita de Berni al municipio es el reforzamiento aún más del accionar represivo policiaco, este año la bonaerense se llevó la vida de más de 60 jóvenes con gatillo fácil en toda la provincia, además de la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro.

En este sentido el intendente Julio Zamora señaló que «tuvimos la grata visita del ministro Berni, y junto a los comisarios y comisarias de Tigre debatimos el marco de seguridad que se viene más mano dura». Sin embargo, a la hora de hablar de la inversión para planes de vivienda no hay un solo peso.

Los trabajadores debemos intervenir con nuestro programa. Las necesidades vitales de la población, como la tierra y la vivienda, no pueden ser enfrentadas con políticas represivas.

Para enfrentar el problema habitacional es necesario terminar con la concentración del suelo urbano en manos de los especuladores, e implementar de manera inmediata el Banco de Tierras municipal, postergado desde hace más de una década. El mismo debe exigir el efectivo cumplimiento de la disposición del 10% de las tierras de todo gran emprendimiento inmobiliario para el Banco de Tierras, y la concentración de toda tierra fiscal y ociosa del distrito, para destinarla al desarrollo de planes de viviendas para la población.

Es imprescindible que se impulsen, de manera efectiva, programas de viviendas capaces de dar respuesta al masivo déficit habitacional.

También te puede interesar:

Movilización el próximo viernes 26 a las puertas del Ioma, en defensa de la salud pública y por el aumento del presupuesto.
Todxs a la movilización contra el cierre el jueves 25 a las 9 am desde Plaza San Miguel a DIEGEP
La Bonaerense y Berni son responsables de su desaparición seguida de muerte.
Paolo Rocca- Techint- responde con 30 despidos frente al reclamo de los trabajadores