Mamá de Facundo Castro: «la Policía bonaerense desapareció a mi hijo»

Contundentes acusaciones de Cristina Castro, la madre de Facundo.

"Nunca tuve la duda de que fue la Policía. Vamos a marchar para pedir que nos devuelvan a mi hijo", expresó su mamá.

Hoy se cumplen tres meses de la última vez que se vio a Facundo Astudillo Castro con vida, en un patrullero de la Bonaerense. El Encuentro Memoria Verdad y Justicia junto a organizaciones sociales, sindicales y piqueteras concentraron en varios puntos de la provincia de Buenos Aires para exigir la aparición con vida de Facundo Castro y por el Fuera Berni, por su responsabilidad en el accionar de la Policía Bonaerense.

En una entrevista con TN, Cristina Castro, la madre de Facundo, responsabilizó a la Bonaerense de la desaparición de su hijo: «Nunca tuve la duda de que fue la Policía. Vamos a marchar para pedir que nos devuelvan a mi hijo: la policía de Buratovich y Origone, porque ellos se lo llevaron».

 

 

¿Qué pasa en la causa?

En estos momentos, en la causa se desarma la hipótesis de que una mujer lo habría llevado a Facundo hasta Bahía Blanca. Su declaración sostiene que trasladó a un hombre mayor que Facundo, más alto y que fue el 27 y no el 30 de abril. El testimonio llegó por medio de los policías que pararon a Facundo la primera vez, que se sospecha que estarían encubriendo su traslado a la comisaría. «Estamos cansados de los falsos testigos que coloca la Policía. Se contradicen entre ellos, nunca les creí», dice Cristina.

Leandro Aparicio, uno de los abogados querellantes, acaba de señalar que “la asociación ilícita para el encubrimiento o los ‘desaparecedores’ ya está integrándose con personas civiles, concretamente un funcionario de la Municipalidad de Villarino que ha aportado una lista falsa de lectores de patentes con un horario cambiado” (Télam, 29/07).  Este dato, de por sí escandaloso, sella con más fuerza aún la certeza de la familia de que estamos en presencia de un delito perpetrado desde el propio Estado. A través de los falsos testigos insertados por la Bonaerense, quieren desviar la investigación a Bahía Blanca. En la entrevista Cristina remarca la complicidad del gobierno de Villarino y la cúpula policial.

Entre otros motivos, por introducir este testimonio contradictorio por la parte interesada que se suponía apartada de la causa sin ningún miramiento, la querella solicitó la recusación del fiscal federal Ulpiano Martínez. Cristina en la entrevista: «Al Señor Presidente, si me está escuchando: no soy yo sola una madre caprichosa, Madres y abuelas de Plaza de mayo y todos los organismos de DDHH de Argentina, que se separe al fiscal».

Pero la Justicia acaba de confirmar al fiscal al frente de la investigación, denegando de esta manera el pedido de recusación. La jueza federal María Gabriela Marrón decidió desoír estos argumentos, dejando la investigación en manos de un fiscal que cuenta con antecedentes similares en otras causas de extrema gravedad, como delitos sexuales y de lesa humanidad.

 

Fuera Berni, el Estado es responsable

Fernández no ha abierto la boca ante las abrumadoras evidencias de la intervención de la Bonaerense, que ocultó información, obstaculizó la búsqueda y amedrentó familiares con la complicidad de Sergio Berni y la Justicia Federal. La madre apuntó directamente al titular de la cartera: «¿A Berni no le parecio raro? Se fue sabiendo toda la verdad y se sigue callando. Siguen tapando a los culpables. Me dan asco».

Berni es responsable directo del comando de la política de “empoderamiento” de la Bonaerense y, por tanto, del conjunto de los atropellos y asesinatos que esta descarga contra los trabajadores y la juventud

El Gobernador Axel Kicillof y Carlos Bevilacqua, intendente de Villarino.

empobrecidos. Es el mismo gobierno el que alienta el accionar represivo y el gatillo fácil con la militarización de las villas y la represión de los reclamos populares. Por estos motivos planteamos que se vaya Berni. El gobernador Axel Kicillof es responsable de esa política y sus consecuencias, por permitir este accionar policial.

«Me están tomando el pelo. Yo puedo ser una simple empleada, pero no les tengo miedo. Los laburantes plata y miedo no tenemos y no vamos a parar de gritar hasta verlos tras las rejas», finalizó Cristina.

El reclamo popular por la aparición de Facundo Castro es fundamental para superar las maniobras de encubrimiento por parte de la policía y el poder político. Si Berni cae como consecuencia de la movilización de la juventud y los trabajadores estaremos en mejores condiciones para avanzar en la lucha por el desmantelamiento de la Bonaerense. En este camino inscribimos la campaña por un Plenario Nacional contra la Represión para unir todas las luchas contra el gatillo fácil, y la represión policial y estatal. ¡Fuera Berni!

 

 

También te puede interesar:

La lucha por tierra cumplió tres meses y sigue firme, mientras se derrumba el relato del gobierno.
El municipio de Lomas de Zamora sigue hostilizando a los vecinos del barrio Unión y Fuerza para forzar su desalojo.
No se puede estatizar la memoria de un militante socialista
La ausencia de Cristina y el rol de la CGT.
El día lunes 19, las mujeres y diversidades sexuales nos movilizamos al municipio, pasando por la fiscalía y la comisaría de la mujer.