TIERRA y VIVIENDA

La Plaza de Mayo, copada en solidaridad con Guernica

Miles participaron de la conferencia de prensa de delegados realizada en Guernica y de la marcha hasta la Casa Rosada, repudiando la represión y exigiendo "tierra para vivir" y que se vaya Sergio Berni.

Juan Diez - Ojo Obrero Fotografía

Tras la gran jornada de cortes y movilizaciones realizada ayer contra el desalojo represivo de las 1.400 familias de la toma de Guernica, en un operativo de 4 mil efectivos comandado por el ministro de seguridad Sergio Berni bajo la orden de Axel Kicillof y Andrés “Cuervo” Larroque y junto a la gendarmería de Alberto Fernández, esta gran lucha y la solidaridad popular con la misma volvieron a hacerse sentir de manera contundente en el centro porteño y en todo el país.

Tras la conferencia de prensa de los delegados y delegadas de Guernica realizada en el Obelisco, junto a organizaciones políticas, sindicales y de derechos humanos, el reclamo se movilizó a la Plaza de Mayo. La masiva convocatoria en las calles céntricas de la capital y frente a la Casa Rosada arrojó una imagen viva de cómo ha calado esta pelea en la población trabajadora, en una Argentina incendiada por la crisis habitacional.

Como señaló Eduardo Belliboni a Prensa Obrera, esta masividad de la marcha, que incluyó la presencia de organizaciones que adhieren al gobierno nacional, “muestra la amplitud del repudio a la represión y la justeza del reclamo popular”. Asimismo, el dirigente del Polo Obrero señaló que la acción de lucha “es un llamado a los trabajadores a organizarse, a resistir este ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional y aplaudido por Patricia Bullrich, que solo cierra con represión. Es más necesaria que nunca la organización desde abajo para superar a la podrida CGT y a la CTA, que hoy no están acá y a quienes debemos desplazar para luchar contra el ajuste”.

Desde el Obelisco, Juana, de la Comisión de Mujeres de Guernica, señaló que “ayer vivimos un desalojo muy cruel, violento. La verdad que no le dieron ni la posibilidad a las familias de retirar sus cosas. No avisaron. Muchas familias que estaban con sus hijos y ahora hay mucha gente que quedó en la calle. Vamos a seguir luchando, lo único que queremos es tierra, nada más”. Por su parte, uno de los delegados de las familias, Luis, manifestó que “no queremos más represión. Lo que queremos es una pronta respuesta” a la demanda de vivienda.

 

La conferencia de prensa reunió estas y otro sinfín de denuncias sobre la acción de los uniformados; contrapuso la defensa de estos reclamos elementales a la política de los gobiernos, comprometidos con el capital inmobiliario, y ratificó la exigencia de una propuesta de solución integral para las familias.

También estuvieron presentes los vecinos y militantes detenidos en el operativo policial, entre ellos Tatiana Fernández Martí, presidenta del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires, que recordó que desde Guernica “presentaron un proyecto de urbanización con el cual el gobierno debe avanzar para que estas familias tengan donde vivir, algo que no está garantizado para ellas ni para millones de personas”. También Fernando Ramal, que marcó que “la cacería que desataron ayer, a varias cuadras del predio, fue una decisión política y una mancha que no se le borra más a este gobierno que decía que iba a gobernar para los de abajo, que no iba a continuar con las políticas del gobierno de Macri. Una careta que quedó quemada con las casillas de ayer”, con una represión que “buscó aleccionar a todos los que están saliendo a luchar”.

Fue generalizado el reclamo de que se vaya Sergio Berni, que ha cobrado un fuerte asidero desde el crimen de Facundo Castro. Juana, de la comisión de mujeres de Guernica, expresó con dureza: “escuché a Berni decir que ayer puso el pecho. No fue así. Nosotros pusimos el pecho, él puso las balas”.

En la jornada se transmitió el saludo de Nora Cortiñas, que llevó la solidaridad de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y dijo que “vamos a defender el derecho a la tierra, como a la salud, a la educación y a poder comer todos los días”.

El Polo Obrero y el Partido Obrero dieron cuenta de su compromiso con la lucha con una nutrida presencia en la movilización. Néstor Pitrola señaló que “vamos a insistir en organizar la unidad de los movimientos de ocupantes de tierra y gente sin techo, organizados con los métodos de asamblea y cuerpo de delegados de Guernica, para irlo extendiendo a todo el país y producir un movimiento nacional por la tierra, hasta conquistar las reivindicaciones”. Por su parte, Gabriel Solano, legislador porteño del PO-Frente de Izquierda, dijo que “venimos también a rechazar completamente las acusaciones contra nuestro partido. Acá no hay un problema de un partido que haya querido inventar un conflicto. Solo en octubre hubo seis desalojos en la Provincia de Buenos Aires, otros tantos en septiembre. El tema habitacional es acuciante, porque con el crecimiento de la pobreza y la desocupación cada vez más familias no pueden pagar el alquiler”.

La enérgica columna de familias, referentes y organizaciones que dio cuerpo a la jornada y plantó bandera frente a la Casa Rosada dejó en claro que esta lucha sigue.

 

También te puede interesar:

Luchemos por la tierra y planes de vivienda.
El 24 de noviembre se realizará una nueva jornada de protesta por la libertad de las detenidas.
Repudiamos un nuevo desalojo ilegal con represión, en este caso a las familias que ocupan terrenos ociosos.
#FueraAcuña el 24/11 a las 16hs, a dos años de la sanción de la Unicaba, vamos todos a la Legislatura.
El próximo martes 24 a las 9h contra el ajuste en los comedores y por un fin de año sin miseria.