Un país conmovido por la represión en Guernica

Cortes y movilizaciones desde el norte a la Patagonia.

El virulento operativo de desalojo de la toma de Guernica del jueves 29, con quema de las casillas instaladas y una cacería con gases y balas de goma que se extendió por cuadras y cuadras, despertó una enorme indignación popular que se expresó con acciones de movilización ese mismo día de punta a punta del país.

Como parte de las organizaciones solidarias, desde el Partido Obrero y el Polo Obrero se desplegó una importante presencia en cada una de esos puntos.

En la misma localidad bonaerense se realizó un corte en la intersección de la ruta 210 y calle 29, así como un acampe frente a la Municipalidad del partido bonaerense al que pertenece (Presidente Perón), donde las vecinas y vecinos se plantaron denunciando que no tenían adónde ir tras ser expulsados del predio.

También en la capital bonaerense, La Plata, hubo más de una medida de lucha. En primer lugar, frente a la Dirección Departamental de Investigaciones de la Plata, donde se encontraban las al menos 39 vecinas, vecinos y militantes detenidos. Allí una tenaz concentración de centenares de personas exigió durante largas horas su liberación, que finalmente se produjo entrada la tarde; Prensa Obrera recogió allí los impactantes testimonios tanto de activistas independientes como de referentes del PO que debieron soportar los apremios policiales. A su turno, la bajada de la Autopista La Plata-Buenos Aires fue escenario de un corte.

La jornada de lucha en el AMBA se completó con acciones en el Acceso Oeste de la Ciudad de Buenos Aires -a la Altura del Hospital Posadas-, en el Puente Pueyrredón, en Puente Saavedra y en el centro porteño, donde se realizó una fuerte concentración en el Obelisco y una radio abierta en la Plaza de Mayo, denunciando a metros de la Casa Rosada al poder político que ordenó la represión, tanto el de Alberto Fernández como el de Axel Kicillof y Sergio Berni. En el acto, Carlos “Sueco” Lorkipanidse expresó el repudio del Encuentro Memoria Verdad y Justicia “al sanguinario desalojo”, y Néstor Pitrola defendió la “alianza de los trabajadores argentinos contra este régimen podrido” y llamó a realizar un congreso nacional de tomas.

También se expresó el reclamo en diversos puntos del interior de la Provincia de Buenos Aires, con medidas como un piquete en Mar del Plata (en Ruta 88 y 47) y una concentración y conferencia en Bahía Blanca.

Santa Fe y Córdoba

En la provincia de Santa Fe se destacó la gran movilización rosarina, que fue desde Plaza 25 de Mayo hacia gobernación. Como destacó allí la dirigente del PO Carla Deiana, no sorprende el gran impacto solidario con Guernica en esa ciudad, en la que la existencia de ocho tomas es el síntoma de lucha de un déficit habitacional que se extiende a cerca de 100 mil personas, con la contracara de una especulación inmobiliaria desenfrenada en la que se vuelcan las ganancias del capital agroexportador y el narcotráfico.

También en la zona centro del país, el repudio al desalojo dijo presente en Córdoba con un masivo corte del Puente Darío y Maxi (ex Centenario). La legisladora Soledad Díaz García señaló que “la lucha de Guernica es la expresión más avanzada de la lucha que también se está desarrollando en Córdoba: más de 20 ocupaciones han tenido lugar durante esta cuarentena” y denunció que “el gobierno de [Juan] Schiaretti ha sido el principal promotor de un Estado policial en la provincia”, con una “política de topadoras” contra las mismas.

En la vecina Catamarca, hubo movilizaciones en distintos puntos, entre ellas una acción del PO frente a la Casa de Gobierno.

NOA

Y más al norte, también frente a la gobernación provincial –en la Plaza Independencia-, se realizó en Tucumán un acto con varias organizaciones a partir de las 18 h. El cierre del mismo estuvo a cargo de Martín Correa, del PO, quien marcó que “lo sucedido en Guernica es una faceta más del ajuste en curso del gobierno” de Fernández y denunció que “la policía de Juan Manzur utilizó hace pocos días más de 500 efectivos para desalojar el predio donde fue encontrada Abigail –la niña asesinada-, pero ninguno de ellos estuvo presente para buscarla el día que desapareció. Así se maneja este gobierno: es rápido para defender los intereses empresariales pero no utiliza ningún recurso para encontrar una niña desaparecida”.

En la capital de Salta, por su parte, la solidaridad de clase estuvo presente alrededor de la Plaza 9 de Julio, donde los manifestantes marcharon detrás de una bandera de arrastre con el lema “Tierra para vivir – No al desalojo en Guernica – No al desalojo en Parque La Vega”, en referencia al predio ocupado en esa ciudad por más de 1.100 familias, desde hace más de cinco meses, y sin más respuestas del gobierno provincial de Gustavo Sáenz que la persecución policial y judicial.

Mendoza y Patagonia

Concentrados en el kilómetro 0 de la ciudad capital, las mendocinas y mendocinos marcharon a la Legislatura provincial bajo la consigna “Guernica no está sola”.

Al sur de allí, Neuquén levantó la bandera por la tierra y contra la represión con un corte en la ruta nacional 22 y una movilización al centro de la capital provincial (coincidiendo con una cargada jornada de lucha popular en la provincia, en el marco de un paro del gremio educativo y con acciones de los sectores combativos del mismo). Allí César Parra, dirigente del PO y concejal del Frente de Izquierda, señaló que el gobierno desarrolló el desalojo como “un mensaje aleccionador a los luchadores”, conciente de que la toma de Guernica abría un proceso de ruptura con su intento de contener las peleas populares.

También hubo acciones en la vecina zona del Alto Valle de Río Negro, con un acto en Fiske Menuco (General Roca) y otro frente al Concejo Deliberante de Villa Regina.

Santa Cruz, por su parte, contó con acciones en Caleta Olivia, con una marcha por la mañana al monumento del obrero petrolero “El Gorosito”, y en Río Gallegos (con una concentración en el mástil mayor de la ciudad). Allí Miguel Del Plá, secretario general en la CTA Autónoma Santa Cruz y dirigente del PO, denunció que el gobierno de Axel Kicillof rompió unilateralmente las negociaciones con los vecinos de Guernica previo a proceder a la represión. Asimismo señaló que “la responsabilidad de esta crisis social es responsabilidad de kirchneristas y macristas, de quienes han gobernado la Argentina en estos años” y defendió la necesidad de una reorganización social de manos de los trabajadores.

También te puede interesar:

Ante el incumplimiento de las actas y compromisos, las familias vuelven a la lucha junto al sindicalismo combativo.
Recrudecen las recuperaciones de tierra y el gobierno oscila entre la represión y las promesas incumplidas.
Kicillof y los intendentes gobiernan para la patria inmobiliaria y los especuladores.
A propósito de la nueva inscripción al programa Casa Propia y Procrear II.