Río Negro

Río Negro (Fiske Menuco): patota de la CTA Autónoma ataca a trabajadores de prensa

Los trabajadores de prensa cubrían la condena de Miguel Báez, líder de ODEL en la CTA Autónoma y ATE. Las relaciones del poder político y las patotas sindicales.

La patota de ODEL ingresando a la fuerza en la redacción del Diario de Río Negro.

Se produjo ayer otro hecho que tiene que llamar la atención de la clase trabajadora rionegrina. Una patota de ODEL (Organización de Desocupados en Lucha), gestada desde la CTA Autónoma y ATE y adherida al poder político provincial, atacó a los trabajadores de prensa del diario Río Negro, en Fiske Menuco (General Roca), donde el medio tiene sus oficinas centrales. Este hecho se produjo cuando los trabajadores del medio cubrían la condena de Miguel Báez, líder de la agrupación, por abuso sexual. Debe llamar la atención, justamente, porque se suma a otros hechos similares de extrema gravedad alrededor de los trabajadores rurales y del empaque.

El poder político, los sindicatos y las patotas

En la provincia, lo ocurrido se suma a un larga lista de hechos donde las patotas sindicales actúan para amedrentar, hostigar y amenazar a los y las trabajadoras que se organizan y reclaman por sus derechos, o como en este caso, dan a conocer ciertas noticias que ponen en juego sus intereses.

ODEL se supo gestar al calor de la CTA Autónoma de Río Negro, cuando Alberto Weretilneck fue elegido gobernador, y Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE en ese momento, era también secretario general de la Comisión Ejecutiva Provincial (CEP) de la CTA Autónoma de Río Negro. Hoy Aguiar es secretario de ATE Nacional, comandada por “Cachorro” Godoy. Hasta este momento, Miguel Báez ha actuado al calor de la protección de todo el poder político provincial y sindical. Varias trabajadoras comentan a Prensa Obrera de los aprietes que sufrieron de parte de Báez cuando estas no acompañaban sus resoluciones.

Esta metodología ya se ha evidenciado una y otra vez en la provincia, y por eso hay que tomar nota. Detrás del reclamo por zona desfavorable de los trabajadores rurales, del empaque, de cámaras de frío aparecieron las patotas de Uatre (rurales) y Soefrnyn (empaque), amenazando y hostigando a los trabajadores y sus reclamos. Fue allí también que se evidenciaron las relaciones entre las actuales direcciones sindicales de la fruta, el poder político y las patronales, que ahora se dejan ver en ATE y la CTA Autónoma, donde el Estado es la propia patronal.

Se apoderan de los sindicatos para manipular a los trabajadores en campañas electorales a cambio de prebendas y negociados para callar los reclamos de las bases, mientras les aplican el ajuste y las reformas laborales. Es decir, las patotas sindicales juegan en este escenario un papel central, que vale decir, en todos los casos reciben la protección de todo el poder judicial y de la policía, que esta ocasión llegó 30 minutos después de realizada la denuncia por parte de los trabajadores, con la comisaría a solo 3 cuadras.

Mención aparte merece la denuncia de abuso sexual contra Miguel Baéz por parte de una de las afiliadas de ODEL. Lejos de ser un caso aislado, se trata de un rasgo habitual de los burócratas sindicales, quienes amparándose en la impunidad que le garantiza su entrelazamiento al Estado y las patronales, utilizan la violencia sexual como un recurso más de sometimiento hacia las trabajadoras, en función de reafirmar su dominio.

Abajo los aprietes y las amenazas a los trabajadores

Aunque dirigentes políticos de los partidos gobernantes en la provincia y algunas localidades han salido a repudiar el hecho, en realidad intentan despegarse de algo que los tiene a ellos como máximos responsables. Pero además, omiten que el medio comunicacional en cuestión ataca también a sus trabajadores, oculta, y hasta censura luchas obreras, como la propia lucha de los trabajadores de prensa por la zona desfavorable. Las relaciones de los partidos políticos, es decir, del Estado y la patronal en varios sindicatos, ha quedado una vez más en evidencia y los trabajadores deben sacar conclusiones.

Repudiamos enérgicamente el ataque a los y las trabajadoras de prensa. Fuera la burocracia y las patotas de los sindicatos y las centrales obreras.

 

También te puede interesar:

Se dió en el marco de un paro nacional de trabajadores de prensa.
Solo los y las trabajadoras podemos dar salida a la crisis.
Exigen salarios dignos, el plus por zona desfavorable y que "repartan la torta" con cortes intermitentes de calle 9 de Julio.
Por salarios, pase a planta, ley de insalubridad y el reconocimiento de ASSPUR.
Colapsó todo el sistema de salud.