19/09/2020

Río Negro: graves amenazas a trabajadora del empaque

Responsabilizamos al Estado por la integridad física y laboral de cada trabajador y trabajadora.

Durante la gran jornada de lucha por el derecho de zona desfavorable (un plus salarial), realizada el miércoles 16 sobre la ruta 22, a la altura de la plaza-rotonda de Los Leones en Villa Regina, se produjo una amenaza telefónica a una trabajadora del empaque que se organiza y lucha por sus derechos. Un hombre que intentó disimular su voz y que llamó desde un número privado le dijo a la trabajadora: “sindicalista, mirá que sabemos quién sos y de dónde venís. Dejá de hacer quilombo en las marchas esas”.

Por esta razón se realizó una exposición en la comisaría 5º de Villa Regina, donde semanas atrás dos trabajadores rurales también denunciaban amenazas telefónicas y por redes sociales. Hasta aquí, no han habido avances de parte de la justicia y el Estado en la investigación. Es más, no han habido medidas de oficio ante esta extrema situación, donde no solo corren riesgos la vida y los puestos laborales de los y las trabajadoras, sino también el sustento de todas sus familias.

Copia de la denuncia por las amenazas

En ambos casos, las amenazas contra este sector que se organiza mediante asambleas resolutivas, que dan continuidad al plan de lucha puesto en marcha hace ya tres meses, son en realidad y en primer lugar un ataque contra el movimiento obrero de la provincia y el país que se organiza de manera independiente de las actuales conducciones sindicales. En segundo lugar, intenta ser un ataque directo a las agrupaciones independientes conformadas en Uatre y Soefrnyn (sindicato de empacadores) de parte de trabajadores y trabajadoras. Ellos y ellas han comprendido que la primera traba son los actuales dirigentes sindicales, que además de desorganizar y de no haber convocado al día de hoy a una sola asamblea o plenarios regionales, cobran la zona desfavorable. Como viene ocurriendo desde hace ya demasiado tiempo, las conducciones sindicales están adheridas hasta la médula al Estado capitalista, y sus relaciones con los partidos patronales y las patronales afloran cada día más.

En medio de este proceso de lucha por la zona desfavorable, los y las trabajadoras han entendido que también tienen que organizarse y luchar para recuperar su sindicato, lo que ha generado nervios en diversos sectores, políticos y patronales. De conjunto, un sector del movimiento obrero de la fruticultura ha entendido que tienen que unirse y apoyarse mutuamente, y a la vez intentar llegar a miles de compañeros y compañeras del sector de manera independiente. Por eso han comenzado a debatir la profundización de las medidas en el corto plazo, y están convocando a la realización de un congreso de todo el movimiento obrero frutícola. La idea es confluir en un paro general de toda la actividad para que la cosecha no se levante, hasta lograr sentar a discutir a las partes, es decir, el Estado y la patronal, que durante décadas niegan derechos.

Sin lugar a dudas que la lucha por el reconocimiento inmediato de plus por zona desfavorable para las provincias de Río Negro, Neuquén, La Pampa y Carmen de Patagones (Buenos Aires), que en gran medida vienen impulsando los y las trabajadoras rurales y del empaque de Villa Regina, acompañados por trabajadores y trabajadoras de ambas actividades del valle de Río Negro y Neuquén ha provocado malestar en la patronal frutícola y el poder político. De todos modos, esto solo ha provocado una mayor organización y una mayor combatividad. Lo demuestran el pasado corte de la ruta 22 a la altura de la aduana de Villa Regina el 12 de agosto, o la gran jornada de lucha del día 16 de septiembre, donde se produjeron las últimas amenazas.

Desde el Partido Obrero llamamos a los y las trabajadoras a seguir organizándose para recuperar sus sindicatos, y así transformarlos en una herramienta de lucha para defender todas las reivindicaciones y todos los derechos.

Responsabilizamos al Estado, las patronales y las direcciones sindicales por la integridad física y laboral de cada trabajador y trabajadora.

Basta de persecución y amenazas por organizarse y luchar. Por un congreso de bases de todo el movimiento obrero frutícola.

Zona desfavorable ya.

También te puede interesar:

Por un frente único de todas las luchas de la provincia.
Por el cierre inmediato y un salario equivalente a la canasta familiar.
Pesan las acusaciones por malversación de caudales públicos en los planes de viviendas de la localidad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.