SIGUE LA LUCHA

Asamblea piquetera resuelve jornada para el 8 de abril y profundizar el plan de lucha

Las respuesta del movimiento piquetero organizado al crecimiento de la pobreza y el hambre con Alberto Fernández y el FMI.

El frente de unidad piquetera, que viene integrando en la acción al Frente de Lucha Piquetero y otras organizaciones que se han sumado a la lucha común, acaba de anunciar en una asamblea realizada en el Obelisco una jornada de lucha nacional para el próximo jueves 8 de abril y la intensificación del plan de lucha resuelto en el Plenario Nacional Piquetero del 26 de febrero.

Esta unidad ya se habría manifestado recientemente con una masiva y contundente acción que culminó en Plaza de Mayo y que dio cuenta del crecimiento de las necesidades populares  del ascenso de la organización de los y las trabajadoras desocupadas en todo el país.

Desde las organizaciones convocantes señalan que el crecimiento de la pobreza y el hambre es resultado de la política de sometimiento ante el FMI del gobierno de Alberto Fernández, que continúa la orientación del macrismo en esa materia.

Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, señaló que este gobierno pagó el año pasado mas de 700.000 millones de pesos en Leliqs, mientras se ajusta el presupuesto en salud y alimentación, en medio de la pandemia por Covid.

También denunciaron que los mismos capitalistas que han impuesto condiciones de trabajo antisanitarias, por fuera de los protocolos y que cuentan con distintos beneficios del Estado, se quejan de que los programas sociales impliquen un piso a la explotación laboral y a los bajos salarios que intentan imponer, como ha salido a la luz en el reclamo de las patronales agrarias que demandan la adaptación de los mismos a sus necesidades e intereses.

Desde los voceros no dejaron de mencionar la reciente acción que protagonizó la juventud piquetera ante el Ministerio de Educación, quienes cansados de la indiferencia de los funcionarios del gobierno y acuciados por la situación urgente que padecen decidieron ingresar al establecimiento para hacer oír su reclamo por becas, netbooks y conectividad.

La asamblea piquetera apuntó, con la intervención de varios compañeros y compañeras que tomaron la palabra, contra el congelamiento y ajuste en los programas sociales por medio de la liquidación del Salario Mínimo, Vital y Móvil, hoy en $21.600. Denuncian que el gobierno aspira a imponer un aumento que se encuentre muy por detrás de la inflación proyectada, consumando un recorte en los ingresos populares que ya supera los dos dígitos.

En tiempos donde asistimos a la segunda ola de la pandemia, el gobierno niega cualquier tipo de asistencia para los desocupados y los más pobres. La relación entre los 9 millones de personas que cobraron las escasas tres ediciones del IFE y los 800 mil que acceden a un programa social da cuenta de un conjunto de necesidades que no son asistidas, en un país que ha sumado en un año 3 millones de nuevos pobres, totalizando 19 millones en todo el país.

Las denuncias ambien recogieron el intento del gobierno de desconocer los compromisos pactados respecto al ingreso de nuevos programas sociales, para lo cual proponen el “pasaje de programas” de un pobre a otro pobre, medida que es rechazada por las organizaciones.

Entre las resoluciones de la convocatoria piquetera se destacó la convocatoria a una jornada de lucha nacional para el próximo jueves 8 de abril y la profundización del plan de lucha por el SMVyM igual a la canasta básica ($58.000), universalización y equiparación de los programas sociales al salario mínimo, vacunación de los trabajadores esenciales de los comedores, alimentos, becas netbooks para la juventud y por el rechazo al FMI  al pago de la usurera e ilegítima deuda externa.

También te puede interesar:

Masiva participación de les estudiantes por conectividad, becas y universalización del paicor. 
Jornada piquetera paralizó el centro de la ciudad de Córdoba.
Conclusiones y tareas del IV plenario nacional de la Coordinadora Sindical Clasista
En el marco de una imponente movilización nacional por trabajo y alimentos.