30/11/2020

Berni atiza la crisis por la represión en el funeral de Diego Maradona

Con una columna publicada este domingo 29 en Infobae, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, ha salido a tallar en la crisis abierta por la represión en la multitudinaria despedida a Diego Maradona en la Casa Rosada.

Tras cuestionar lo que considera la pasividad del operativo de seguridad (una crítica curiosa, si se tiene en cuenta que lo que no faltó el jueves fue represión), Berni critica el “piloto automático” en los asuntos de seguridad y habla de “falta de decisión, de coraje y de compromiso para involucrarse de cuerpo y alma”. Casi todo el artículo parece tácitamente dirigido contra la ministra de seguridad nacional, Sabina Frederic.

Berni también critica la violencia de los “barrabravas” presentes el jueves, lo que es una profunda hipocresía, considerando la ligazón de estas barras con el poder político.

Asimismo, vuelve a criticar las tomas de tierras del pueblo sin vivienda.

Recordemos que el accidentado funeral desató, en primer lugar, un choque entre el gobierno nacional y el de la Ciudad. A través de la Secretaría de Derechos Humanos, el gobierno nacional denunció al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y al vice Diego Santilli, por intimidación pública y abuso de autoridad, a raíz de la represión ejercida por la Policía de la Ciudad, en las inmediaciones de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

Desde el gobierno porteño, responsabilizan al gobierno nacional: afirman que era este quien comandaba el operativo conjunto de las fuerzas represivas y, al mismo tiempo, aseguran que éste les dio la orden de cortar la fila en la esquina ya mencionada, al mediodía -cuando la cola para despedir a Maradona llegaba hasta Constitución-, debido a que el prematuro horario pautado para el fin del velorio (16 horas) no iba a permitir que toda esa gente pudiera ingresar a darle el último adiós.

El gobierno nacional niega haber dado esa orden. En cualquier caso, el cierre de la fila fue el detonante de los desbordes tanto en la zona de Avenida de Mayo como en la Casa Rosada, donde decenas de personas saltaron las vallas para acercarse al féretro.

Los gobiernos, que no supieron garantizar un velorio suficientemente dilatado para que la multitud pudiera despedirse, respondieron a la bronca resultante con una brutal represión.

Pero los hechos del funeral no solo enfrentaron a Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, quienes se responsabilizan mutuamente por la situación, sino que también abrieron una crisis al interior del gobierno nacional. El diario La Nación (29/11) informa que la ministra de seguridad nacional Sabina Frederic está siendo cuestionada por distintos aspectos del operativo. Es aquí donde entra a jugar el artículo de Berni, quien está enfrentado con la ministra.

Las declaraciones de Berni muestran también la impostura de la denuncia del gobierno nacional contra Horacio Rodríguez Larreta, con la que quiso lavarse las manos de su propia responsabilidad en la represión. Es un hombre de sus propias filas quien sale a reclamar más dureza por parte de las fuerzas de seguridad.

El desalojador de Guernica usa las páginas de Infobae para reposicionarse en la interna gubernamental y para reclamar una profundización de la represión, que ya está en marcha en todo el país, como se ve en los violentos desalojos de terrenos y en la persecución de los ambientalistas chubutenses. El artículo es un anticipo de lo que se viene en la provincia de Buenos Aires, donde es el mandamás del aparato de seguridad.

Hay que pararles la mano.

También te puede interesar:

La Bonaerense y Berni son responsables de su desaparición seguida de muerte.
Intentando impedir las convocatorias a nuevos amotinamientos, desafectan a 400 efectivos por su participación en las protestas de septiembre.
El Polo Obrero y distintas organizaciones mantuvieron piquetes en los principales accesos a CABA.
Contra la represión y la criminalización de la protesta y en defensa del medio ambiente.