Políticas

15/11/2023

CTA Yasky: solidaridad tramposa con el pueblo palestino

Llevaremos la propuesta de movilizar contra el genocidio israelí al congreso de Suteba.

Hugo Yasky.

Con un documento titulado “Manifiesto de Solidaridad con el Pueblo Palestino”, la CTA Yasky replicó lo sustancial de la política reaccionaria que sostiene públicamente Sergio Massa contra el pueblo palestino, que resiste la escalada belicista del sionismo. Compitiendo por derecha con Milei, Sergio Massa tildó de “horrible” la “crítica” de la Cancillería argentina al bombardeo de un campamento de refugiados palestinos por parte de Israel. La cantinela “antifascista” de la CTA aplica para vender el buzón de un Massa “progresista” pero no a la hora de defender incondicionalmente la resistencia palestina.

Como sentenció el candidato de UP, un gobierno de “unidad nacional” bajo su presidencia declararía a Hamas como organización terrorista, en línea con las exigencias del Estado ocupante sionista, el imperialismo, Biden y la Unión Europea. En este punto, el “demócrata” Sergio Massa y el ultraderechista Javier Milei son astillas del mismo palo. En el comunicado de la CTA, la dirección yaskysta dedica dos de los cuatro párrafos del manifiesto a atacar a Hamas. Quienes se llenan la boca con el latiguillo de “no son los mismo” -para apoyar a un candidato como Massa, que presenta la unidad nacional con la derecha como garantía del pacto colonial con el FMI- dedican la mitad del texto a forzar una simetría antinacional entre los bombardeos del Estado sionista a Palestina y los “actos de terror de Hamas (contra) mil civiles israelíes… incluidos nuestros compatriotas y los que permanecen como rehenes” (textual). Esta variante “nacional y popular” de la teoría de los dos demonios va nutrida de todo tipo de ataques a la resistencia contra el estado gendarme de Medio Oriente.

Desde las oficinas de la CTA, los Yasky y los Baradel condenan a Hamas y le achacan no representar a la “mayoría del pueblo palestino”. Por eso, mientras piden la liberación de los rehenes israelíes, cierran la boca frente a los más de 5.000 presos políticos encerrados en las cárceles del estado ocupante. Mucho menos le exigen al gobierno de los Fernández-Massa que rompan relaciones con Israel, así como tampoco defienden el intercambio de rehenes para que sean liberados los activistas y combatientes palestinos que luchan contra las condiciones inhumanas de detención. Si todo “manifiesto” implica una toma de posición estratégica, es muy significativo que la CTA-T nada diga sobre el reclamo histórico de una Palestina única, lo que es un reconocimiento del Estado sionista, racista y derechista que usurpa las tierras del pueblo palestino y arma a los colonos como fuerza de choque.

La delimitación con el fundamentalismo islámico y teocrático de Hamas se ejerce luchando en el campo de la resistencia palestina, y, desde nuestra perspectiva, peleando por una Palestina única, laica y socialista; jamás haciendo causa común con el imperialismo y sus peones. Suponemos que Yasky debe haber visto en sus años mozos “La Batalla de Argelia”, el excelente film del cineasta Gillo Pontecorvo, donde se reivindica la lucha contra el colonialismo francés librada por el FLN. Esta película, que vió toda la militancia de los ‘70 y que aún puede verse en YouTube, denuncia implacablemente a la “civilizada” Francia que aplicó métodos de exterminio contra el FLN, los cuales fueron copiados luego por el imperialismo norteamericano y las dictaduras latinoamericanas. Ya entonces el imperialismo francés camuflaba la ocupación de Argelia en nombre de la “democracia” contra el terrorismo y la barbarie.

Para Yasky, denunciar a Massa y ganar la calle, movilizando a los trabajadores como ocurre en distintos países donde los sindicatos boicotean el envío de armas y material de guerra a Israel, es hacerle el juego a la derecha. Desde el 7 de octubre, Massa hace sionismo explícito. En el pasado reciente fue Wado de Pedro quien marchó en delegación a Israel, y fue el ministro de Kicillof, Sergio Berni, el que pidió la capacitación de la Bonaerense por agentes militares sionistas. Es de suponer que la CTA-T niegue la representatividad de Hamas, electo en Gaza la última vez que hubo elecciones -a las que la Autoridad Palestina no llama ni en Gaza ni en Cisjordania por temor a perder también en la Cisjordania. Como denunciamos en Prensa Obrera, la cárcel de los pueblos -que es el sionismo- promueve una limpieza étnica contra los gazatíes y también en Cisjordania, donde no gobierna Hamas sino la Autoridad Palestina. Un símbolo de esto es la detención de la militante palestina Ahed Tamimi, ícono de la juventud de las Intifadas.

Mientras la burocracia paraliza toda lucha de los trabajadores contra el ajuste capitalista del gobierno de Unión por la Patria, su apoyo a Massa se traduce también en la falta de iniciativa para defender a la resistencia palestina. Peor aún, se suma a quienes la condenan. Como es habitual, estos comunicados de la CTA-T para cerrar filas junto a Sergio Massa no fueron discutidos con nadie.

Las fotos “por Palestina” de la burocracia celeste del Suteba resultan en un encubrimiento. Llevaremos la defensa del pueblo palestino al Congreso Anual del Suteba y a las asambleas seccionales. Y propondremos ganar la calle. El frente único movilizador internacionalista es para nosotros prioridad, con todos los que se posicionan en apoyo a la causa palestina. Queremos al Suteba en la calle y en la lucha contra los bombardeos, por el retiro de las tropas israelíes de Gaza, por el fin de las agresiones en Cisjordania y por el canje de todos los presos políticos palestinos de las mazmorras de Israel por los rehenes israelíes que están en manos de Hamas.