25/01/2021
RÍO NEGRO

Grave: trasladan a trabajadores rurales como animales en plena pandemia

Un vídeo que llegó a Prensa Obrera muestra que mienten respecto de los “estrictos protocolos” de bioseguridad.

Se viralizó en pocos minutos un vídeo que llegó a Prensa Obrera donde se puede observar el hacinamiento de trabajadores y trabajadoras rurales, quienes son trasladados sin ningún tipo de protocolo ante el Covid-19 entre Villa Regina y Chichinales. Como denunciamos sistemáticamente desde el Partido Obrero y Prensa Obrera, detrás de la actividad frutícola en Río Negro y otras provincias existe una descarnada trata de personas en pos de maximizar las ganancias de la patronal. Hacinamiento, súper explotación laboral, esclavitud, precarización, son el denominador común detrás de la actividad frutícola. Todo ocurre con el aval absoluto del Estado, que toma decisiones en beneficio de la patronal, y de la actual conducción de la Uatre, que mientras recibe privilegios del Estado y la propia patronal como el plus por zona desfavorable, entrega los derechos laborales. Esto lo demuestran las paritarias que acaban de firmar para la cosecha que deja a los y las rurales en la pobreza y la entrega de la lucha por el 40% del plus por zona desfavorable.

¿Y los estrictos protocolos?

Quedan en offside cada funcionario nacional, provincial y hasta local de todos los partidos políticos que haya dicho que se iban a respetar y que iban a controlar los «estrictos protocolos ante la llegada de los y las trabajadoras golondrinas» a la provincia. Camino a la cosecha la patronal fue exigiendo cada vez menos protocolos ante la llegada de las y los miles trabajadoras golondrinas a la provincia, y el Estado y la burocracia de Uatre fueron cediendo. Se pasó de necesitar un test negativo para cada trabajador y trabajadora que viaje desde el NOA a desecharlos. Las normas de seguridad e higiene en los lugares de trabajo siguen sin respetarse. Esto ya lo demostraron las fotos que llegaron también a Prensa Obrera con baños armados a la intemperie o la falta de servicios básicos, como el agua, en muchos de los lugares de trabajo.

El gobierno nacional de Alberto Fernandéz y los provinciales, por un lado de Río Negro gobernado por Arabela Carreras, y por otro de Tucumán gobernado José Luis Manzur, exministro de Salud del gobierno de Cristina Kirchner, aparecieron varias veces reunidos públicamente con la Cafi y la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, mintiendo cuando terminaron por firmar el armado de los protocolos, porque en la realidad no existen tales protocolos. Los negociados entre el Estado y la patronal suceden ante los ojos de todos y todas las trabajadoras rurales, y la falta del cumplimiento de los protocolos es una muestra más. Por supuesto que esto no podría suceder sin el total consentimiento de la actual conducción de Uatre de Río Negro y Neuquén, pero que se extiende al plano de la actual conducción de Uatre nacional, que durante décadas ha servido para profundizar el mecanismo de trata de personas y súper explotación laboral de miles de trabajadores y trabajadoras en beneficio exclusivo de la patronal frutícola.

Gabriel Musa, concejal del Partido Obrero de General Enrique Godoy manifestó en la radio La Super Digital de Fiske Menuco, en el programa SúperVerano, que: «El vídeo de trabajadores rurales entre Villa Regina y Chichinales demuestra la mentira estatal, patronal y de las burocracias sindicales respecto de estrictos protocolos ante el Covid-19. De esta manera se corrobora que la patronal trata trabajadores con el aval del Estado y la conducción de Uatre». También dejó en claro que «situaciones de este tipo se repiten diariamente no solo en Río Negro, sino también en Neuquén, La Pampa, Mendoza.»

Por protocolos obreros en cada lugar de trabajo

Con la cosecha iniciada y con las luchas por las paritarias y la zona desfavorable entregadas por la burocracia de Uatre, para los y las trabajadoras se vuelve indispensable organizar y defender de manera independiente en cada lugar de trabajo verdaderos protocolos de seguridad e higiene. Hay que ponerles un freno a la patronal y al Estado que esclavizan a miles y miles de trabajadores y trabajadoras, y esa tarea no la llevará adelante la burocracia.

Hay que realizar asambleas de base entre estables, permanentes y temporarios en cada chacra, que exijan el estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad e higiene, y defenderlos. La realidad epidemiológica de la provincia, la sexta a nivel país en contagios cada 100.000 habitantes, sumado a la crisis sanitaria y al vaciamiento sistemático del sistema de salud (que se evidencia con las saturaciones de las camas de UTI por ejemplo en el Hospital López Lima Fiske Menuco o la saturación en Bariloche del Hospital Dr Carrillo) termina por complejizar un escenario ya no solamente preocupante para los y las trabajadoras de todo el sector rural en particular y frutícola en general, sino para la sociedad provincial en su conjunto.

Los y las rurales que debaten cada vez más su crítica realidad, también debaten las sucesivas entregas y traiciones de parte de la burocracia de Uatre, y se están dando un plan para recuperar esta temporada los cuerpos de delegados, lo que será un impulso para la lucha por un salario igual al costo de la canasta básica familiar, por el 40% por zona desfavorable y el cumplimiento estricto de los protocolos de seguridad e higiene. En definitiva, estar cada vez más cerca de recuperar Uatre para los y las trabajadores, la organización y las luchas.

Basta de trata de personas, explotación y precarización laboral. El Estado es responsable.

Por protocolos de seguridad y higiene ante el Covid-19 bajo control obrero.

 

 

También te puede interesar:

La patronal se reúne, este viernes 3, con trabajadores/as del empaque en la Secretaria de Trabajo. No a su cierre y venta. Vamos por un plan de lucha.
Fue en el marco de un ataque a la Lof Quemquemtrew.
Fortescue pone paños fríos a los anuncios de Glasgow.
Hacinamiento, falta de servicios básicos y precarización laboral en la patronal De Bochi Salemine.