29/09/2020

Guernica: PTS, un ataque faccional contra Ademys

Atacan a las organizaciones piqueteras y políticas que luchan en la toma y a los sindicatos combativos que la apoyan.

La lucha por la defensa de la toma de Guernica atraviesa un momento crucial. El triunfo de Guernica adquiere un carácter estratégico, tanto para la lucha por la tierra y la vivienda como para todas las reivindicaciones del conjunto del movimiento obrero. Las movilizaciones obreras por la tierra y la vivienda, que tienen en Guernica un emblema, son todavía mucho más vastas.

En el entendimiento del golpe que sería el triunfo de Guernica contra la política anti-obrera del gobierno peronista, todo el peso del Estado está centrado en hostigar y reprimir a las miles de familias que allí defienden su derecho a un pedazo de tierra para vivir. Allí están mancomunados Alberto Fernández, Axel Kicillof, el ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque y la ministra de La Mujer bonaerense, Estela Díaz, buscando desacreditar a las 2500 familias asentadas, tratando de quebrar la organización del movimiento, y preparando el terreno, de ser necesario, para el desalojo violento del fascista Sergio Berni. Conspiran a destajo contra las familias para garantir el desalojo que tiene fecha en dos días.

La actitud más elemental en un momento tan clave de cualquier organización popular –en particular si no se juega ningún papel real en esa lucha- es sostenerla y apoyarla,  reforzarla, y no  atacar a los que son parte de la toma y/o solidarios con ella.

Electoralismo faccional  y antiobrero

Este domingo, en el segundo día de desembarco de un ejército de funcionarios  peronistas que pretendieron invadir la toma para quebrar la lucha –cuyo fracaso es la antesala de la represión- el PTS, que es ajeno por completo  a la lucha que allí se desarrolla, salió a atacar violentamente a los sindicatos combativos que la apoyan, pero también a las organizaciones piqueteras y políticas que no sólo son solidarias con Guernica sino protagonistas de la toma desde el primer día.

En un artículo de ayer, publicado en La Izquierda Diario (presentada por el PTS en la Conferencia Latinoamericana organizada por el FIT-U como la “Iskra” del siglo XXI), dos integrantes del consejo directivo de Ademys acusaron al sindicato multicolor de negarse a tomar en sus manos la lucha por la tierra y por Guernica. “Para nosotras-dicen las autoras- no alcanza la solidaridad en un flyer, o en una declaración, o una delegación en una movilización, debemos realizar acciones que involucren al conjunto de la docencia porteña, en una verdadera unidad con los sectores más golpeados” (LID, 27.09).

Las firmantes mienten. Ademys, un sindicato combativo y siempre solidario con todas las luchas, junto con todos los sindicatos recuperados del Plenario del Sindicalismo Combativo, estuvo en la primera línea de apoyar la lucha de Guernica “involucrando al conjunto de la docencia porteña”. El 17 de setiembre todo Ademys y el PSC realizaron una jornada nacional de lucha que tuvo como uno de sus centros la defensa de las tomas de tierras, y que contó con la presencia de una numerosísima delegación de delegadas/os de esas tomas en el acto realizado en Plaza de Mayo. Sin embargo, el PTS dividió esa jornada, y convocó a otro acto en el obelisco pegado al del PSC. En el acto del PSC, el orador de fondo del PTS fue Claudio Dellecarbonara. En su discurso,  ninguneó a la delegación de la lucha de las tierras que tenía frente a sí, y criticó la jornada porque no estaban presentes las tomas.

Impactante, ¿no?

Sin embargo, a las autoras les “resulta impactante que organizaciones como el PO que tiene sus miembros en la directiva de Ademys y a su vez sus propios compañeros son parte de la pelea por la vivienda en Guernica con el Polo Obrero, no piensen cómo este sindicato que dirigimos se puede poner al servicio de desarrollar la solidaridad y el apoyo de la docencia para que la tendencia a la lucha de clases que expresan las familias de Guernica” (ídem). En la movilización del lunes siguiente a la nota en cuestión, en La Plata, en defensa de Guernica y contra el desalojo, la presencia del PTS fue de menos de una decena de jóvenes.

El señalamiento no es caprichoso, porque el día domingo, en una acción electoral, desde afuera de la lucha de Guernica, en la que el PTS acercó su solidaridad, montada para que Nicolás del Caño hiciera un discurso y el PTS se presentara como el gran organizador de la solidaridad con la toma, según dice LID movilizaron cientos. Entre ellos, “desde La Plata participó una nutrida delegación de la Juventud del PTS” (ídem). Contradictoriamente a lo sucedido este lunes, en ese discurso, la referencia a la acción del gobierno fue más que tibia.

Electoralismo pro K

El ataque contra los sindicatos recuperados y el PSC, pero también contra los sectores sociales y las organizaciones que luchan –en la misma toma,  día a día -contra la acción del gobierno peronista, contrasta con la diplomática crítica al ala k del PJ.

En otro artículo sobre este domingo, que autoproclama la del PTS como “la masiva solidaridad que llegó hasta Guernica”, se separa al gobierno de la decisión de desalojar. “La orden de desalojo fue propuesta por el Poder Judicial para esta semana, con fechas tentativas el 1, 2 o 5 de octubre”, aclara LID, separando la responsabilidad del gobierno de Kicillof, al que rescata frente a la derecha. “Mientras funcionarios como Berni o Massa-dice ID-  fogonean el desalojo”,  “el Gobierno viene haciendo promesas en el aire sin proponer ninguna solución concreta”. La realidad, es desde Alberto Fernández para abajo, pasando por Kicillof han calificado a las tomas como “un delito”. Y la policía depende de ellos. Está lleno de ejemplos de no acatamiento de órdenes judiciales por parte del poder político en el pasado, pero no es la política de ellos. Alberto Fernández, Kicillof, Berni y la intendenta Canteros son parte de un régimen que encubre a los especuladores inmobiliarios, que está desalojando otras tomas menores todos los días, que tienen a cuatro millones sin vivienda en el país y que todos los días actúan para lograr el desalojo de Guernica, en lugar de actuar para lotear las tierras declarándolas de utilidad pública.

Mientras ataca a Ademys, al PSC, y al Polo Obrero y al Partido Obrero, rescata al ala “progre” del gobierno a la que acusa de inconsecuente.

Impactante,  PTS. ¡En la madrugada de ese día, la bonaerense de Berni, que los “progres” cubren con sus maniobras y aprietes asistencialistas extorsivos, atentó criminalmente  contra integrantes del CTD Aníbal Verón, resultando herido Leandro Matías Sánchez, de 21 años, quien se encuentra en grave estado internado en terapia intensiva!

La misma política han adoptado respecto de la burocracia sindical, a la que le exigen que se pronuncie solidariamente, y que se ponga a la cabeza de esa solidaridad, cuando es un factor clave para la paralización de los sindicatos, integrados por completo al gobierno de los Fernández.

Con esta política se negaron a firmar una declaración de los Sutebas Multicolores contra la paritaria cero de Kicillof y ya han señalado en su publicación  que se proponen una acción provocativa en la asamblea que se realizará el martes 29 en Ademys, como ya lo han hecho en el plenario del Sindicalismo Combativo y en el Plenario Provincial de los Sutebas Multicolores.

La tarea para impedir el desalojo de Guernica exige una acción de frente único de clase, independiente del gobierno, tajante contra el peronismo que lo está organizando. Ajena a la utilización electoral de una lucha que tiene alcance estratégico para todos los explotados.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Lanzado por el Frente de Artistas de Lanús y Músicxs Organizadxs.
A más de un mes del desalojo reclaman por una solución para cientos de vecinos y vecinas.
Luego de la represión se intensifica la organización y acciones de las familias sin tierra.
Las familias de la recuperación de tierras persisten en la lucha por una respuesta a su reclamo.
Se profundiza la organización de los vecinos y vecinas.