17/12/2021

Los ejes del rechazo de la izquierda al Presupuesto 2022 de Kicillof

El 21 de diciembre movilización a la Legislatura.

En los próximos días en la Legislatura bonaerense se trataría el proyecto de ley de Presupuesto 2022, junto con la Ley Impositiva de la provincia de Buenos Aires. Es cierto, de todas maneras, que el tratamiento está condicionado por la crisis y disputas entre el Frente de Todos y Juntos y al interior de cada uno de esos bloques, y por el revés sufrido por el oficialismo en el Congreso de la Nación. Si bien los medios señalan que se encaminaría la sesión para mediados de la semana próxima y que la propuesta contaría con el voto favorable de la oposición de derecha, no puede descartarse ningún escenario.

La “ley de leyes” de la provincia sigue la misma línea que el Presupuesto 2022 nacional que acaba de ser rechazado en Diputados. Más allá que el proyecto tiene mucho de “dibujo” (la administración provincial ni siquiera ha brindado datos de ejecución presupuestaria en el corriente año, ni del gasto tributario que calculo las exenciones impositivas), el espíritu general es claro: dar garantía de repago a los acreedores de la deuda, en este caso de la provincia, tal como reclama el FMI.

Desde las bancadas del Frente de Izquierda en la Legislatura ya fue anunciado el voto de rechazo. En las últimas horas, en una reunión convocada por estas bancas y de la que participaron distintas organizaciones, se confirmó una importante movilización para el 21 de diciembre. La misma terminará en las puertas de la Legislatura y será la única acción de lucha contra un presupuesto que es negativo para el conjunto de los bonaerenses.

Ajuste

En primer lugar, hay que señalar que el gobierno provincial ha tomado la misma pauta irreal de inflación que fue fijada en el presupuesto nacional, de un 33%. Así como el año anterior el 29% calculado en el presupuesto 2021 sirvió para discutir salarios muy por debajo de la inflación real, superior al 50%, el gobierno busca operar de la misma manera este año.

Además de esto, nos encontramos con recortes importantes. En particular, la inversión total en Salud se reduce nominalmente de un total de 273.624 millones de pesos (proyectado de ejecución 2021) a 257.438 millones de pesos según fija el presupuesto. En momentos de crecimiento de casos y llegada la variante Ómicron de coronavirus, el gobierno parece haber dispuesto el fin de la pandemia, ya que la excusa para esta reducción del gasto es que una parte de la ejecución 2021 es un refuerzo extraordinario de 46.354 millones de pesos por Covid. Mientras tanto, los hospitales y centros de atención de la provincia siguen en estado alarmante en su inmensa mayoría y los trabajadores con salarios de miseria, como denuncia la Cicop.

Otra de las áreas sensibles donde hay una reducción importante es en el Instituto de la Vivienda. En los fundamentos de la ley, el gobierno provincial admite que “más de dos millones de bonaerenses sufren de déficit habitacional, mientras que hay 500.000 hogares donde las familias viven hacinadas”. Las tomas de tierras, como la de Guernica y tantas otras, son una manifestación de esta crisis.

Sin embargo, no se anuncia ningún plan especial para afrontar este problema en la envergadura que tiene. El proyecto estipula la construcción de 10.000 viviendas, aunque esto es de dudosa concreción si tenemos en cuenta que entre 2019 y 2021, según datos oficiales, se finalizarían un total de… 7.450.

El reparto presupuestario también deja entrever una reducción en estas cuestiones. Por ejemplo, la participación del Instituto de la Vivienda en los recursos provinciales cae de 0,94% a 0,7%, mientras que Infraestructura, donde reina además una alta subejecución, se reduce del 7,34% al 6,2% del total.

Endeudamiento

Mientras el texto de “fundamentación” puntualiza en problemas estructurales muy graves, como la gran concentración de la pobreza y la miseria, el cálculo del Ejecutivo estima un superávit económico de más de 87.000 millones de pesos. Es decir que en plena crisis social y estado crítico de escuelas y hospitales, el presupuesto no es más que una garantía a los acreedores. La renegociación de la deuda externa provincial encabezada por Kicillof dejó como saldo el salvataje de bonos basura y una extensión de plazos que atará de pies y manos a la provincia por largos años a los intereses de los acreedores.

Además de esto, se establecen las autorizaciones a nuevos endeudamientos de la provincia, donde buena parte de esos recursos irán a pagar los vencimientos de la vieja deuda en un “círculo antivirtuoso” de endeudamiento eterno. Por un lado, se autoriza al ejecutivo a tomar deuda en pesos por un monto superior a los 222.000 millones de pesos, y con los organismos de crédito por una suma de 474.500.000 de dólares .

Precarización laboral

El presupuesto es un nuevo ataque a los trabajadores también en términos de las condiciones laborales. Corona, de esa forma, una política que fue común a todos los gobiernos provinciales, incluidos Scioli y Vidal.

Mientras se anuncia con bombos y platillos la creación de 25.450 cargos, la realidad es que casi la mitad de ellos son de planta temporaria y se suman a la extendida realidad de puestos sin estabilidad laboral y con condiciones precarias de trabajo que sufren casi un tercio de los trabajadores del Estado provincial.

12.000 de estos cargos están destinados a educación: 3.500 para auxiliares con contratos temporarios y 8.500 destinados a los planes +ATR, denunciados por la multicolor del Suteba como precarización laboral. Otro dato que grafica la situación es la distribución de horas cátedra. En Educación, por ejemplo, hay 20.000 menos de personal permanente y 500.000 más de temporarios comparado con 2021.

Reforzamiento represivo

El último punto que es importante destacar es el reforzamiento represivo que estipula el proyecto de Kicillof y compañía, con la incorporación de 10.000 nuevos efectivos para la bonaerense. Es el rubro, justamente, donde se concentra la creación de cargos de planta permanente y están destinados a darle más fuerza a una policía implicada en el crimen organizado y en casos de gatillo fácil como el de Luciano en Miramar la semana pasada.

Esto va de la mano con los anuncios realizados por el gobernador Kicillof junto a Berni la semana pasada, acerca de que el objetivo es duplicar la cantidad de efectivos en los próximos años.

Por último, entre las sumas que el Presupuesto 2022 otorga a los municipios, se establecen 7.000 millones de pesos para el “Fondo Municipal de Fortalecimiento de la Seguridad” para cada uno de los 135 que tiene la provincia. La Autoridad de Aplicación de estos fondos, de igual manera, es el ministerio de Berni, que nuevamente no solo es mantenido en su cargo sino premiado con recursos de todo tipo por parte de Kicillof y compañía.

Contrario a esto, desde la bancada del Frente de Izquierda insistiremos con la presentación realizada por Guillermo Kane de interpelación a Berni e Insaurralde por la responsabilidad política del gobierno provincial en el crecimiento de los casos de gatillo fácil y abusos policiales que están directamente relacionadas al discurso de “mano dura” del ministro.

La “Perspectiva de Género” del Presupuesto es una estafa

Frente a la estafa de plantear este como “el primer presupuesto con perspectiva de género de la provincia”, los números hablan por sí solos: para el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual el monto destinado para 2022 es de 1.500 millones de pesos, cayendo en la participación general de un marginal 0,053% a un recontra marginal 0,048%, en una provincia donde los femicidios no cesan. Las partidas para combatir la violencia de género siguen siendo ínfimas, y en muchos casos destinadas a programas que se han mostrado totalmente estériles.

El gobierno ha tomado la decisión de intentar disimular este ajuste contra las mujeres y diversidades. Por ello, un capítulo de las fundamentaciones se toma el trabajo de hablar de “Presupuesto etiquetado con perspectiva de género” (textual). Dentro de esta “etiqueta”, se colocarían 74.730 millones de pesos. Pero, al indagar al respecto, nos encontramos que el 91% de este monto son para una categoría denominada “Tiempos y Cuidados”, donde se incluye hasta el Servicio Alimentario Escolar… una completa estafa.

Ganemos la calle contra este Presupuesto 2022 de ataques a los trabajadores bonaerenses.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.
“El ajuste ya empezó”, señaló un funcionario del organismo financiero.