02/06/2021

Marcha atrás del gobierno de Córdoba: ahora adhiere a restricciones del 5 y 6 de junio

Pero sostiene la presencialidad en las escuelas y no responde reclamos de trabajadores de la salud.

El ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, confirmó que la provincia finalmente va adherir a las restricciones de los días 5 y 6 de junio, dispuestas en el DNU presidencial. La medida se da en momentos en que Córdoba ocupa, desde hace días, el segundo lugar de personas contagiadas de coronavirus a nivel nacional.

En las últimas 24 horas ya había más de 2.400 personas internadas y, con la continuidad de contagios por encima de los 3.500 diarios, se prefigura una mayor presión sobre un sistema sanitario, que se encuentra en una situación de colapso, según testimonios de trabajadores de la salud.

¿La disposición anunciada por el ministro Cardozo a qué obedece? Sin dudas a un agravamiento del cuadro epidemiológico, que produjo un principio de respuesta por parte de la docencia autoconvocada, que viene impulsando asambleas y medidas de acción directa como bicleteadas y caravanas, pidiendo la suspensión de la presencialidad y denunciando la orientación antisanitaria de quienes gobiernan.

El gobierno de Córdoba tomó la defensa de la presencialidad en las escuelas para así dispensar a los padres para que vayan a trabajar. Esa es una de las razones principales por las cuales Diego Cardozo dijo: “Porque los chiquitos vayan a la escuela no va a colapsar el sistema de salud”. Semejante afirmación se dio en conferencia de prensa cuando el ministro presentó el informe epidemiológico de la provincia.

Vale señalar que los datos oficiales indican que menores de 14 años ya representan casi el 10% de los casos de contagios, con un promedio de 321 contagios diarios. Cabe remarcar que “mientras el promedio diario de casos aumentó un 84% de la primera a la segunda ola para todos los grupos etarios, ese incremento fue del 542% para los menores de 14 años”, según informó La Voz en base a los reportes oficiales.

Es decir que la diferencia entre una ola y otra de la pandemia radica en la presencialidad en las escuelas y en un manejo de la pandemia a medida de las grandes empresas, amigas del poder.

Así las cosas, es claro el manejo político de la pandemia en Córdoba en función de una especulación electoral, relegando los reclamos elementales de trabajadores de la salud y de la docencia, que es enviada a trabajar sin que este inoculada de conjunto.

Esto salta a la vista si se considera que se cerró la provincia en las vísperas de que se vote una reforma en el sistema jubilatorio de la provincia, en perjuicio del conjunto de trabajadores que aportan a la caja de jubilaciones. En la misma línea vale señalar las represiones a trabajadores que se encontraban reclamando por salarios y condiciones de trabajo, utilizando la pandemia como excusa.

Por muchos menos casos se produjeron restricciones (sin asistir a quienes lo necesitan) y se abre todo con más de 3.500 casos diarios. La única lógica que explica esto es la de servir a los intereses capitalistas que defiende el gobierno de Córdoba. En este punto, el silencio en las últimas horas de las caras visibles de Cambiemos ilustra hasta qué punto el gobierno de Juan Schiaretti les está monopolizando el discurso.

El gobierno no sigue estrictas recomendaciones sanitaristas que han marcado, una y otra vez, que las restricciones tienen impacto a los 15 días, “por una cuestión biológica del virus y sus períodos de incubación”. Es decir que los 9 días de restricciones están por detrás de lo establecido, un fin de semana todavía menos, y una apertura en este momento epidemiológico solo traerá como consecuencia un aumento de la circulación en momentos de una transmisión comunitaria de un virus con varias cepas.

Mientras la pandemia bate récords, la crisis económica tampoco da respiro. La suba del precio de la carne atizó más todavía la suba de una canasta familiar que está por encima de los salarios. Es esa situación que los partidos patronales buscan explotar para meter su discurso negacionista que solo trae más contagios y ninguna respuesta a los problemas de la falta de trabajo y pobreza de la población.

Tras la conferencia de prensa que encabezó el vice gobernador, Manuel Calvo, planteando una apertura y presentando una gestión con iniciativa frente a la pandemia, ahora el oficialismo tuvo que hacer una pausa adhiriendo a un limitado DNU presidencial, pero esto aún sigue siendo insuficiente cuando la actividad económica se encuentra liberada, no se respeta la convocatoria estricta de los trabajadores esenciales y no existe ningún tipo de compensación económica para los trabajadores afectados.

En conclusión, el recule del gobierno de la provincia tiene que ver con la situación objetiva y con la acción de lucha de la docencia que es necesario desenvolver a fondo, por la suspensión de la presencialidad y por todos los reclamos pendiente. Puesto que el gobierno sigue defendiendo al capital y por lo tanto que la población vaya a laburar a cualquier precio.

La pelea por la puesta en marcha de comités de bioseguridad y por la inoculación del movimiento obrero está a la orden del día. En ese sentido, el Partido Obrero realizó una conferencia con representantes de luchas obreras y populares, que elaboró un manifiesto que representa una guía para la acción directa, consciente de que solo lxs trabajadores pueden darle a la crisis.

 

También te puede interesar:

Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato. 
Dramático testimonio de la hija de un paciente de coronavirus que desde hace días espera por una cama en terapia intensiva.
También descalificaron por contagios al seleccionado femenino de básquet.
Basta de amenazas contra Verónica Reyes.
La disputa no puede ocultar que no hay grieta a la hora de aplicar el ajuste fondomonetarista, y de defender los intereses patronales.