31/05/2021
Segunda ola

Colapso sanitario en Córdoba

La provincia es el segundo distrito del país en cantidad de contagios.  

Foto: Pedro Castillo

El sistema de salud a nivel de la provincia de Córdoba está saturado. Testimonios de trabajadores de la salud dan cuenta de que en los hospitales se atiende con una ocupación total de camas. Sin embargo, el reporte oficial afirma que se ocuparon el 71,03% de los lugares disponibles.

Cabe tener en cuenta que se estima que una cama critica de internación se ocupa por alrededor de 15 días. Con la segunda ola en marcha se está trabajando a cama caliente, lo que presiona todavía más al personal que está atendiendo sin descanso desde el año pasado.

Para peor, solo en las últimas 24 horas se registraron 3.441 nuevos casos de coronavirus y 15 personas fallecidas. De los nuevos infectados, 1.609 corresponden a la capital y 1.804 al interior provincial, distribuidos en 170 pueblos y ciudades -lo cual muestra que la segunda ola afecta de conjunto a Córdoba, a diferencia del año pasado cuando se fueron registrando focos sectorizados. El promedio de la semana pasada fue de 3.413, según informó Radio Mitre.

En ese escenario se levantaron restricciones, y se vuelve a la presencialidad escolar en el nivel inicial y primario -lo que tiene como respuesta una lucha de la docencia en rechazo a la medida, que califican de “antisanitaria”. Lo señalado incrementará la circulación y por lo tanto un escenario que prefigura un mayor cuadro crítico epidemiológico.

Según un registro publicado por el médico Medardo Ávila Vázquez, en el Hospital Rawson “hay un 100% de ocupación. Son tres pabellones con 68 camas. La UTI con más del 90% con ARM (asistencia respiratoria mecánica). Hay pacientes muy jóvenes, de poco más de 30 años”. De acuerdo a la citada fuente “las camas operativas están todas ocupadas”.

Una situación similar se presenta en el Hospital de Niñxs en donde “como la ocupación llegó al 100%, sacaron un tabique que dividía la sala 500 de Covid y la sala no Covid para agregar más camas. Pero el personal es el mismo. Tienen internados niños recién nacidos” contó Medardo Ávila Vázquez. Testimonios de trabajadores del mencionado centro de salud también denunciaron el colapso y la calamitosa situación en la que están haciendo frente a la pandemia.

Medardo Ávila Vázquez, también indicó que hay un 100% de ocupación en el Hospital Tránsito Cáceres y en el Misericordia. En este último “hace unos días llegó un paciente con un paro. Como no había camas, lo atendieron en el pasillo. Murió ahí”.

El periodista de Canal 12, Andrés Ferreyra, realizó una publicación por Twitter en la que también da cuenta de demoras para ingresar pacientes en el San Roque, y que en el Hospital de Villa Allende “donde se puede ver el “aislamiento” que tuvieron que improvisar los propios trabajadores con el material que se usa para recubrir los equipos descartables de cirugía. En el Hospital Córdoba también tuvieron que aislar la guardia Covid con ¡bolsas de consorcio!”. Lo señalado se respaldó en imágenes.

En tanto, en el interior provincial la situación es desesperante. En el hospital de la ciudad de Unquillo no hay camas, y Villa Dolores y Mina Clavero presentan un panorama similar. Días atrás en Prensa Obrera publicamos un registro sobre la situación en los hospitales de Santa Rosa de Calamuchita, Alta Gracia y Punilla. En todos los centros de salud el denominador común es la falta de personal, la sobrecarga de lxs trabajadores, pluriempleo y el reclamo salarial.

Son reivindicaciones que lxs trabajadores de la salud vienen levantando desde hace largo tiempo, a las que el gobierno responde con aprietes, despidos y traslados compulsivos.

Lxs residentes médicos respondieron con una autoconvocatoria el intento de realizar traslados compulsivos. Fue toda una demostración de lxs médicxs precarizadxs y de las reservas de lucha que anidan en el movimiento. Sin dudas, la lucha rinde. Solo lxs trabajadores pueden darle una salida a la crisis.

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
Municipales, integrantes del SUTNA, Luz y Fuerza, docentes, jubiladxs, contra la criminalización de la protesta.
La iniciativa empalma con los reclamos de las familias que venían de solicitar eximiciones de la presencialidad para evitar los contagios.
Se reclamó contra el ajuste de Schiaretti y Fernández, por vacunas para todxs, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo.  
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.