Políticas

15/4/2022

Néstor Pitrola en Misiones: huelga, piquetes y construcción política

Posadas, Eldorado y Puerto Piray, puntos centrales de la gira

La gira de Néstor Pitrola en la provincia de Misiones concentró en 36 horas varios de los aspectos centrales de la lucha de clases y la lucha política del momento, poniendo de relieve las potencialidades de nuestra intervención.

Posadas, Puerto Piray y Eldorado fueron los puntos geográficos centrales de la gira, pero no los únicos, porque en varios puntos de las rutas de la provincia la huelga docente llevaba adelante cortes autoconvocados desde las bases y algunos sindicatos combativos. Un conflicto que en el norte de la provincia cumplió un mes ininterrumpido en las rutas. Néstor pudo comprobar con sus ojos y sus oídos el apoyo popular a la huelga de los propios automovilistas afectados. La lucha por la educación pública, para quebrar la miseria salarial de básicos iniciales de indigencia, contra el ajuste de una provincia que exhibe “superávit” de sus cuentas según se ufana el gobernador de turno de la oligarquía del Frente Renovador, Oscar Herrera Ahuad. Como marcó Pitrola en su discurso de cierre de la gira en Eldorado, el sucesor de los reaccionarios y antiobreros gobiernos de Puerta o Maurice Closs es un alumno destacado del ajuste de Guzmán y el FMI.

La gira, después de una cena al llegar con militantes y simpatizantes de Posadas, tuvo su segunda actividad en una asamblea en la plaza central de Posadas a las 8 de la mañana del 13 de abril con el PO y el Polo de la capital provincial acompañados de una importante delegación del MTR. Claro, poco después todos ellos y otros se sumarían al piquetazo nacional de la Unidad Piquetera que copó la Plaza de Mayo y las plazas de todo el país. Misiones no fue ajena a la batalla por las reivindicaciones y por la libertad de Sebastián Copello y los demás compañeros.

Tras un viaje difícil por los piquetes mismos, pudimos desembarcar en el corte Ñacanguazú, donde Pitrola se dirigió a las compañeras y compañeros que habían sido reprimidos poco antes y habían retomado el piquete horas después. Ahuad no cumplió su propia norma de no reprimir piquetes masivos, el negocio turístico de Semana Santa fue más fuerte. Pero tras la represión más docentes se acercaron.

La siguiente estación empezó a presentar los aspectos extraordinarios de esta gira. El piquete huelguístico de Puerto Piray esperó a Néstor -y su demora- para participar del acto conjunto con fuerte presencia del Polo de la localidad. Allí se produjo el primer acto político en regla con más de 500 personas, un cuarto de ellas docentes. El acto fue abierto por el secretario general del sindicato MPL, protagonista de la huelga en el norte provincial. Rubén Ortiz marcó directamente que el logro arrancado por la huelga que acaba de firmarse habría sido imposible sin la unidad con el Polo Obrero. Y no mintió, bajo la lluvia o el calor agobiante, siempre estuvo el Polo Obrero masivamente poniendo el cuerpo en el piquete. La unidad de ocupados y desocupados cobró la fuerza de la unidad de clase en la lucha y en el discurso del representante docente que viniendo de un voto al peronismo en 2019 sacó la conclusión que está agotada la experiencia y que decididamente tenemos que luchar por el gobierno de los trabajadores. Un debate de fondo se abrió con el activismo del MPL para constituir Tribuna Docente como usina político sindical del agudo combativismo de los educadores de toda la provincia. Apuntemos que Tribuna es cabeza de una lista antiburocrática, por ahora proscripta, contra la burocracia baradelista de la UDPM. Esto junto al debate de la construcción del partido como parte del Frente de Izquierda que está expresado en la provincia por el PO.

Néstor rescató semejante expresión de la unidad de clase y sacó conclusiones incluso sobre el compromiso transicional alcanzado en el norte que completa un 25% de aumento hasta mayo donde se volverá a abrir la discusión sobre un inicial que como en todo el país está lejos de la línea de pobreza misma. Néstor reflexionó que cerrar una huelga es más difícil que abrirla, que el “acuerdo”, es en realidad un compromiso, tiene un valor por cómo fue arrancado y que su legitimidad viene del hecho de que fueron las asambleas en los piquetes las que lo aprobaron. Al mismo tiempo se metió en el debate de las disparidades de la huelga entre el norte y Posadas y el resto, combatiendo toda idea de un movimiento docente que se delimita de los “piqueteros” desde sus propios piquetes. Distinguió que todos los piquetes de la clase obrera ocupada y desocupada son denunciados por los medios en la feroz campaña política, mientras que los cortes de ruta de la patronal camionera son tratados con total benevolencia como los cortes de ruta del capital agrario.

Al día siguiente cerró la gira con un acto con más de 2.000 personas en la plaza Sarmiento de Eldorado donde en su intervención el mensaje fue a fondo sobre el objetivo de la burguesía contra los planes que se ve nítido cuando esos planes compiten con el salario de indigencia del proletariado maderero y tarefero en la zona. Alto Paraná y todos los grupos patronales quieren manos libres para la superexplotación obrera.

La cuestión de clase, marcó Pitrola, está presente en cada lucha y debemos llevarla definitivamente a la lucha política, motivo de la gira: la construcción del Partido Obrero y el rol del Frente de Izquierda en esa lucha política como alternativa política de los trabajadores. Desde ese lugar Néstor metió la cuestión de la guerra, la denuncia del imperialismo de la Otan y su avanzada en la penetración definitiva del capital en Rusia y China y la respuesta criminal de la invasión de la camarilla del gobierno de Putin, marcando la salida de una Ucrania unida y socialista. Al mismo tiempo desenvolvió un programa de salida desde el campo de los trabajadores en la Argentina ante el agravamiento de la crisis mundial con la guerra.

Con estos lineamientos llamó a organizar un gran 1° de Mayo de lucha e internacionalista en la provincia. Tras la breve pero jugosa gira quedó planteado también el debate de lograr un camino de unificación de la docencia combativa mediante un movimiento común provincial basado en delegados electos y representantes de los sindicatos combativos actuantes contra la entrega de la UDPM de los Grillo Caballero, Alessio y Baradel que está de espaldas a la gran huelga docente.

El PO misionero, con la gira que organizó, dio otro paso en su construcción, metido a fondo como está en la lucha de clases de la provincia.