05/08/2021

Portal Empleo: mayor flexibilización laboral y un ataque a las jubilaciones

La iniciativa plantea una reducción de hasta el 95% de los aportes patronales en algunos casos.

El ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, anunció el lanzamiento del «Portal Empleo». Se trata de una plataforma virtual en la cual se pueden inscribir aquellas personas que buscan trabajo, como así también, las empresas que demandan personal. La medida apunta a revertir las cifras de desocupación, sin embargo, es infructuosa a la hora de crear puestos de trabajo e implica una reducción de aportes patronales. Hasta el momento son 13.686 los inscriptos en el portal a la espera de un empleo y 214 empresas ofreciendo trabajo.

El gobierno les otorga a las compañías que realicen sus ofertas laborales a través del Portal Empleo, una exención de hasta el 95% de las contribuciones patronales durante 12 meses en caso de que el  trabajador haya participado “durante los últimos 12 meses o se encuentre participando en programas y/o políticas educativas, de formación y empleo y de intermediación laboral” (El Cronista, 6/8). De este modo, la iniciativa colabora en desfinanciar la caja jubilatoria y las obras sociales de los trabajadores. A su vez, atenta contra la evolución de los haberes previsionales puesto que la nueva movilidad jubilatoria se rige, mitad por el índice Ripte y variación de los salarios del Indec, y mitad por el nivel de recaudación de la Anses. Según la resolución publicada en el Boletín Oficial, esta medida tendrá vigencia a partir del 1° de septiembre.

Es preciso mencionar que las concesiones a las empresas por medio de la reducción de aportes patronales es una política de Estado impulsada por todos los gobiernos desde el menemismo hasta Alberto Fernández. El argumento siempre ha sido que esta prebenda daría lugar a la creación de puestos de trabajo, sin embargo, la historia ha demostrado lo contrario. Sin ir más lejos, Menem redujo abruptamente las contribuciones patronales, entre otros ataques a la clase trabajadora, no obstante, terminó su gestión presidencial con un 15% de desocupación.

Con esto el gobierno se hace eco de que el problema de que no se genere empleo es el costo laboral, por ejemplo por el régimen previsional, y, por lo tanto, apunta a preparar el terreno para la reforma laboral que va a venir en el paquete del acuerdo con el FMI.

Este beneficio para los empresarios, dispuesto en el DNU 493/2021, también supone en algunos casos subsidios hacia las patronales, ya que la transferencia estatal que estén recibiendo los trabajadores inscriptos en algún programa de empleo del gobierno podrá ser considerado a cuenta del salario, una vez contratados. Estos planes son: “Acciones de Entrenamiento para el Trabajo; Plan de Formación Profesional y Continua; Programa de Inserción Laboral; Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo; Programa Jóvenes y MIPYMES; Programa Prestaciones por Desempleo; Promover la Igualdad de Oportunidad de Empleo, y Seguro de Capacitación y Empleo” (Infobae, 6/8). 

Por otra parte, ningún portal web podrá solucionar una realidad nacional con un índice de desocupación del 10,2%, donde el empleo privado está 1,6% por detrás de los niveles de 2019 según el Ministerio de Trabajo y donde existe un 40% de capacidad ociosa en la industria. Las políticas oficiales, como hemos señalado en varias oportunidades, colaboran en reforzar un cuadro recesivo: se mantienen restricciones a las importaciones y se encarece el crédito en pos de preservar las reservas del Banco Central para el pago al FMI; se promueve la caída del consumo dando vía libre a la inflación y deprimiendo los salarios; y, por otro lado, no se impulsan planes de vivienda a fin de reactivar la economía.

Así las cosas, el gobierno que permitió que más de un millón de trabajadores perdieran su fuente laboral en el transcurso del año pasado, ahora pretende disimular su responsabilidad en los niveles de desempleo creando un portal en internet. Semejante cortina de humo es forzada además por el calendario electoral, en un contexto donde los niveles de pobreza y la caída del ingreso real de la población alimentan un descontento popular creciente.

Si bien es claro que el Portal Empleo no servirá para generar puestos de trabajo, sí contribuirá en hacer retroceder las condiciones laborales del conjunto de la clase obrera. No solamente propone un golpe a la seguridad social por medio de la exención de cargas patronales, sino que además, el dinero que se ahorran las empresas lo utilizarán luego para despedir al personal con más antigüedad, abaratando así el costo de la mano de obra. De este modo vemos como, con la excusa de la pandemia, el gobierno y la clase capitalista buscan profundizar la flexibilización laboral.

Para crear empleo es necesario desenvolver una agenda integral que responda a los intereses de los trabajadores. La misma debe contemplar la prohibición de despidos y suspensiones, reparto de las horas de trabajo para que no haya desempleo, trabajo bajo convenio para todos, reposición de aportes patronales, salario mínimo y jubilación equivalentes a la canasta familiar, paritarias y aumento previsional indexados a la inflación, plan de viviendas que empleen mano de obra desocupada bajo convenio. A su vez, es necesario nacionalizar bajo gestión obrera los recursos estratégicos del país, como la banca, la industria energética y el comercio exterior en función de impulsar un plan de industrialización y avanzar así en la apertura de puestos de trabajo. Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad defendemos este programa para que la crisis no la paguemos los trabajadores.

         

También te puede interesar:

Los dichos de Macri y sus repercusiones intentan esconder la continuidad en la destrucción del empleo formal.
Movilicemos este lunes 20 contra el ajuste fondomonetarista sobre las jubilaciones y pensiones.
La cifra contrasta con la recuperación de la actividad económica, lo que implica una mayor explotación y precarización.
Declaraciones contradictorias de los funcionarios del gobierno.