08/11/2021

Textual: Milei dice que quiere mezclarse con la casta política

Lo admitió en el acto de cierre de campaña.

Las últimas declaraciones de Javier Milei abandonan por completo los ataques a la “casta política” y plantean lisa y llanamente su integración. En un acto de cierre de campaña, el candidato de Avanza Libertad llamó a “mezclarse con la casta política” y de esta manera “pelear contra el sistema desde adentro”, confirmando que, lejos de ubicarse por fuera del régimen político, es la expresión más reaccionaria de él.

Es lo que constata también el coqueteo que Milei viene teniendo con distintos representantes de Juntos por el Cambio, como Patricia Bullrich -con quien dijo no descartar una fórmula para 2023- o con el expresidente Mauricio Macri, a quien le lanzó una serie de elogios que lo colocan por fuera de la “casta política” que tanto dice querer destruir. De hecho, el candidato libertario afirmó que “tiene menos casta política que el resto porque viene del lado empresarial”.

Lo que Milei decide ignorar es que la familia Macri es una de las que más se benefició a través de negocios con el Estado. Por solo recordar algunos de ellos podemos mencionar la estatización de la deuda del Correo Argentino bajo el gobierno de Carlos Menem; la licitación de obras públicas a empresas de su familia con presupuestos exorbitantes, como Iecsa, a quien le entregó 45.000 millones de pesos por el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento; la contratación de Macair Jet perteneciente al Grupo Macri como empresa de vuelos oficiales del Estado; entre muchas otras. No hay nada más “casta” que utilizar los recursos del Estado para hacer crecer el patrimonio personal y familiar.

Según Milei, Macri tuvo las “ideas correctas” pero se “rodeó mal”, lo que no le permitió plasmar la agenda que el jefe del PRO recita y ambos acuerdan: ajuste, reforma laboral, destrucción de las jubilaciones y beneficios para las patronales a costa del resto de la población. Bajo ese programa se plantean una alianza para 2023, la cual Macri ya le invitó a conformar. La aproximación entre ambos termina de desenmascarar al candidato libertario, que lejos de ser un “antisistema” o “rebelde” es el primero en elogiar a Menem y Cavallo, responsables del desastre económico del 2001, ensalza el régimen parasitario de la monarquía española y busca integrarse a los partidos del régimen, actuando como factor de presión en la interna cambiemita con la expectativa de formar parte del ala más conservadora y derechista del PRO.

El espacio político de Javier Milei de rebelde no tiene ni una gota, sino todo lo contrario: es un rejunte de macristas, conservadores, defensores de los genocidas y representantes de distintas expresiones fascistoides. Solo el Frente de Izquierda-Unidad denuncia este armado y se propone como una alternativa política para enfrentarlo, con un programa en defensa de la salud, la educación y los salarios y contra las reformas laborales, la represión y todo tipo de violencia. Ese es el programa que defendemos en las calles y en los parlamentos.

También te puede interesar:

Por espionaje ilegal contra familiares de las víctimas del ARA San Juan.
Silencio absoluto del expresidente, que busca su impunidad en la causa ARA - San Juan, acerca del sobreseimiento de CFK.
Justifica el confrontamiento físico y las agresiones contra la izquierda.
Los nuevos desafíos de la izquierda en la Ciudad.