04/11/2021

Macri ya llama a un frente con Milei en 2023

Fue en una entrevista donde además negó el espionaje y el asesinato de Maldonado.

Luego de su presentación en el juzgado de Dolores por la causa de espionaje a las familias del ARA San Juan, el expresidente Mauricio Macri hizo una serie de declaraciones. Pasada la jornada de indagatoria en que finalmente compareció ante el juez Bava, presentando un escrito, el fundador del PRO fue entrevistado en LN+. Allí le devolvió los elogios a Milei, que días atrás ensalzó sus “intenciones” en 2015 inculpando a sus socios de coalición como la UCR o la Coalición Cívica por el fracaso del gobierno macrista, y volvió a postular nuevamente que el asesinato de Santiago Maldonado habría sido una operación contra su gobierno; acusando así una “utilización” del oficialismo de la tragedia del ARA San Juan para acusarse inocente.

Después de seguir insistiendo en porqué el juez Bava debería ser apartado de la causa que pesa sobre él, Macri dice que “nunca espió a nadie” (la utilización de la AFI como recurso de gobierno sería cuento de la buena pipa), y que detrás hay “operadores del kirchnerismo” que utilizan una tragedia en su perjuicio; “algo similar a lo que pasó con Santiago Maldonado”. De esta manera, el expresidente vuelve a negar que se valió del aparato conspirativo del Estado para perseguir a luchadores, militantes, activistas y por ahí sigue la lista de afectados por las agencias de inteligencia. Pero también niega, una vez más, el asesinato de Santiago Maldonado en manos de la Gendarmería, calificando una causa plagada de irregularidades, pruebas claramente incriminatorias sin respuesta y maniobras de impunidad como una “operación en contra de su gobierno”.

Luego, se refirió a las declaraciones recientes de Javier Milei. El “liberal” que se la pasa hablando de la “casta política” excluyendo de la misma a Patricia Bullrich, llevando en sus listas a exfuncionarios, elogiando a sus fieles representantes como Menem y Cavallo y ahora apartando de tal calificación a Macri, dijo que el jefe del PRO tuvo “intenciones buenas” al iniciar su gobierno; pero que “se rodeó mal” (y que por eso no llevó a fondo el ajuste y las reformas antiobreras). Por tanto, Macri dice ahora que en la reunión que mantuvo con el economista “acordaron en varias cosas”, y que “espera que en 2023 puedan confluir en una misma lista”.

Esta aproximación pinta de cuerpo entero tanto a Macri como a Milei. Confirma que a este último no le molesta actuar como un factor de presión dentro de la interna cambiemita, buscando aglutinar con expectativas de un armado derechista más amplio a figuras del PRO y del ala “intransigente” de Juntos. A su vez, revela a estos Macri y Bullrich buscando reposicionarse en la línea de los Bolsonaro continentales; en momentos en que los fascistoides disfrazados de “liberales” cierran filas con ellos.

Macri es, aunque Milei no se sonroje al negarlo, un fiel representante de la “casta”. Por eso niega impunemente el fracaso de su gobierno y sus tropelías, y ensaya chicanas judiciales para garantizarse el manto de impunidad que lo cubrió frente a sus sucesivas denuncias por malversaciones de fondos públicos, asociación ilícita y otras (tantas) yerbas. Aquí se cuece potencialmente un armado político sumamente reaccionario que solo el Frente de Izquierda – Unidad denunció con nombre y apellido, y que expresa de manera amplificada la agenda de ataques brutales que los capitalistas buscan emprender contra los trabajadores.

También te puede interesar:

Silencio absoluto del expresidente, que busca su impunidad en la causa ARA - San Juan, acerca del sobreseimiento de CFK.
Justifica el confrontamiento físico y las agresiones contra la izquierda.
Los nuevos desafíos de la izquierda en la Ciudad.
Definiciones políticas y escándalos, tras la elección del domingo.