Políticas

29/8/2023

Victoria Villarruel: de organizar visitas al genocida Videla a candidata para manejar las Fuerzas Armadas

Los candidatos por la Libertad Avanza reivindican la génesis del rumbo que nos trajo a la debacle actual.

Victoria Villarruel

El marido de Cecilia Pando realizó algunas declaraciones sobre la candidata a vicepresidenta por La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, donde recordó que la misma fue fundadora del grupo Jóvenes por la Verdad, desde el cual coordinaban visitas al dictador Jorge Rafael Videla.

Recordemos que la candidata a vicepresidenta de Milei se autoproclama defensora de la libertad pero es una abierta defensora de la dictadura de Videla, el gobierno de facto que protagonizó las épocas más oscuras de nuestros país, caracterizadas por la represión, la censura, la persecución y el miedo, un cuadro antagónico a cualquier concepto de libertad.

Estas herramientas represivas, el gobierno dictatorial las utilizó para ejecutar una serie de políticas contra la población y en beneficio de los capitalistas, es el caso de la estatización de la deuda privada o la apertura del ciclo de endeudamiento externo que ahora tiene a Argentina hundida en una montaña de deuda y a los pies del FMI. Los candidatos por La Libertad Avanza reivindican la génesis del rumbo que nos trajo a la debacle actual.

Al mismo tiempo empresarios como Carlos Blaquier, del Ingenio Ledesma, y Juan Tasselkraut, de Mercedes Benz, fueron partícipes necesarios de los crímenes de lesa humanidad contra los trabajadores de dichas empresas por parte de la dictadura, quienes buscaban desbaratar la organización obrera y sus organismos de deliberación.

Hace poco, Milei sostuvo que Victoria Villarruel concentraría los ministerios de Seguridad y Defensa, es decir la negacionista y defensora de quienes llevaron adelante las torturas y violaciones a derechos humanos durante los gobiernos dictatoriales tendría el manejo de las fuerzas federales y la organización de la seguridad interior, con el papel de las Fuerzas Armadas para involucrarlas en tareas de represión interna.

Otra vez, lejos de cualquier tipo de libertad, buscan organizar la fuerza para aplicarla sobre todos aquellos que se resistan a sus políticas que, lejos de ser innovadoras, son las mismas que nos trajeron a esta crisis. Es una herramienta de la que se vale todo Estado capitalista para pasar las políticas antipopulares, por eso al día de hoy los juicios a los genocidas se hacen a cuenta gotas y se los premia con beneficios como la prisión domiciliaria.

Al mismo tiempo, el Estado que decía defender los derechos humanos fue responsable de la desaparición de Jorge Julio López, de la muerte de Luciano Arruga a manos de la policía, de la represión que se llevó la vida de Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel, entre otros casos de desaparición forzada de personas.

En paralelo, la cooptación de los organismos de derechos humanos por parte del Estado desprestigió esta bandera de tal manera que hoy un sector de la población asocia su lucha al estatismo kirchnerista fracasado y a las corruptelas, como fue lo de Shocklender con Madres de Plaza de Mayo.

A su vez, cabe destacar que la misma candidata que habla de adoctrinamiento en las escuelas (por haber confundido una bandera del cooperativismo con la del Orgullo Gay) es la que misma que utilizó el proselitismo para sentar a los jóvenes frente a un dictador, como si fuera una actividad educativa. Para defender la libertad es fundamental luchar por juicio y castigo a todos los responsables de los crímenes de lesa humanidad, por cárcel común a los genocidas y por echar a los represores y negacionistas del Estado.