21/12/2020
CORONAVIRUS

CABA: aumentan los casos, fallan los testeos

La vuelta del turismo, la falta de testeos y la situación sanitaria.

Fernán Quirós, ministro de Salud de CABA.

Mientras el presidente anuncia la extensión del Distanciamiento Social Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) hasta el 31 de enero, los casos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mostraron un aumento. Luego de semanas de disminución constante en dicho número, las últimas dos han reflejado un cambio de tendencia: el promedio de casos por día se ubicó en 350.

Así lo anunció el ministro de Salud de CABA, Fernán Quirós, quien también dio datos acerca de los testeos al turismo que se hacen para aquellos porteños que viajaron y reingresan a la capital; de esta manera, informó que 6 de cada 1.000 porteños que se fueron de vacaciones se contagiaron.

Sin embargo, el número podría ser mayor. La denuncia del personal de los hospitales y de las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) es que la demora en la toma de muestras y en el procesado de las mismas es de, al menos, 3 días. Muestra un gran colapso en el sistema de detección del coronavirus y, sobre todo, una improvisación enorme por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Que haya cientos de personas que volvieron de sus vacaciones y no tienen su resultado, ni positivo ni negativo, indudablemente es un problema; circulan por la Ciudad o incluso van a trabajar cuando quizás están contagiadas, haciendo que el problema se agrave. Por supuesto que los lugares de trabajo no contemplan esta situación, exponiendo al resto de los trabajadores al contagio sobre la base de no tener un protocolo acorde a las necesidades del momento. Pero también ayuda el hecho de que los testeos en las empresas estén parados hace dos semanas producto de que todos los recursos están puestos en el operativo del turismo.

Un punto más se suma al retraso en los testeos: muchas muestras están mal tomadas. La falta de capacitación del personal de salud encargado de esta etapa fundamental de prevención es uno de los principales problemas y responsabilidad del gobierno. Así, las muestras son rechazadas por los laboratorios.

La situación sanitaria en la Ciudad es una bola de nieve que empieza a crecer. Todos estos elementos abonan a que probablemente haya más casos de los que se anuncian, y que la prioridad de Larreta y Quirós sea dibujar los números para que no se deba volver a una etapa de aislamiento más estricta y llegue la famosa «reactivación económica» que tanto esperan.

Más allá de eso, lo concreto es que los números empiezan a subir nuevamente y, a su vez, la experiencia europea con la segunda ola de contagios muestra que fue tan cruda como la primera. En este sentido es necesario un plan integral de contención de la pandemia para prevenir la llegada de la segunda ola, poniendo el reforzamiento del sistema sanitario como prioridad de la mano del rechazo del presupuesto de ajuste de Larreta que atenta contra la salud pública. También capacitación para los profesionales de la salud que se encuentran en la primera línea contra el Covid para no dejarlos a su suerte, la exigencia de mayor cantidad de testeos y protocolos bajo control obrero en los lugares de trabajo para no exponer a más trabajadores.

El camino a seguir es el de los residentes y concurrentes de CABA, quienes mediante las asambleas hospitalarias vienen dando una enorme pelea por pases a planta, mejoras salariales y en las condiciones laborales y en defensa de la salud pública.