19/06/2021

Coronavirus: “el 88%” de trabajadores de la salud “presenta signos de agotamiento”

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).

Imagen extraída de Comercio y Justicia

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (Sati) presentó un informe donde se da cuenta del cuadro crítico que atraviesa el sistema sanitario y el personal de salud en el marco de la segunda ola de Covid-19. Se trata de una situación que es el resultado de una orientación antisanitaria y de ajuste sobre los equipos de salud por parte de quienes gobiernan.

El mencionado estudio de la Sati establece cómo repercutió el colapso sanitario y el alto porcentaje de ocupación de camas UTI en lxs trabajadorxs de la salud, de lxs cuales “el 88% presenta signos de agotamiento”, revelando que el 61,46% se “siente irritable” y el 57,81% sufre “trastornos del sueño”, como consecuencia del estrés que viven en su trabajo.

Además, la investigación plantea que el 36,46% del personal sanitario que se desempeña en terapia intensiva en algún momento se mostró “agresivx”; más del 36% también tuvo muestras de “impaciencia” y el “ausentismo” de trabajadorxs por esta combinación de factores llegó al 30%, según el relevamiento fechado el 11 de junio pasado.

Los porcentajes del informe de la Sati son una expresión del estado de colapso en hospitales. Es que quienes nos encontramos en la primera línea de lucha contra el coronavirus trabajamos en un cuadro dramático. Pasado más de un año del inicio de la pandemia la situación de ajuste y vaciamiento que sufre, desde hace años, el sistema de salud no se ha revertido para hacer frente al incremento de la demanda sanitaria.

La presión aún mayor sobre el personal de salud se desarrolla sin que se hayan dado respuestas a ninguno de nuestros reclamos. Por el contrario, se sigue sosteniendo la precarización laboral, la falta de insumos e infraestructura, el faltante de personal y los salarios de miseria que nos obligan al pluriempleo.

En este contexto, las muertes de trabajadorxs que han conmovido a la sociedad en los últimos días son la expresión más aguda de esta situación. Sin embargo, el personal dispensadx que tiene al menos una dosis de la vacuna son obligadxs a volver a sus trabajos por el decreto criminal de Alberto Fernández.

A todo esto se le suma el avance represivo que desarrollan los distintos gobiernos contra quienes luchamos en defensa de nuestras condiciones laborales, tal como lo evidencia la represión sufrida por trabajadores de la salud del Amba en el puente Pueyrredón, o la persecución sindical que está desarrollando el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, contra referentes de la lucha de salud.

Frente a esta situación necesitamos imponer las condiciones para avanzar en la resolución de todos nuestros reclamos. El camino es el que desarrollaron lxs elefantes neuquinxs que, con asambleas, frente único, paro y piquetes lograron superar la entrega de la burocracia sindical de ATE- UPCN.

¿Cómo enfrentamos el colapso en los hospitales? Vamos por asamblea y plan de lucha hasta ganar. Basta de persecución y represión, salario igual a la canasta familiar para salir de la pobreza, pase a planta de lxs precarizadxs, reincorporación de todxs lxs despedidxs, aumento de presupuesto, insumos e infraestructura, incremento del personal. Solo lxs trabajadorxs podemos darle una salida a la crisis.

 

También te puede interesar:

Vamos con todo al paro del miércoles 28/7.
Su implementación en provincia de Buenos Aires y otras partes del mundo.
El carácter irracional de la organización capitalista, un ataque al medioambiente.
La subordinación a los laboratorios y las potencias internacionales.