02/12/2021

Córdoba: balance de la paritaria municipal

Crece el voto que cuestiona los acuerdos salariales a la baja.

Luego de que el domingo 28 se suspendiera la concentración de Educación prevista para el lunes 29, el martes 1 -casi sin tiempo para debatir-se realizaron votaciones por repartición para resolver sobre la propuesta que la mesa salarial del Suoem (sindicato de trabajadores municipales) elaboró junto al Ejecutivo municipal de la ciudad de Córdoba. Conforme a lo informado, se contabilizaron 208 votos afirmativos, 58 negativos y un empate.

Con este resultado, se aceptó el 18,95% acordado entre la representación gremial y el Ejecutivo para los meses de mayo a octubre del 2021 y la inflación de noviembre y diciembre (que el BCRA estima en un 7,4%) a considerar en abril de 2022, de forma no remunerativa. En términos salariales, como quedó planteado en Prensa Obrera, el acuerdo paritario implica una concesión a favor del Ejecutivo ya que no recompone la pérdida existente a mayo de 2021 y continúa perdiendo frente a la inflación. Cuando tenga lugar la nueva paritaria, en mayo de 2022, habrá un 20% de pérdida salarial acumulada y la recomposición que allí se resuelva será nuevamente diferida un cuatrimestre y no retroactiva.

Este mecanismo tramposo, impuesto por el intendente Martín LLaryora, constituye el principal agravante del acuerdo: sin cláusula gatillo de ajuste automático por inflación se devalúa el salario conforme aumentan los precios.

¿Por qué se aceptó?

Frente a este panorama, el voto positivo refleja la confusión planteada por la inclusión como parte de la propuesta del pase a planta de 540 trabajadores y la promoción a planta transitoria (art. 9) de 116 trabajadores. Esto fue presentado como un combo único a ser votado junto a la propuesta salarial. La falta de un plan de lucha centralizado por parte de la comisión directiva del Suoem para lograr el pase a planta de estos/as compañero/as, a pesar de que el tema se empezó a discutir en agosto, llevó a que asociaran ambos temas en la votación del acuerdo salarial.

El dato destacado de la jornada fue el crecimiento del voto negativo, que cosechó el 20% de la votación: un número significativo que de ninguna manera implica un rechazo a la incorporación a planta, sino un reflejo del malestar que anida en el conjunto de los trabajadores municipales, hartos de la extorsión planteada en la moción y conscientes de la severa afectación que provocará el acuerdo sobre los ingresos de activos y pasivos. Defendemos el pase a planta y entendemos que nunca una reivindicación puede ser utilizada como extorsión de otra.

En el proceso previo a la votación circularon audios, capturas de pantalla y noticias que anticipaban el resultado final favorable al acuerdo y que también reflejaron un tono extorsivo, tratando de colocar sobre los trabajadores la responsabilidad de que “650 familias pudieran quedarse en la calle” si el acuerdo no pasaba. Los votos de rechazo constituyen una advertencia a la conducción gremial por el agotamiento de un esquema que emparenta la estabilidad laboral y deterioro salarial sin trazar un verdadero plan de lucha que enfrente la precarización y el ajuste, marca de origen de la gestión de Llaryora. De ello dan cuenta los miles de precarizados que están desarrollando tareas municipales y que constituyen la gran malla de contención al ajuste.

Se trata de un capítulo más del alineamiento de la gestión política y la gestión gremial que tendrá repercusiones en el proceso eleccionario de los próximos meses, donde el Suoem deberá abrir curso a la renovación de la comisión directiva, de mandato largamente vencido.

Desde nuestra agrupación seguiremos luchando por cada una de las conquistas municipales: defendiendo el pase a planta, el salario municipal y la recuperación de la séptima hora.

También te puede interesar:

Se juntan firmas y se preparan iniciativas contra el tarifazo.
En la luz, en el gas, en las prepagas y en las cuotas de los colegios privados.
Mientras tanto, se desploma el consumo popular.
En la principal plaza de la localidad se reclamó justicia por Cecilia Basaldúa, víctima de femicidio.