19/11/2020

Después de la caravana, es hora de un paro aeronáutico

Por Corresponsal Agrupación La Pista

La caravana convocada el miércoles 11 por siete gremios aéreos desde el aeropuerto de Ezeiza a los ministerios de Transporte y Trabajo reunió a unos 600 aeronáuticos, mayormente delegados y directivos de los sindicatos convocantes. El resto fueron grupos de trabajadores de Avian, Andes y Latam, los sectores más golpeados por la crisis, con cierres, rebajas salariales y despidos.

Los aeronáuticos venimos sufriendo un ataque masivo por parte de todas las empresas aéreas privadas y estatales y en las tercerizadas de seguridad y catering.

A pesar del intenso ajuste en Aerolíneas Austral donde La Cámpora ataca los convenios, persigue a delegados y despide sin causa , con una pérdida salarial de más del 50%, la acción convocada de la noche a la mañana sin paro ni pliego de reclamos desalentó la participación.

En su apoyo al gobierno y al plan de ajuste las burocracias aeronáuticas ni mencionaron en su convocatoria la «fusión»/desguace ni los despidos en Aerolíneas, o la modificación de las normas de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), último obstáculo legal que frenaba la reducción de descansos y la extensión de horarios, un aspecto central de la flexibilización de los convenios.

Luego de permitir una verdadera masacre patronal en el sector, tardíamente y preocupados por el enorme desprestigio en el que se encuentran convocaron a esta medida de aparato. A esto se agrega una puja dentro del Frente de Todos por desplazar a Moroni y a Meoni de los ministerios de Trabajo y Transporte a los que acusan de «falta de una verdadera política aérea». En realidad estos ministerios permitieron el vaciamiento y los despidos en Latam, Andes y Avianca porque comparten en Aerolíneas los mismos objetivos ajustadores dándole continuidad al ajuste macrista y la reforma laboral por sector.

Sólo la independencia política de nuestros sindicatos garantizará la defensa integral de nuestros derechos. Necesitamos un verdadero plan de lucha comenzando por un paro nacional aeronáutico que movilice a miles de trabajadores a Plaza de Mayo para golpear sobre el centro del poder político. Para ello debemos impulsar asambleas que se pronuncien en este sentido. Es lo que hicieron los trabajadores de tránsito aéreo que convocan a paros progresivos ante la negativa de la patronal de EANA a otorgar aumentos salariales.

No a la fusión/desguace de Aerolíneas Austral y la destrucción de sus convenios.

Reincorporación de los despedidos en Aerolíneas.

No a la modificación del decreto 671 ANAC.

No a los desafueros a delegados de Austral.

Aumento salarial del 50% en ARSA y EANA. Pago íntegro de los salarios y en blanco.

Rotación y reparto de las horas de trabajo disponibles sin afectar los salarios.

Que el Estado garantice la continuidad laboral de todos los trabajadores de Latam, Avian y Andes.

Pase a planta permanente en aerolíneas y aeropuertos.

Estatización bajo control de sus trabajadores de toda empresa aérea o aeroportuaria que cierre o despida.

También te puede interesar:

La medida es en rechazo a la bochornosa propuesta del 7% que ofreció la conducción de la Eana SE.
Recientemente se realizaron caravanas de los trabajadores de ambas empresas, que vienen sufriendo un gran ataque patronal.
Junto a compañeros tercerizados de GPS, Securitas y despedidos de Aerolíneas Argentinas.
Hay que convocar a asambleas y plan de lucha.