26/04/2021

El 27, las trabajadoras de casas particulares nos sumamos a la movilización al Consejo del Salario

Las Trabajadoras de Casas Particulares somos de los sectores más golpeados por la pandemia. En nuestro país más de la mitad perdimos el trabajo o empeoramos nuestras condiciones laborales en el último año. La pandemia del Covid-19 nos encontró en una situación de precarización (casi 75% trabaja sin estar registrada ni tener derechos laborales o estabilidad) y a eso se suma que el salario incluso tras el aumento del 28% en 3 cuotas no alcanza ni la mitad de una canasta de pobreza.

Ante esto, el gobierno que estableció la última escala salarial hace oídos sordos a más de un millón y medio de trabajadoras del servicio doméstico que no podemos vivir con los miserables $23.000 al mes ni los $185 la hora “en blanco”. El aumento de precios, la falta de vivienda propia, la cobertura inexistente de la obra social sumada al colapso de la salud, la falta de acceso a la vacunación para compañeras de riesgo y que están en contacto con personas de riesgo nos dejan en una situación límite que nos obliga a salir a las calles para hacer escuchar nuestro reclamo.

Desde la agrupación Trabajadoras de Casas Particulares en Lucha llamamos a las compañeras a sumarse a la movilización a la reunión del Consejo del Salario junto al Frente de Lucha Piquetero que agrupa a las organizaciones de desocupados independientes del gobierno y a la Coordinadora Sindical Clasista, con otros sectores del movimiento obrero.

El año pasado, tras sucesivas movilizaciones al Ministerio de Trabajo, la Comisión de Trabajo en Casas Particulares que fija nuestra escala salarial decidió esperar al Consejo del Salario para dar un aumento o sea que atan nuestros ingresos a ese salario mínimo miserable. Hoy nuestro sueldo básico apenas lo supera mientras que un plan social es la mitad del Salario Mínimo, Vital y Móvil. O sea que para los gobiernos y las centrales sindicales que se sientan en el Consejo del Salario y deciden parece que está bien que 19 millones de personas desocupadas y precarizadas estemos muy por debajo de la línea de pobreza.

Por esto nos vamos a estar movilizando junto a otros sectores en lucha, porque no se puede atravesar la pandemia sin trabajo, con un sueldo que no alcanza, sin vacunas y con la salud colapsada. Tenemos derecho a un salario digno: el 27/04, con todas las medidas de precaución, vamos a la reunión del Consejo

del Salario a exigir un salario mínimo de $60.000 o sea el equivalente a una canasta básica.

A las compañeras que asistan les recordamos llevar tapabocas bien colocado y respetar el distanciamiento. Para sumarte ponete en contacto con el Facebook de Trabajadoras de Casas Particulares en Lucha @TrabajadorasEnLucha.