15/04/2021

El paro docente del 14 en Hurlingham

Empalmó con la lucha de la secundaria de arte por un edificio en condiciones.

Frente al Consejo Escolar.

El paro del 14 de abril convocado por los Sutebas combativos y Ademys contó con una importante adhesión en Hurlingham, pese a ser un distrito dirigido por la Celeste, cuya conducción es cómplice del ministro Nicolás Trotta, quien sostuvo que «las escuelas son espacios de bajo riesgo» (cuando en realidad son uno de los principales focos de contagio). El paro obtuvo una victoria, ya que en la misma noche del 14 el gobierno se veía obligado a anunciar la suspensión temporal de las clases presenciales.

Al reclamo por la falta de condiciones para llevar adelante el dictado de clases presenciales se suma el desastre edilicio en el que se encuentran una parte importante de las escuelas de Hurlingham. El caso con mayores dificultades, donde no fue posible el inicio del ciclo lectivo de manera presencial, es la Escuela Secundaria Especializada en Arte (Esea) N°1 de Hurlingham. Ya dimos cuenta de su situación en Prensa Obrera.

En el marco del plan de lucha Multicolor se empalmó con la marcha en defensa del Esea, al Municipio y al Consejo Escolar. En ambos lugares se exigió una pronta solución: reparación total de este edificio y de los demás en peligro; conectividad e instrumentos para todos; vacunas y transporte seguro; nombramiento de los docentes necesarios para garantizar la educación ante la emergencia; y suspensión inmediata de la presencialidad. El gobierno es responsable de la extensión de la segunda ola de contagios por no haber tomado ninguna de las medidas sanitarias y preventivas necesarias en el sistema educativo y en el transporte.

Los familiares, estudiantes y docentes de la Esea y de otras escuelas del distrito, no solo no fuimos recibidos sino que los funcionarios del mediático intendente Juan Zabaleta manifestaron que el municipio no podía hacer nada por el Esea, ya que pertenece a provincia. El intendente, que gusta de aparecer para las inauguraciones junto a Trotta, como en el caso del Jardín N° 921, sólo lo hace para la foto. No se hace cargo de los edificios que su propio gobierno provincial deja en abandono y riesgo.

En el Consejo Escolar, la respuesta de una funcionaria fue la denuncia ante la policía de lo que ella consideraba un hecho de falta de respeto, por estar movilizados, pidiendo que nos repriman.

Los problemas del Esea, con un edificio colapsado y en riesgo estructural, no son un hecho aislado. Lo mismo ocurre en la EP N° 9, la Media 16, la Media 7, el Jardín 902, la Primaria 22 y otros tantos edificios peligrosos o sin terminar. Las sospechas de sobreprecios y trabajos mal realizados para cobrar varias veces por lo mismo son pertinentes. La Secundaria N° 17 necesita un edificio propio, ya que dividida en dos casitas no podría pasar las normativa exigidas en el Reglamento General de Instituciones Educativa.

La pregunta necesaria es cómo y en dónde fueron aplicados los fondos de los programas anunciados en septiembre por Trotta y Zabaleta (nos referimos a los programas “Abastecimiento de Agua para Consumo y Mejoras Sanitarias”, “Obras Menores” y “Fondo Escolar de Insumos para la Prevención del Covid-19”), además del Fondo Educativo Docente que dispone el Municipio. Así como también cuánto se pagó por las obras que se hicieron o se hicieron mal; de cuánto es el ingreso de fondos que el municipio recibió para adecuar y acondicionar nuestras escuelas; por qué hay un tendal de escuelas con problemas edilicios. En definitiva, qué se ha hecho para evitar esta situación.

Desde Tribuna Docente planteamos la inmediata investigación, el juicio y destitución de los responsables de la crisis edilicia en Hurlingham, incluyendo los posibles negociados en obras de dudosa “licitación”, en estrecha relación con el Consejo Escolar y sus máximas autoridades y la complicidad del sindicato Suteba.

Saludamos y acompañamos la lucha del Esea N°1.

También te puede interesar:

Alberto y Cristina profundizan el ajuste de Macri. Ctera, la entrega de los trabajadores de la educación.
Asume al Ministerio de Desarrollo Social un ajustador en regla.
El abandono de los gobiernos municipales, provincial y nacional.
En Buenos Aires quieren convalidar con leyes lo que realizan de hecho.