24/04/2021
TRES DE FEBRERO

Exitosa jornada de difusión de los trabajadores de la Clínica San Andrés

En reclamo de la reapertura.

El jueves 22 los trabajadores de la Clínica San Andrés de Tres de Febrero realizaron junto al PO y organizaciones solidarias una jornada de difusión en la plaza central de Caseros. Centenares de firmas de apoyo, decenas de fotografías con carteles reclamando la reapertura de la clínica y la intervención del Estado se consiguieron en pocas horas de una vistosa actividad. La solidaridad de la población de Tres de Febrero es notable y se ha ganado a fuerza de cortes y manifestaciones por el centro de Caseros.

Los trabajadores están cada vez más organizados y sacando conclusiones de su propia experiencia de lucha. Han mostrado el camino para enfrentar una política gubernamental y patronal que significó el cierre de nueve clínicas en plena pandemia: la ocupación del lugar de trabajo y el reclamo de que el Estado se haga cargo de la reapertura.

Desde un principio el Estado ensayó distintas maniobras para desactivar la lucha. Primero fue la inoperancia del Ministerio de Trabajo local. Luego fueron los cantos de sirena que venían de varias oficinas del propio gobierno, explicando las bondades de no exigir al Estado que cumpla con las expectativas de los trabajadores y las necesidades de los beneficiarios del Pami, sino que los trabajadores se concentrasen en transformarse en empresarios de la salud a través de cooperativas.

El corte de General Paz de fines de marzo, seguido del acampe en el Pami, puso las cosas en su lugar y el conflicto tomó estado público, venciendo el ninguneo de los medios masivos de difusión. A pesar de eso cada organismo oficial, cuando ya no puede ocultar la barbarie que significa dejar sin uso 102 camas totalmente equipadas, se ocupa de señalar que no tiene responsabilidad en el caso. Miente el intendente Diego Valenzuela cuando dice que no tiene recursos; miente la titular del Pami, Luana Volnovich, cuando dice que la salud de 18.000 jubilados (que se atendían en la clínica) es cuestión de los privados. Mientras tanto, el gobernador Axel Kicillof no se da por enterado. Todos ellos sólo están preocupados por juntar moneda a moneda para el pago al FMI, no la salud de la población ni los puestos de trabajo.

Con los compañeros de la Clínica Privada San Andrés se les ha puesto duro desactivar la lucha, como les pasa con Neuquén. Ambos están a la cabeza de la lucha de Salud.

 

También te puede interesar:

Entrevista a Marina Rieznik, una de las profesoras despedidas.
El municipio impulsa la presencialidad escolar en el pico de contagios.
El colapso del sistema sanitario requiere la reapertura de todos los centros de salud clausurados durante la pandemia.
Entrevista a Alicia Rey, delegada de los trabajadores de la Clínica San Andrés