11/11/2020
DOCENTES

Jornada de lucha docente en todo el país

Rechazo nacional a la apertura forzada de escuelas, al vaciamiento educativo de Trotta y los gobernadores y a la colaboración de Ctera.

Caravana docente de Sutebas combativos y Ademys en la Ciudad de Buenos Aires. foto Willy Monea Ojo obrero Fotografía

El martes 10 de noviembre, de una punta a la otra del país, sindicatos y seccionales combativas rechazaron la apertura forzada de las escuelas sin condiciones sanitarias ni edilicias que amenazan la salud de la comunidad educativa. Se repudió también el presupuesto de ajuste en educación votado en el Congreso Nacional que adelanta mayores restricciones en los presupuestos provinciales y se denunció que la «normalización» de la enseñanza que anuncian Alberto Fernández y los gobernadores profundiza la precarización educativa y laboral y los salarios de pobreza.

La convocatoria fue impulsada por los sindicatos y seccionales Adosac (Santa Cruz), Ademys (CABA), Sute (Mendoza), Sutef (Tierra del Fuego), Asech y Sech (Chaco), GDA (Formosa), Sutebas Multicolores (Matanza, Bahía Blanca, Ensenada, Tigre, Marcos Paz, Escobar, Madariaga, minoría La Plata), seccionales y minorías de Aten (Neuquén) y minorías de AGMER (Entre Ríos), a la que se sumaron las oposiciones multicolores de la mayoría de las provincias, entre ellas Chubut, Córdoba, La Rioja, Chaco y Salta, con paros (en Santa Cruz, Santa Fe, Chaco), movilizaciones, caravanas y actos.

En todo el país se denunció la colaboración de Ctera que permite sin lucha la apertura de escuelas que no están en condiciones de ningún tipo. En este punto, Ctera se ha colocado incluso a la derecha del gremio cegetista de Unión de Docentes Argentinos (UDA), cuyo secretario general Sergio Romero se opone, al menos, de palabra. Declaró que un relevamiento realizado por el sindicato demostró que la inmensa mayoría de las escuelas del país no tienen ninguna condición para volver a la normalidad y que los salarios docentes se encuentran por debajo de la línea de pobreza (C5N, 6/11).

Superar la parálisis de Ctera

La jornada del 10 fue la primera organizada por la oposición docente del país en medio de la pandemia. Quebró la parálisis de Ctera y abrió un curso común para enfrentar la ofensiva del gobierno nacional y de las provincias contra la educación pública.

En muchas provincias, las movilizaciones confluyeron con reclamos de varios sectores en lucha.

En Rosario, se movilizaron confluyendo con Siprus (médicos), ATE y municipales. En Córdoba, la docencia opositora se unió a la caravana de los trabajadores de la salud.

En la Ciudad de Buenos Aires, los Sutebas combativos y Ademys realizaron una acción conjunta contra la ofensiva de Larreta y Kicillof para abrir las escuelas en medio de la pandemia sin condiciones. El Ministerio de Educación de la Nación fue el punto final de una caravana que marchó desde el Obelisco hasta el Palacio Pizzurno, en el cual se destacó la jornada de lucha de todo el país. En el trayecto de la caravana porteña se realizó un acto en la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

La Multicolor de Chubut salió para enfrentar los atrasos de hasta dos y tres meses de salarios impagos de docentes, jubilados y estatales. En Neuquén, las minorías de Aten confluyeron con cortes y bloqueos realizados por organizaciones piqueteras -entre ellas el Polo Obrero-, en medio de un paro de 48 horas de los trabajadores estatales. En Entre Ríos, las minorías de AGMER tomaron la posta de la convocatoria nacional.

En este cuadro, el sindicalismo docente combativo plantó un programa de salida para la educación en medio del ajuste histórico del gobierno del Frente de Todos y del conjunto de los gobernadores: salario básico nacional no menor a $47.000, basta de sumas en negro, respeto a las categorías del escalafón y del estatuto docente, no a la precarización laboral de los planes socio-educativos Piedas, Fines, ATR, etc, conectividad y soportes tecnológicos gratuitos para docentes y alumnos, fuera las reformas educativas privatistas como la Secundaria 2030, basta de persecución y exoneraciones para los docentes que luchan, contra la política represiva de Alberto y los gobernadores, aumento del presupuesto educativo, no al pago de la deuda externa, no al pacto con el FMI.

Tribuna Docente participó masivamente en prácticamente todas las acciones del país y se coloca al servicio de la continuidad de esta acción unitaria del sindicalismo docente combativo.

 

También te puede interesar:

Por la continuidad al plan de lucha iniciado, sumándose al paro convocado para #8M.
El instituto ultracatólico aplicó el protocolo, mientras en las escuelas públicas no aislan a las burbujas con contactos estrechos.
Que Ctera convoque un paro nacional por su triunfo.
Hay que organizarse para defender la educación y la salud.
Salarios por debajo de la línea de la pobreza
Abajo el acuerdo salarial y por condiciones sanitarias.