26/09/2020

La paritaria cero de Ctera es el “modelo” de Kicillof en la provincia de Buenos Aires

¡Todos al Plenario Provincial Multicolor del 8 de octubre!

Imagen de archivo

Las burocracias sindicales kirchneristas, de la CGT y del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) hicieron el patético papel de partenaires adornando con su inmovilismo las “paritarias” truchas y sin oferta salarial. En lugar de poner en marcha la discusión del salario en plena carestía, aumento de los precios y devaluación de los ingresos, el FUDB se fue a barajas ante el gobierno de Kicillof que repitió la cantinela de la “crítica situación financiera” provincial para patear la paritaria para adelante; una forma artera de privilegiar a los bonistas y al Comité de Acreedores de la deuda externa usurera y fraudulenta bonaerense que tienen a los “nacionales y populares” agarrados del cogote y a su merced.

Tan indignante como “las paritarias que no fueron” fue la fingida sorpresa de las conducciones de ATE y Suteba que son cómplices de esta maniobra contra los trabajadores al servicio de la agenda fondomonetarista. No podía haber sorpresas cuando la ministra de Trabajo, Mara Malec, y el jefe de gabinete, Carlos Bianco, rechazaron en julio pasado todo aumento de salarios a los trabajadores del estado provincial. Las “paritarias cero” contrastan con el “salariazo” otorgado a la Bonaerense calificado por el gobierno provincial como la satisfacción de un “reclamo histórico”. Mientras se refería al motín policial como los “compañeros trabajadores policías”, la Celeste oponía en los cuerpos de delegados el llamado “aumento responsable” ( ¡sin monto!) al reclamo del 40% de aumento salarial que exigen las seccionales Multicolor. Todas las burocracias fueron a sus respectivas “paritarias” sin mandato para no incomodar al kirchnerismo gobernante y como continuidad de la larga tregua que mantienen con el gobierno de Kicillof.

Preparando el Plenario Provincial Multicolor del 8 de octubre

En contraposición a esta política de integración y parálisis de la burocracia Celeste, los Consejos Ejecutivos de las Seccionales Multicolor tomaron en sus manos la iniciativa de un plan de acción y de unidad con los trabajadores estatales, judiciales y de la salud. Este es el valor de la declaración pública firmada por las seccionales Matanza, Ensenada, Escobar, Bahía Blanca, Escobar, Tigre Madariaga, Marcos Paz y la minoría del Suteba La Plata donde se denuncia al gobierno que cedió a la Bonaerense. Claramente, la Multicolor se delimita de la dirección del Suteba Provincia -que concurrió sin mandato a la paritaria docente- exigiendo “un sueldo inicial de 44 mil pesos y el 40% de aumento en todas las categorías en el camino de un salario igual a la canasta familiar actualizado por inflación”. Se trata de un pronunciamiento clave que incorpora el reclamo de un salario de emergencia no menor a los 30.000 pesos para los docentes sin trabajo cuando la desocupación nacional es la más alta desde el 2004 y en algunas ciudades de la provincia, como Mar del Plata, alcanza porcentajes similares a la enorme crisis del 2001. El comunicado finaliza convocando al próximo Plenario Provincial Multicolor del 8 de octubre para resolver un plan de acción basado en los mandatos de las asambleas y autoconvocatorias docentes para romper el cepo salarial.

Desbarranque del PTS

Párrafo aparte merece la Marrón del PTS que rechazó el comunicado Multicolor en absoluta soledad siguiendo la misma línea obstruccionista y faccional con que desembarcaron tardíamente en el Plenario Provincial para atacarlo y fracasar en el intento. El pretexto fútil invocado por el PTS quedó al desnudo con el otro comunicado principista de apoyo a la ocupación de Guernica y a la lucha por la tierra y la vivienda que también lleva la firma de todas las seccionales Multicolor.

La política de la Marrón- MAC- PTS es una combinación de faccionalismo irresponsable con una profunda adaptación al peronismo y a la burocracia. En rigor el PTS tiene como “principio rector” que sean las burocracias sindicales las que se “pongan a la cabeza”. La Marrón confunde la exigencia de un plan de lucha, que debe sostenerse con un curso de acción votado por las bases con el blanqueamiento de la burocracia kirchnerista celeste adaptada por completo al gobierno y al Pacto Social. Pacto que el PTS niega para beneplácito de las burocracias cooptadas. Pero además la renuncia del PTS a sacar un comunicado denunciando la paritaria trucha y su (des)“valoración” del reclamo salarial como “corporativo” están en sintonía con la demagogia kirchnerista que habla de los que “menos tienen” para justificar el congelamiento de salarios, el impuesto a los sueldos y las jubilaciones de miseria. Lejos de ser “corporativa”, la pelea por el salario es un bandera de lucha esencial y movilizadora contra el FMI y el gobierno ajustador que ataca salarios y jubilaciones para pagar la deuda.

Que se trata de una línea ajena al clasismo lo confirma también el borrador de comunicado sobre la toma presentado por la Marrón- PTS donde le reclamaba a Baradel que se “pronuncie” en apoyo a la ocupación y a las 2.300 familias de Guernica. El comunicado final aprobado por las seccionales Multicolor corrige esta política de seguidismo a la burocracia y denuncia a la conducción provincial celeste por no denunciar los desalojos “en consonancia con el gobierno provincial”. Con el título de “Tierra y Vivienda Ya. ¡No al desalojo de las familias de Guernica”, el comunicado de la Multicolor impulsa “ una campaña activa contra el desalojo y la represión”. No es la primera vez que el PTS se desliza al campo frentepopulista de las declaraciones embellecedoras de peronistas y burócratas. La teoría del “embrete” es el abrazo del oso y una estocada por la espalda al Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo y al Frente de Izquierda.

Plan de lucha por las paritarias y en defensa del trabajo

Después de la “ronda paritaria”, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) impostó firmeza para reclamar un “aumento que supere a la inflación”. Estamos ante otro bolazo. El gobierno dibuja la inflación como dibuja la desocupación, en términos reales del 30%, pero además el salario inicial docente tiene como punto de partida un sueldo de 31.000 pesos, muy lejos del costo de la canasta básica de 45.000 pesos y familiar que roza los 80.000. Baradel y el FUDB se acoplan a la “amansadora” del gobierno de Kicillof, que quiere el gancho explícito de las direcciones sindicales a una suma fija de miseria y en cuotas que puede quedar –incluso- reducida a una franja de la docencia. Desde Tribuna Docente del Partido Obrero llamamos a impulsar las acciones multicolor, las autoconvocatorias docentes, las asambleas y los cuerpos de delegados para unificar en un gran movimiento de lucha en común con todos los estatales y trabajadores de salud un aumento salarial no inferior al 40%. Exigimos un salario de garantía para todos los docentes desocupados y subocupados, la reapertura, continuidad y aumento del monto del Piedas sin contraprestación laboral. No al protocolo trucho de Trotta. Defendamos la salud de los trabajadores docentes y de la comunidad educativa ¡Todos al Plenario Provincial Multicolor del 8 de octubre!

También te puede interesar:

Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.
Un operativo policial embiste contra la recuperación de tierras desde la mañana.
Se presentaron los resultados del censo en las tierras.
Pongamos en pie una gran campaña contra la avanzada represiva del municipio.