14/01/2021
PARITARIAS

Los gremios ferroviarios entregan el salario y la salud de los trabajadores

Los gremios ferroviarios han firmado un acuerdo salarial del 18%, que recién se convierte en remunerativo en abril del 2021. En los tres primeros meses de este año, se cobrará como suma no remunerativa, por única vez en cada caso, el 10% en enero, 14% en febrero y 18% en marzo. A esto se suman los 4 mil pesos que se cobraban a cuenta de futuros aumentos que se convierten en «adicional remunerativo 2020» y elevan a 24%, aproximadamente, el aumento en las categorías iniciales, cuando la inflación anual supera el 35%.

Peor aún. A pesar de que el acuerdo corresponde al 2020, no contempla el pago retroactivo al inicio del período comprendido (marzo 2020). Lo mismo había sucedido con el cierre de la paritaria 2019. En su lugar, será abonado un «reajuste paritario extraordinario», por única vez, de entre 4 y 7 mil pesos, de acuerdo con las escalas.

Este acuerdo sigue la línea de la inmensa mayoría de los sindicatos de la CGT y de ambas CTA, que han firmado convenios a la baja con la excusa de la crisis económica agravada por la pandemia. Sin embargo, esto no impidió profusos subsidios a las empresas, como los que el gobierno les concedió a Camargo Correa en Ferrosur, a Roggio en Metrovías y al grupo Romero en Ferrovías.

Es decir que, en plena pandemia, el gobierno sigue el libreto del FMI, destina los mayores recursos al pago de la deuda al capital financiero y al subsidio de las patronales mientras descarga la crisis contra los trabajadores.

La parálisis y entrega salarial de los gremios ferroviarios se contrapone con el acuerdo alcanzado por el Sutna del 37% empardando a la inflación, y de los aceiteros que con huelga y piquete durante 21 días alcanzaron un 35%.

Pandemia

Los ferroviarios estuvimos expuestos al contagio durante toda la cuarentena para garantizar que los demás trabajadores esenciales puedan llegar a sus lugares de trabajo. Pero el gobierno no aseguró protocolos sanitarios bajo control obrero ni en las concesionarias ni en la estatal Trenes Argentinos; mucho menos en las empresas tercerizadas del ferrocarril. La consecuencia fueron varios compañeros fallecidos y más de 800 contagios entre los ferroviarios.
Ahora, en medio de un rebrote de contagios, Trenes Argentinos exige retornar al trabajo a compañeros de los grupos de riesgo, mientras la cantidad de pasajeros en los trenes no deja de crecer y viajar en el transporte público es casi igual a hacerlo antes de la pandemia.

En esta terrible situación, con el sueldo real rebajado y con trabajadoras y trabajadores de riesgo de vuelta, el gobierno habilita que las Art se desentiendan de la cobertura de la pandemia y se niega a devolver los fondos adeudados a la Obra Social Ferroviaria. Se adivina la intención de que todo el costo de la atención por la enfermedad recaiga en los aportes de los trabajadores.

El sindicato La Fraternidad realizó una medida de fuerza exclusivamente por el robo a la caja de la Obra Social, sin convocar asambleas y sin al menos mencionar la rebaja salarial del sector. La Unión Ferroviaria, Señaleros y Apdfa no han movido un dedo. Son los responsables de que sufriéramos este año la peor pérdida salarial en décadas y sin resistencia alguna.

Por una intervención de los trabajadores

Es más que urgente impulsar asambleas en todos los sectores para repudiar el acuerdo firmado y exigir el retroactivo salarial. ¡No es menos urgente votar comisiones obreras de Seguridad e Higiene, para cuidar nuestra salud y nuestra seguridad y las de los usuarios!

Exigimos a los gremios ferroviarios la convocatoria de asambleas en cada seccional para pelear por un salario inicial igual a la canasta familiar, el cumplimiento de protocolos Covid-19 elaborados por los trabajadores y la cobertura amplia e irrestricta de la ART, la devolución de los aportes a Osfe y la permanencia de las y los trabajadores de riesgo en sus hogares hasta que haya vacunación para toda la población frente a la pandemia.

También te puede interesar:

Rosa Lucero se encuentra internada por Covid luego de que le negaran una licencia.
La patronal festeja la conciliación obligatoria dictaminada por el Estado. Las direcciones de la burocracia sindical siguen sin convocar al paro general.
Uatre, Soefrnyn y Stihmpra se vuelven a reunir este lunes a las 15 hs con la CAFI y el Estado por la paritaria de cosecha, mientras avanza la pobreza, el desempleo, la precarización y la trata de personas en el sector obrero frutícola.
La segunda ola ya llegó, gracias a la desidia patronal.
Las burocracias frutícolas siguen sin convocar a un general paro por el salario y la zona desfavorable.